Inicio Hector Alejandro de Anda Cortez Lo que descubre el tiempo y el COVID

Lo que descubre el tiempo y el COVID

55
0

 Alejandro de Anda

LO CLAROConocemos poco de las grandes contribuciones a la vida humana, que significan los mares. 

El efecto de restablecer el CO2 producido por nuestros contaminantes, es una de las razones de estudio de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. 

Los ‘pastos’ que se generan en las costas, manglares, recuperan parte de esos residuos que son vertidos a las aguas.

Sólo Tamaulipas posee al menos 23 mil hectáreas en su costa de manglares que con su ayuda, contribuyen a la captura de carbono y a evitar el calentamiento global. Benéfico, salvador y poco apreciado este pasto marino.

LO OSCURO. Los mejores perfiles, con la preparación adecuada al puesto. Será la constante que prevalezca en la administración pública para contender a los puestos de elección popular. Ni duda cabe.

Es una de las premisas que nos dejará como enseñanza la brutal pandemia que mantiene hincado al mundo.

¿Razones?

Países de gran desarrollo como Alemania, quienes buscan la primera silla municipal en cualquiera que sea el ayuntamiento de ese país, debe contar con un grado de preparación igual a maestría que le permita en su experiencia teórica y práctica solucionar problemas más allá de la basura y los baches.

Hoy en México, al menos el 80% de los municipios (son en total 2 mil 458 en la geografía) se declaran en bancarrota técnica.

Sí, es verdad que el virus dio al traste con las esperanzas de administrar riquezas. 

Pero en voz del representante de todos los municipios, también alcalde del municipio de Huixquilucan y presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes ANAC Enrique Vargas señaló que “debido a los recortes presupuestales de los últimos dos años y a la pandemia, al menos el 80% de los municipios se declaran en bancarrota”.

Y en su cacofonía exacerbada de un uso con abuso del recurso público por parte de la administración federal, los alcaldes sentencian que es obligado el que se destine mayor parte de esos dineros públicos a las arcas municipales, en lugar del 4% que hoy reciben y 16% que es destinado a los estados. Dejando el brutal 80% a ser regentado por el gobierno central.

La quiebra de las dos mil ciudades, obedece por supuesto en primer lugar a ese abyecto error de la dependencia total a las participaciones que les son devueltas y que como ‘botín de bucaneros’ les simboliza el sustento de la gruesa y gorda burocracia.

Sumado al arrastre corrupto de tantas administraciones que han sido cómplices de despilfarros.

Por tal, ciertos estamos que deben acudir a la ayuda de la bolsa de impuestos que no dejan de generarse a pesar de los cierres, con la debida observancia.

Y que en consecuencia, temas tan importantes como es el ejemplo de lo que sucede a quienes medran con los recursos de la nación, sean puestos en la mesa.

Ese será el segundo punto a ver en el corto tiempo como noticias de los gobiernos elegidos por los mexicanos.

El ejemplo de lo que significará el ‘vómito negro’ por parte del ya recluso Emilio Lozoya ex director de la paraestatal PEMEX en el pasado reciente y que dará pormenores de los usos y abusos de los dineros obtenidos para financiar campañas políticas (Odebretch) sirvan de ejemplo a gobiernos locales y entidades en general. Saldrá el nombre de Felipe Calderón… apueste.

Lamentablemente no será la solución a los problemas de las dos mil administraciones municipales en quiebra, pero será una señal contundente de que sólo los más preparados deberían ser quienes administren ciudades. 

La responsabilidad no termina únicamente en el cuidado del voto. 

Y conlleva una responsabilidad el enfrentar una pandemia y sacar adelante el compromiso de la envergadura de una ciudad.

La estela de corrupción del pasado y la incapacidad municipal actual, se notará como el agua que descubre el cauce de los ríos. Ahora, gracias al COVID.

COLOFÓN: La máxima publicidad que hagan del caso Lozoya, servirá en muchos sentidos. Evidenciar que la política en México tenía dueños, pero principalmente para sentar el precedente. Donde ya no querrán jugar a ocupar espacios por el hecho de colores y pertenecías. A quienes gobiernen ciudades, la sociedad les acompañará y juzgará… para que no existan bancarrotas.

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro