Inicio Gaspar Navarro Ruiz Los LeBaron no quieren que les den “atole con el dedo”

Los LeBaron no quieren que les den “atole con el dedo”

1
0

EXPRESIONES

GASPAR NAVARRO

Los LeBaron no quieren que les den “atole con el dedo”

Los patriarcas de la familia LeBaron organizaron una manifestación en la Ciudad de México en el mero día del primer aniversario del gobierno y AMLOFest de López Obrador, para exigir justicia y que el gobierno federal no les den “atole con el dedo” en la investigación.

La Fiscalía General de la República atrajo el pasado 26 de Noviembre la investigación del caso de la narco masacre del 4 de noviembre de 3 mujeres y 6 niños mormones en Bavispe, y aseguran que el pasado 1 de diciembre detuvieron con apoyo logístico del FBI y otras autoridades a tres supuestos sicarios involucrados, y hasta a un supuesto jefe del cártel chihuahuense, sin dar a conocer la identidad de los acusados.

 Luego de la marcha dominical en la Ciudad de México y su presentación en programas de radio para exigir justicia y justificar la solicitud al gobierno de Estados Unidos para que considere como terroristas a los narcotraficantes de México, los representantes del Clan LeBaron se entrevistaron con el presidente López Obrador, y solo declaró al salir del evento Adrián LeBarón que estaban satisfechos por la reunión, y que no podían dar detalles de la investigación que le mostraron en Palacio Nacional y aseguró que “no les dieron atole con el dedo”.

Antes de entrar a la reunión, el activista Julián LeBaron había declarado que los mexicanos deben de estar unidos para detener las mascares que se registran en el País, pues aseguró que la estrategia de seguridad de López Obrador no estaba funcionando.

El patriarca de las familias mormonas agraviadas en Bavispe, ha sido objeto de un linchamiento en redes sociales con una campaña de odio luego de que solicitaron al presidente de Estados Unidos Donald Trump su intervención para que considere terroristas a quienes realizan masacres como las de sus nueve familiares en Bavispe, ante lo cual el presidente gringo respondió que intervendría para limpiar de narco terroristas a México.

López Obrador respondió que rechazaban la intervención de Estados Unidos y que México es un país libre y soberano. El Canciller Marcelo Ebrard informó de una próxima reunión con autoridades estadounidenses para ratificar la no intervención.

Hasta ahora sabemos que imperó la cordura en el gobierno federal al atraer la Fiscalía federal la investigación del narco asesinato de nueve personas de doble nacionalidad en Bavispe, caso que desde el mismo día de la masacre había delegado al gobierno estatal, concretamente a la Fiscalía General de Justicia del Estado a cargo de Claudia Indira Contreras Córdova, quien por cierto por instrucciones de la gobernadora Claudia Pavlovich solicitó la intervención del FBI a la Embajada de EU y al gobierno mexicano.

La fiscalía estatal con la responsabilidad de la investigación envió a los peritos y agentes a Bavispe para iniciar la investigación en coordinación con medio centenar de agentes del FBI, de cuyos informes y avances daba parte a la fiscalía federal.

Fue el mismo fiscal federal Alejandro Gertz Manero, quien hasta este lunes informó que el gobierno federal ya se hizo cargo de la investigación de la masacre de mormones en Bavispe.

“Desde el pasado 8 de noviembre, la FGR obtuvo de la Fiscalía del Estado de Sonora, un desglose de las investigaciones de los homicidios que, por ministerio de la ley, son originalmente del fuero común. Posteriormente, el pasado 26 de noviembre, con objeto de concentrar todas las investigaciones y cumplimentar las diligencias que no se han realizado en el fuero común, la FGR atrajo, de la competencia de las autoridades de Sonora, las diligencias respecto al homicidio”, detalló el fiscal Gertz Manero.

Al atraer la investigación la fiscalía federal del Caso LeBaron, le quita una enorme carga a la fiscalía estatal en esta masacre que es de impacto internacional. Y no es que la fiscalía estatal no pueda con el paquete, sino que el gobierno federal cuenta con mayores recursos técnicos, humanos y financieros para ahondar en la investigación en Sonora y Chihuahua.

En toda esta tragedia, hay que destacar que el pasado fin de semana la familia LeBaron agradeció de manera pública que la gobernadora Pavlovich haya acudido a los funerales a darles el pésame, y que se haya comprometido con ir a fondo en la investigación de la masacre. La familia mormona declaró que en cambio, el gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral, no asistió al funeral ni les dio el pésame, a pesar que las víctimas y sus familiares viven también en la región chihuahuense.

A un mes de la tragedia en Bavispe, ya es hora de que la Fiscalía General de la República informe de manera confiable y fidedigna sobre los detenidos y su supuesta implicación en el asesinato de los nueve familiares de los LeBaron-Langford, esperando que no salgan con la versión inicial de que fue una confusión, y que fueron baleados en un fuego cruzado entre grupos de narcos, porque fueron tres camionetas baleadas en diversos horarios ese mismo sangriento lunes 4 de noviembre.

Entre más pase el tiempo, menos se creerá la versión oficial, y quedará la duda de un posible montaje, y de la creación de “chivos expiatorios” para bajar la tensión de la problemática internacional. Y esa versión oficial, tendrá que ser avalada por el FBI, y creo que ahí es donde “la cochi torció el rabo”.

MAS DE 15 MIL DAMNIFICADOS POR LLUVIAS EN SONORA

Más de 15 mil personas damnificadas y daños materiales incalculables dejaron las intensas lluvias del pasado fin de semana en Sonora, dejando incomunicados a varias comunidades sierreñas.

La gobernadora Pavlovich informó que las cifras preliminares son de 15 mil personas afectadas por las precipitaciones pluviales atípicas en la entidad, y en cuanto a los daños materiales dijo que están en proceso de integración de las familias, carreteras y escuelas afectadas.

La gobernadora Pavlovich solicitó al gobierno federal que se declare a Sonora en Estado de Emergencia en los 72 municipios para que apoye a los damnificados que en algunos casos lo perdieron todo al ser inundadas sus propiedades por las crecidas de los ríos Sonora, Bacanuchi, Bacoachi, San Miguel, Moctezuma y Bavispe.

Los daños en municipios de la sierra, centro y sur son incalculables al afectarse viviendas, predios ganaderos y agrícolas, pozos de agua, infraestructura urbana, carreteras, etc.

El DIF estatal y los DIF municipales apoyan con despensas y agua a las familias damnificadas, pero considero que una vez que se analicen los daños en cada municipio afectado por las lluvias, se tendrá una estrategia de apoyo general de los tres gobiernos a las familias afectadas en lo que sería el peor desastre natural en Sonora.

Y en esto de la ayuda social, la gobernadora Pavlovich puso en marcha este lunes el programa de DIF Sonora, “Abriguemos una Esperanza” con el banderazo de salida a los primeros camiones cargados de cobijas y cobertores.

la mandataria estatal enfatizó que esta ocasión la ayuda tiene que ser doble para las familias sonorenses, debido a los estragos que dejó la segunda tormenta invernal que azotó el estado en pasados días.

“Quiero pedirles a todas y todos ustedes que vayamos y entreguemos esta esperanza, pero no sólo la cobija y las cosas materiales, que realmente les demos un mensaje de aliento a todas esas personas que nos necesitan y son las que más necesitan, creo que es momento como siempre de ser solidarios, de entregar un poco de nuestro tiempo”, afirmó. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)