Inicio Dr. Cesar Alvarez Pacheco Como tapar baches con sopa instantánea.

Como tapar baches con sopa instantánea.

1
0

El tratamiento de la leucemia infantil constituye uno de los mayores éxitos en la historia de la medicina. Los índices de supervivencia infantiles han mejorado, en las últimas décadas, hasta alcanzar tasas de curación del 80%. Claro que esto no sería posible sin la intervención de una detección temprana por parte de los médicos y de un tratamiento correcto y oportuno. ¿Qué sucedería si no se tuviera estos medicamentos? 

En días pasados un grupo de padres de familia que exigía tratamiento para sus hijos con cáncer, bloquearon el acceso principal de la Terminal 1 del Aeropuerto de la Ciudad de México como presión ante el desabasto de medicamentos que siempre es un dolor de cabeza en cualquier hospital. Los manifestantes denunciaron que desde hace mes y medio no hay en los hospitales medicinas para las radioterapias, con lo que los pacientes tienen que retrasar el tratamiento contra el cáncer. Aunque todos sabemos que es básico contar con un tratamiento oportuno ya que por eso se han realizado campañas de acudir al médico para iniciar un tratamiento de manera temprana para poder así obtener mayores beneficios y éxito para enfermedades tan graves como lo es el cáncer. Pero ¿Qué sucede cuando existe una contradicción? Es decir, por un lado nos invitan a checarnos para un diagnóstico temprano y tratamiento oportuno, pero por otro lado al momento del diagnóstico no se puede otorgar el tratamiento adecuado y no puede ser oportuno (¿?) por falta del mismo. El metotrexato se describió como medicamento en 1946 y fue usado por primera vez en el tratamiento de una enfermedad humana en 1948. Ha sido el agente terapéutico más utilizado en la modificación del curso de enfermedades inflamatorias crónicas, tanto articulares como intestinales en los últimos 20 años. Es usado inicialmente como agente quimioterápico en las neoplasias hematológicas (principalmente leucemias). Posteriormente empezó a utilizarse con buenos resultados por su efecto inmunomodulador y antiinflamatorio en el tratamiento de la psoriasis, la artritis reumatoide y la enfermedad inflamatoria intestinal. De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, el metotrexato impide que las células usen el ácido fólico para elaborar el ADN y retrasa el crecimiento de células cancerosas. Además, disminuye la respuesta inmunitaria del cuerpo. La falta de insumos médicos provocó, de nueva cuenta, el descontento y la protesta por parte de padres de niños que padecen cáncer. Estos hechos ocurren días después de que familias protestaran el pasado 23 de agosto en los cruceros cercanos al Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE, por esta misma causa. A la par de estas protestas, se han compartido en redes sociales los testimonios los niños con este padecimiento y de sus padres, quienes exigen el abasto de medicamentos. 

No es la primera vez en los nueve meses de administración federal que familiares y personas con alguna enfermedad se manifiestan por la falta de medicinas. El pasado 13 de junio, un grupo de personas con VIH bloqueó Avenida Insurgentes frente al ISSSTE para reclamar por la carencia de antirretrovirales. La Secretaría de Salud informó, a través de un comunicado, que se solicitó el apoyo del IMSS, para cubrir las necesidades de metotrexato, en tanto la empresa distribuidora cumple con la entrega al hospital. Mientras que el secretario de Salud dijo que «si no se da una dosis, puede esperarse unos días, no hay ninguna urgencia. Ésta es opinión técnica médica, metotrexato tiene su función es un medicamento que se requiere, que ayuda al tratamiento central de cierto tipo de cáncer, pero se puede sustituir por otro». Durísima declaración e irresponsable. El Hospital Infantil de México recibirá frascos de medicamento que le prestó el IMSS en lo que se regulariza la situación. No se ha definido si es donación o se tendrá que reponer más adelante, son necesidades de alrededor 600 frascos de 500  miligramos de medicamento, así como 400 frascos más de 50 miligramos en dosis únicas. De tal manera que con los frascos que les proporcionó el IMSS, tendrán resuelta la situación las próximas dos semanas, para atender a 300 pacientes. Definitivamente no se puede estar tranquilo con situaciones de esta naturaleza, retrasar tratamiento de padecimientos como el cáncer por falta de insumos es algo serio y que no puede esperar. ¿Tendrán los funcionarios algún paciente con un diagnostico así? ¿Tendrán ISSSTE? ¿Cuántas ocasiones habrán acudido? Por lo pronto se subsanaron estas necesidades solo por dos semanas y de una manera tan burda, que es como: “Tapar un bache con sopa instantánea”.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora.