Inicio Bernardo Elenes Habas Se hace camino al andar.-

Se hace camino al andar.-

462
0
Bernardo Elenes Habas

Se hace camino al andar.- Más allá de los odios políticos y la división que prevalece, un grupo de cajemenses desde Unidad Revolucionaria Cajeme (URS), viene realizando, los fines de semana, una labor social callada en colonias populares.

Bernardo Elenes Habas

(Un abrazo solidario a mis amigos Alberto Flores Chong y Lourdes Portela, ante el lamentable fallecimiento de su joven hija Brianna, quien murió en Querétaro donde estudiaba. Que Dios abra el camino de la fe y la resignación para ellos).

urs labor social 3

Labor callada y noble, realiza un puñado de priístas de Cajeme, quienes tienen cierto que su partido debe tener alma y demostrar siempre, por encima del pragmatismo político, su calidad de herramienta de servicio público.

Desde la organización Unidad Revolucionaria Cajeme (URS), que coordina Abel Morales Fierro (hijo de mi gran amigo ya finado, Abel Morales Machado, fotógrafo de prensa singular, con quien compartí años de trabajo y kilómetros de andanzas reporteriles en Diario del Yaqui), militante que demuestra su sentido de pertenencia partidista y lealtad a los documentos básicos de su instituto.

Abel Morales, Anabel Acosta y el regidor Emeterio Ochoa Bazúa, al lado de otras personas, han dedicado los fines de semana a visitar instituciones de asistencia social y colonias populares cuyas familias resienten el abandono, llevando servicios y satisfactores esenciales, además de la convivencia con quienes anhelan horizontes positivos para sus hijos, luchando contra ambientes enrarecidos por un tejido social lastimado.

Así, a finales de año y principios del actual, han visitado el centro de rehabilitación CREAD, donde se atiende y se trabaja para que jóvenes y adultos que han caído en el pantano de las drogas, superen ese infierno y reencuentren caminos positivos.

urs labor social

También han llevado su granito de luz e interacción social a la colonia Posada del Sol y más recientemente (la semana anterior), al asentamiento Los Presidentes.

Servicios médicos, surtimiento de recetas, corte de pelo, despensas, alimentos calientes, han puesto en las mesas de esas reuniones, donde también se brindan pláticas de motivación que impele a las personas a fortalecer su autoestima, a valorar sus capacidades humanas y su espíritu de superación, esencialmente en los jóvenes para que no abandonen sus estudios, no caigan en conductas antisociales y construyan con decisión los puentes que los conduzca a nuevos niveles de vida, junto con sus familias.

Es preciso reconocer este tipo de labor que se realiza con el esfuerzo de ciudadanos con sensibilidad social y humana, construyendo los puentes de la solidaridad con humildad, caminando, compartiendo el pan y la sal, cuando parece que el odio y la división van ganando la batalla en ambientes enrarecidos.

¿Cómo no alentarlos a que continúen su trabajo, por la comunidad donde están sus raíces?

Le saludo, lector.