Inicio Gaspar Navarro Ruiz Sonora sigue en rojo por virus y narcoviolencia

Sonora sigue en rojo por virus y narcoviolencia

164
0

CRITICA

GASPAR NAVARRO

Sonora sigue en rojo por virus y narcoviolencia

Aunque el gobierno federal nos ve de color Naranja en el semáforo epidemiológico, en Sonora seguimos en rojo por los numerosos casos positivos de Coronavirus, por lo que se deben de seguir extremando precauciones para evitar contagios y no caer en el falso optimismo que nos pinta el doctor López Gatell de que ya vamos de salida.

Algunas entidades fueron pintadas de color Naranja por López Gatell sin importar las altas cifras de contagiados y de fallecimientos, por lo que los gobernadores de Baja California Sur, Yucatán, Quintana Roo, Guanajuato, Jalisco, Colima, Tamaulipas, Michoacán, Durango, Nuevo León y Tabasco expresaron su rechazo e inconformidad a los criterios de la Secretaría de Salud nacional para definir el nivel de riesgo y harán sus propias reactivaciones económicas.

Y aunque Sonora no entra en el bloque de gobiernos que de manera abierta rechazan las directrices del gobierno federal en el programa contra la pandemia del Covid-19, el secretario de Salud Enrique Clausen Iberri, declaró que Sonora con casi 15 mil casos positivos y mil 450 fallecidos por el virus no es el mejor momento para pasar a Naranja en el semáforo epidemiológico.

Aceptar el color Naranja como entidad que pasa de “Máximo Riesgo” a la de un “Alto Riesgo”, significaría avanzar en la reactivación económica con mayor reapertura de empresas no esenciales, con lo cual se generaría una mayor movilidad lo que significaría más trasmisión del virus asiático.

Por lo anterior, ante el anuncio de López Gatell de que desde este lunes 20 de julio Sonora pasa del semáforo Rojo al Naranja, la gobernadora Claudia Pavlovich en un mensaje dominical en redes sociales exhortó a los sonorenses a tomar con prudencia el Semáforo Naranja, y seguir sin bajar la guardia continuando con los protocolos de alerta máxima.

Como vemos la gobernadora Pavlovich no rechaza el color Naranja ni se rasga las vestiduras como lo han hecho otros mandatarios estatales, sino que permanece en la línea institucional, acatando las directrices del gobierno federal sin caer en la sumisión total porque de hacerlo sería retroceder en lo ya logrado, con la reapertura gradual de negocios en medio del azote de la pandemia.

La gober dijo que no es momento de echar las campanas al vuelo por pasar a semáforo naranja, porque relajarnos y confiarnos retrasaría más el proceso de salida de esta etapa crítica porque la realidad a nuestro alrededor nos dice que todavía hay dolor por pérdida de vidas, que todavía hay elevado número de contagios y que todavía tenemos hospitales en riesgo de saturación.

Bueno, muchos quisieran que la gobernadora Pavlovich fuera de rompe y rasga contra algunas decisiones del gobierno federal, pero siempre actúa con cautela con mucha vagancia política sacando lo mejor para los sonorenses utilizando la política fina, el diálogo y la gestión institucional, y no tumbando puertas o alzando la voz, formas de gobernar que tanto dañaron al Estado en el pasado con mandatarios sonorenses bravucones (Padrés el más reciente), mucho menos ahora que es Vicepresidenta de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), puente clave de interlocución de los gobiernos estatales con el gobierno federal.

Lo sorprendente es la desfachatez con que López Gatell o lo que es lo mismo el gobierno federal manipula cifras y colorea al país según sus conveniencias políticas como en este caso es la pandemia sin tomar en cuenta a los gobiernos estatales para pintar una realidad muy diferente a la que viven en este caso los sonorenses con una pandemia que está muy lejos de ser superada, y en la cual no aporta recursos humanos ni financieros para apoyar a salir del grave problema de salud pública.

Y en el mismo tono estamos en materia de seguridad pública federal, donde el mismo Presidente López Obrador nos pone entre los estados con menor índice de violencia, cuando lo cierto es que la realidad es muy diferente con 86 homicidios dolosos hasta el día último de mayo, destacando en julio el asesinato de una niña de 7 años en Hermosillo y otra menor ejecutada en un ataque armado en Guaymas, y la ostentación impune de los cárteles en varios municipios de la entidad sin que el gobierno federal haga algo contundente para frenar la ola de narco violencia en la entidad. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)