Inicio Gaspar Navarro Ruiz Pone ejemplo Claudia en medidas anti virus en México

Pone ejemplo Claudia en medidas anti virus en México

1
0

EXPRESIONES

GASPAR NAVARRO

Mientras que el gobierno federal titubea para emprender acciones drásticas contra el Coronavirus en el país al solo suspender clases, la gobernadora Claudia Pavlovich y varios mandatarios ponen el ejemplo con medidas drásticas pero necesarias como casi paralizar la actividad económica y el gobierno, así como destinar recursos financieros y apoyos fiscales a las pequeñas y medianas empresas.

La mandataria sonorense puso en marcha el programa “Quédate en casa”, suspendió clases en nivel básico y universidades una semana antes que lo dispuesto por la SEP, prohibió reuniones masivas, fiestas, antros, cines, gyms, acceso a playas, y ordenó apoyos fiscales a pequeños y medianos empresarios por el paro de labores sanitario, así como facilidades a ciudadanos en la revalidación de placas y recursos por mil 300 millones de pesos para respaldar a empresas contratistas locales.

Por su parte, López Obrador podría anunciar este lunes medidas más enérgicas contra el Coronavirus, pues hasta la fecha solo se ha conformado con paralizar las clases, y falta que ordene el paro de actividades no esenciales, y disponga de medidas fiscales y recursos millonarios para apoyar a empresas afectadas por el cierre de establecimientos tal y como se hace en Sonora y en otras entidades.

La gobernadora Pavlovich en esta primera etapa de apoyos fiscales y financieros, se solidariza con las pequeñas empresas que serán afectadas por la suspensión de actividades para tratar de contener la pandemia mundial, y de la cual Sonora ya registra cuatro casos en Hermosillo (2), Guaymas (1) y Navojoa (1), todos ellos importados por personas que regresaron de Estados Unidos y de Europa.

Otros gobernadores que han aplicado medidas de prevención del virus con campañas de distanciamiento social enviando a trabajadores a sus casas y suspendiendo actividades es Alejandro Murat, en Oaxaca, al destinar 180 millones de pesos para fortalecer la economía, y otras medidas para evitar el cierre de empresas, el despido de trabajadores y el desabasto en tiendas departamentales.

En Jalisco, el gobernador Enrique Alfaro, al igual que el resto de mandatarios suspendió clases y eventos masivos, además de anunciar apoyos fiscales y un fondo de mil millones de pesos para apoyar a las empresas afectadas.

En Hidalgo, se innovó con el levantamiento de un hospital inflable para dar respuesta inmediata a la alerta epidemiológica, además de varias medidas preventivas.

En Yucatán, por igual se cancelaron clases y se instalaron cercos sanitarios en aeropuertos, además de instalar retenes carreteros.

En Zacatecas, se canceló la operación del Teleférico, el Parque Zoológico La Encantada, y el Centro de Ferias y Exposiciones.

Más drásticos en Querétaro, donde el gobernador Francisco Domínguez, ordenó multas a empresas y establecimientos que expongan la salud de las personas, y hagan caso omiso a los llamados y recomendaciones de aplicar la sana distancia y suspensión de eventos y actividades no prioritarias.

En la Ciudad de México, la jefa de gobierno capitalino Claudia Sheinbaum, ordenó la suspensión de actividades en bares, antros, restaurantes, eventos masivos (aunque permitió el concierto Vive Latino con 70 mil personas en el Zócalo), teatros, gimnasios, etc.

Como vemos los gobernadores se están aplicando, destacando la gobernadora Pavlovich al estar a la vanguardia en las fases de contingencia y en los apoyos fiscales a pequeñas y medianas empresas que están en paro, y a ciudadanos, aunque aún faltan más apoyos financieros para respaldar la economía que sufrirá un gran golpe, por el desempleo al cerrar empresas, y sobre todo los trabajadores independientes como taxistas, taqueros, y pequeños emprendedores.

Para este lunes, el presidente López Obrador podría poner en práctica el Plan DN-III con el Ejército Mexicano para reforzar las medidas preventivas y de contingencia, así como evitar actos delincuenciales en tiendas comerciales.

Por increíble que parezca, en Estados Unidos ya hasta vemos en videos a vehículos militares patrullando la Gran Manzana, porque la gente no hace caso en esa y otras entidades a la recomendación de permanecer en casa.

Aquí en Sonora, algunos alcaldes como el de Nacozari, Naco y Caborca implementaron toques de queda a partir de las 20:00 horas hasta las 8:00 horas para que los habitantes permanezcan en sus casas, con excepción de los trabajadores.

En Hermosillo, la alcaldesa Célida López Cárdenas, puso en marcha retenes informativos junto con el secretario de Salud Enrique Clausen Iberri, para concientizar a los hermosillenses de permanecer en casa durante la emergencia sanitaria, además de prohibir los eventos masivos y el acceso a playas, y hasta prohibió los tianguis.

La alcaldesa Célida López, advirtió que los retenes serán de día y noche para difundir el programa entre los automovilistas “En Casa Nada me Pasa”, que tiene como objetivo evitar una propagación masiva del coronavirus en Hermosillo, donde ya se han registrado dos casos positivos la pasada semana.

Y tal como se veía venir, Estados Unidos ordenó el cierre de fronteras con México y Canadá para evitar más contagios de Coronavirus que afecta a la Unión Americana, por lo cual se cerró el acceso a personas no esenciales, y solo se aceptará el cruce para cuestiones comerciales, médicas y militares, por lo que se prohibieron las visitas turísticas o de compras, además que muchos de las grandes plazas comerciales, hoteles y restaurantes ya habían suspendido actividades, y hasta vuelos comerciales desde una semana antes por la contingencia sanitaria. 

La alcaldesa Célida López tuiteó que el cierre de frontera debió de aplicarse a los gringos, porque allá es donde está incontenible el Coronavirus, registrando tan solo en Arizona un centenar de casos con un fallecimiento. Arizona no aguantará el cierre de frontera por largo tiempo, por lo que corre el riesgo de convertirse en un pueblo fantasma al vivir su economía de los ingresos que captan de los gastos de los mexicanos.

Ni modo, tendremos que adaptaron a este nuevo modo de vida de enclaustramiento, por uno o dos meses en que dure la emergencia sanitaria, aunque podría durar más tiempo al no haber hasta el momento una vacuna contra el virus asiático que trastornó al mundo. Que Dios nos agarre confesados. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)