Inicio Bernardo Elenes Habas ¿Serán elecciones diferentes, las del 2021?.-

¿Serán elecciones diferentes, las del 2021?.-

55
0
Bernardo Elenes Habas

¿Serán elecciones diferentes, las del 2021?.- La pandemia y su estela de crisis económica, están generando las condiciones objetivas y subjetivas para que la ciudadanía construya un nuevo amanecer en política.

Bernardo Elenes Habas

La clase política tendrá que comprender que los tiempos actuales, con sus angustias indecibles por la pandemia que destruye vidas y estructuras económicas, marcarán cambios profundos en los procesos electorales del 2021.

Se presiente, ahora, que ya no obedecerá esa actividad cívica encaminada a designar autoridades, a los usos y costumbres que han prevalecido largamente.

Es decir, se avizora que la forma ya no será el fondo, como se presumía y se practicaba en los hechos, con el obligado axioma de don Jesús Reyes Heroles, aquel legendario filósofo social, cuya sentencia se traducía con seis palabras: “en política, lo que parece es”.

Cada día queda más claro que no serán los partidos, sus siglas y colores. No serán los grupos poderosos impulsando a sus prohombres. No serán los apellidos ilustres que se repiten en la historia política de las comunidades, grabando en piedra sus biografías con la detentación de numerosos cargos públicos. No serán ellos quienes sigan marcando el principio y fin de las elecciones. No.

Serán, ahora, las personas. Su huella humana, su trazado social. La forma en que conectan con la gente y sus comunidades, responsablemente. Humanamente. Socialmente.

Serán aquellos que muestren humildad sincera, ganándose el respeto y la confianza, no adquiriéndola por dádivas y huecos compromisos, o mostrando falsas valentías para sobresalir, atacando a quien se le ponga enfrente, en un afán por demostrar que ellos si saben hacer bien las cosas y son superiores, porque losavala su pedestal de triunfos económicos y políticos.

Esa nueva visión que germina en la conciencia de la ciudadanía, quien es la verdadera propietaria de los votos, permite sopesar que el listado de aspirantes a la alcaldía de Cajeme, por ejemplo, no es la tabla plana que se maneja con los pocos nombres de quienes han mostrado su interés por relevar a Sergio Pablo Mariscal Alvarado en el trienio 2021-2024, sino que, habría que agregarle otros nombres, como ya se está haciendo con el de la señora Margarita Vélez de Mariscal, Rosendo Arrayales, María del Rosario Oroz Ibarra, Leticia Burgos Ochoa, Brenda Jaime Montoya, Regino Angulo Rodríguez, Martha Luz Parada, Armando Alcalá, Fructuoso Méndez, Abraham Montijo, Jesús Félix Holguín, Miguel Ángel Murillo, Teodoro Bojórquez, Antonio Alvídrez, Adrián Manjarrez, Omar Serna, Juan Leyva, Carlos Castro Franco, entre muchos ciudadanos con capacidades probadas, y esencialmente, con vocación de servicio.

Claro que ellos tendrían que utilizar la plataforma de algún partido o transitar el difícil carril de los independientes, para ser incluidos legalmente en la competencia.

Pero, precisamente los institutos políticos, sus dirigentes, tienen en sus manos la alternativa de aceptar a alguien con luz propia, identificado con la ciudadanía, que sería la que deberá elegirlo en un proceso interno, y desde esa definición de conciencia, llevarlo al triunfo.

Se avizoran nuevos tiempos en contiendas electorales, donde se prevé que la ciudadanía vote por el candidato o candidata que le dicte su conciencia, más allá del oropel de la mercadología, de los discursos sin raíces, de las encuestas por encargo que, supuestamente, muestran a los mejores.

Si los cajemenses se deciden a construir y defender sus principios democráticos, podrían definir así, su verdadero nuevo amanecer.

Le saludo, lector.