Inicio Bernardo Elenes Habas Tiene fortaleza en Cajeme, El Borrego.-

Tiene fortaleza en Cajeme, El Borrego.-

1
0

Tiene fortaleza en Cajeme, El Borrego.- De entrada demostró que rebasa, con mucho, a Ricardo Bours.- Sin embargo, requiere legitimar su posible candidatura sin forzar el “dedazo”, aceptando medirse con Rogelio, Natalia, Miguel Ernesto, como propuso El Pato

Bernardo Elenes Habas

Los tambores de guerra comenzaron a escucharse en Sonora.

Precisamente desde el corazón del Valle del Yaqui.

Ernesto Gándara aspirante

Y no fue Ricardo Bours, oriundo del solar, quien los hizo sonar, pues pese a sus intentos, la leve hoguera de su pretendida candidatura independiente, no tiene viento que la avive y la convierta en llamarada.

Fue Ernesto Gándara Camou, proveniente del norte de la entidad, quien les puso tono y ritmo de combate a los kubaje (tambores), a la usanza de los Guerreros-Coyote yoremes.

Aunque Ernesto se empeñe en señalar que no tiene prisa en acelerar los relojes hacia el 2021, es evidente que está en marcha con ese propósito y no circunstancialmente, sino dándole vida a un proyecto cuidadosamente diseñado en sus tiempos, formas y fondos. Se comprobó ayer en Cajeme, con una visita que sirvió para demostrar, al menos, dos premisas importantes.

1.- Que en los prolegómenos por la candidatura hacia el 2021, está por encima de Ricardo Bours. No parejo, no cercano, sino rebasándolo con mucho.

2.- Que posee a su favor parte de la estructura de su partido, el PRI, más la suma de elementos de la sociedad civil, lo que le confiere notoriedad y lo vuelve elemento clave ante su instituto político.

Ricardo Bours C. aspirante

Por supuesto que Cajeme y el sur de Sonora se constituyen en uno de los bastiones más importantes para encauzar candidaturas y sacarlas adelante, como sucedió en 2015 con Claudia Pavlovich Arellano. Pero no es definitivo el paso de Gándara Camou por la región, para reconocer que no hay nadie mejor que él, porque se carece de referentes que lo midan ante otros aspirantes del PRI,  incluyendo a aquellos que son de la región.

Ahora, sólo y circunstancialmente se evaluó ante un ex priísta, que aspira también ser candidato.

Pero no hay que olvidar que hace algunas semanas el dirigente estatal de su partido, Ernesto de Lucas Hopkins, destapó a tres personajes más que hacen ruido en las entrañas del tricolor, y que se constituiría su inclusión en una plataforma que legitime la democracia electiva de un instituto al que le urge ese principio, para colocarse sin rechazos en la conciencia del electorado. Se trata de Rogelio Díaz Brown, Natalia Rivera Grijalva, Miguel Ernesto Pompa Corella.

Sería interesante ver el comportamiento de priístas y no priístas en el sur de la entidad, en actos de precampaña de estos pretensos.

SONY DSC

Y es que, al PRI, lo ha hundido irremediablemente, la tradición del “dedazo” nefasto, y esa sombra ominosa únicamente podría ser borrada por quien la detectó y denunció tradicionalmente desde décadas: el mismo pueblo.

De ahí la importancia de abrir un proceso pre-electoral para que sean los sonorenses del sur, norte, centro, sierra, valles, costas, quienes legitimen a quien desean que lleve sus banderas en las manos, en el discurso y en sus proyectos, porque los tiempos indican que Sonora ha dejado de pertenecer a los  políticos, a los partidos, a los grupos, para que sea la sensibilidad, la inteligencia, la experiencia viva de los ciudadanos la que determine el tipo de gobierno y a quién quieren en la sede de Comonfort y Paliza, durante 2021-2027.

Por supuesto, sin menospreciar a la oposición con las alternativas de Alfonso Durazo, Ana Gabriela Guevara, María Dolores del Río, Antonio Astiazarán Gutiérrez.

Sin duda que hay tiempo para tirar cohetes, y tiempo para juntar las varas.

Le saludo, lector.