Inicio Gilberto “el mensajero” Armenta La perversidad del presupuesto, la intención

La perversidad del presupuesto, la intención

1
0

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

La perversidad del presupuesto, la intención

No son los motivos perversos los que llevan a una conducta perversa, sino todo lo contrario: la conducta perversa, con el tiempo, genera motivaciones perversas

Guy Kawasaki

La glosa del presupuesto federal para México habla de fortalecer la recaudación, de castigar a los evasores fiscales, de impulsar nuevos impuestos a plataformas digitales, también de temas fiscales con orientación social o de apoyos a los más vulnerables, incluye varios programas culturales, pero solo para ciertos estados, y sin retórica explica los cinco programas sociales prioritarios para el gobierno de la 4T. Los cinco, con evidente sesgo y ganancia electoral.

No habla de infraestructura, seguridad, salud, educacion, deporte, generación de empleos, proyectos que impulsen la economía, apoyos a estados o municipios, ni de ningún otro en el que sea prioritario el desarrollo de México en lo general.

Por eso es por lo que se entiende que no habrá presupuesto en Sonora para obras como carreteras y reconstrucción de vialidades, o para asuntos urgentes y de alta sensibilidad como construcción de hospitales públicos. Tampoco habla de como se fortalecerá la seguridad publica y estatal, o de la construcción de nuevas universidades.
No se incluyen programas para incentivar la inversión nacional o extranjera con la consecuente generación de empleos, solo por citar algunas ausencias.

Por eso la incertidumbre de gobiernos y de partidos de oposición ante el accionar de Morena que parece olvidarse de la confederación de estados que representa, para pasar a una peligrosa centralización del gasto público.

¿Cuál es la intención de todo esto? Muy sencillo, mire usted: poner de rodillas a los estados y sus municipios. 

Asi, de rodillas, deberán aceptar las condiciones que se les impongan para obtener migajas presupuestales para sacar adelante los mas elementales servicios entre sus gobernados, mientras el gobierno federal conquista galardones electorales entregando pensiones a los adultos mayores, becas a estudiantes y apoyos a “ninis”, donando árboles para sembrar y fortaleciendo usos y costumbres en comunidades marginadas.

Y es ahí donde aplica la perversidad de un presupuesto morenista bajo la premisa presidencial de “primero los pobres”, que obligara a Sonora, por ejemplo, que necesita mucho más que becas, pensiones y apoyos sociales, a negociar todo lo que se ocupe, para finalmente conformarse con lo que la federación le quiera ceder, y bajo las reglas operativas que pueda imponerle.

Además, y más perverso aún, es someter a obligado ayuno a un pujante estado, para luego, en año abiertamente electoral, abrirle la llave de la abundancia para hacer creer al sonorense que el gobierno federal si es bueno, y si es sabio, y que se debe volver a votar por el partido que lo representa.

Por eso en el Congreso del Estado ya se dio el primer indicio en ese sentido, en el de intentar someter el gobierno estatal de Sonora en el tema presupuestal, y es que Morena, el PT y el PES, acompañados de MC, PAN , y Verde Ecologista, se unieron para presentar una iniciativa que modifique la ley del presupuesto de egresos y gasto público estatal, para que la Secretaría de Hacienda entregue los estudios de impacto financiero de las iniciativas presentadas con anterioridad.

Aquí lo relevante es la conjunción de fuerzas partidistas, que le pasan por encima al PRI y PANAL, enviando el mensaje de que la discusión de la cuenta pública y del paquete financiero para 2020, puede estar en manos de la oposición al gobierno estatal. La iniciativa en cuestión se turnó a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, donde podría dormir el sueño de los justos, y en el caso de que sea aprobada en votación, luego se necesitara que 36 Ayuntamiento la aprueben, y esa mayoría no la tienen ni Morena ni sus aliados juntos.

En descargo a esa intención, está la voluntad de los alcaldes de la ya inexistente coalición, y que representan a los municipios mas grandes de Sonora, los más importantes, pero al mismo tiempo, los que experimentan problemáticas sociales y administrativas cual intensos dolores de parto,

Santos Gonzales de SLRC, Librado Macías de Caborca, Jesus Pujol de Nogales, Alfonso Montaño de Agua Prieta, Célida López de Hermosillo, Sara Valle de Guaymas, Miguel Genesta de Empalme, Sergio Mariscales de Cajeme y Rosario Quintero de Navojoa tienen el cascabel en la mano para ponerlo sobre el lomo del gato de la 4T, porque sus municipios están al borde de una quiebra administrativa, rescatable solo por un amplío presupuesto federal.

Así las cosas, la perversidad de un presupuesto federal ideado para doblegar a Sonora – y al resto de los estados – a las exigencias en las políticas publicas del gobierno federal, podría encontrar el antídoto en sus iguales, que deberán escoger entre perder capital electoral local y exigir más a Morena y su gobierno, o perderlo igual sin defender a sus gobernados, que votaron por un cambio que, desafortunadamente para todos, no empieza por presentarse.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 y en todas las redes como MensajeroRed