Inicio Hector Alejandro de Anda Cortez Se desarrollan o desaparecen

Se desarrollan o desaparecen

51
0

Alejandro de Anda

LO CLAROLa competitividad académica, también es factor de medición en el concierto de la especialización de los estudiantes universitarios.

Hoy las universidades del país aglutinan esfuerzos en pos de lograr egresados de alta preparación para los mercados del mundo.

Desde el Consorcio de Universidades Mexicanas CUMex se ponen de acuerdo en el territorio nacional, para homogenizar programas conjuntos de investigación, intercambio y capacitación entre otros.

Este organismo CUMex aglutina a una gran cantidad de instituciones académicas del país que tienen esa finalidad común de impulso a la alta competitividad.

Recién el rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas toma la vicepresidencia de CUMex durante la segunda sesión ordinaria y las 30 universidades de México, junto con la ANUIES y la SEP se pronuncian por un trabajo coordinado para avanzar en el mejoramiento de la calidad educativa nacional.

LO OSCURO. ¡Qué contrastes!

Estados Unidos maneja en su economía los billetes papel moneda para el intercambio comercial, como todos los países del mundo. 

Detalle curioso, es que su billete de la menor denominación sigue siendo el de un dólar. Equivalente a 19.80 pesos del nuestro.

¿Dónde está lo peculiar? Su edición actual comenzó en 1935, refiriéndonos a la imagen del billete verde que hoy conocemos. Y su denominación e impresión existe desde 1863.

La figura –sin ningún cambio- del billete verde, sigue siendo la misma desde 1963, a pesar de haber pasado por incontables embates económicos y de guerras y hambrunas. Incluso la gran depresión de los ’30.

Fin de la cita histórica.

No mencionaremos que los cambios de régimen político en nuestro país siempre empatan con los cambios a los billetes mexicanos. 

Mejor aún.

El periodista Openhaimer hizo una sabia reflexión que valdría la pena sumarle algunas observaciones y fortalecer las estrategias que nos hagan replantear la dirección de crecimiento que como país requerimos.

El mundo tendrá una tasa de crecimiento económico sostenido de 3.2%, según el Fondo Monetario Internacional.

Las economías asiática (6.2), de la región de África y de medio oriente –acumulado de 3.3%- nos hacen reconocer que América Latina apunta hacia rumbos extraños. 

En la sumatoria, el FMI pronostica 0.6% para los países latinoamericanos. El reciente informe del presidente López Obrador, confirma lo expuesto.

La razón es fundamental.

Los asiáticos principalmente favorecen el crecimiento de la mente-trabajo, por encima de los factores de producción primarios. Por encima de la producción de petróleo o de materias primas, la preparación de sus recursos humanos es factor de crecimiento y competitividad de mercados.

El futuro es más importante para ellos, que el vivir día a día.

Sus billetes no ejemplifican carretas ni héroes que ya no existen más.

Las imágenes de sus monedas de curso estampan ‘educación’ como la simbología a enaltecer.

Más educación, menos “vivir en el pasado”.

Antes que pensar que aquellos mejor preparados deben ocupar los mejores espacios para ayudar en impulsar el desarrollo, la meritocracia política de los países que no creceremos, sostenemos que solo los que tengan la confianza del líder serán los que gobiernen. Estén preparados… o no.

En la generalidad de los países de esta región, es imprescindible reconocer la necesidad de este inminente futuro. O nos preparamos para desarrollarnos, o desaparecemos en el mercado económico mundial.

COLOFÓN: ¡Y todavía tienen el plan de introducir un billete de dos mil pesos! (con la imagen de Rosario Castellanos y Octavio Paz) Cuando con el de mil actual, usted solo tiene un real poder adquisitivo de 662 pesos, según el mismo Banco de México. 

P.D. Con la baja productividad contra el mercado internacional, no habríamos de preocuparnos. No alcanza el salario para tener de esos billetes.

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro