Inicio Rene Gil Gutierrez CONVIVIENDO CON EL ALZHEIMER

CONVIVIENDO CON EL ALZHEIMER

161
0

Han  transcurrido ya 12 años que mi querida esposa contrajo esa destructiva enfermedad del Alzheimer que acaba totalmente la función cerebral del ser humano. Por el gran significado que representa  para la sociedad, comparto mi propia experiencia y la de mi familia 

Para  su mayor entendimiento que  no sean mis palabras sino las de los instruidos en la materia, acudí a  GOOGLE,  para describirles esta incurable  enfermedad. Recomendando estimables lectores, también  lo hagan para su propia  orientación y  no les pase como a nosotros,  la  ignorancia de no saber que esos síntomas que tenía mi esposa no eran por un cambio de vida a sus 78 años, sino  el Alzheimer que ya estaba anidado en su humanidad.  Teniendo que pasar casi dos años a través del diagnóstico médico, para  conocer la realidad  

El Alzheimer es una enfermedad que genera un deterioro cognitivo importante, caracterizado por la pérdida de memoria, alteraciones en el lenguaje, pérdida del sentido de la orientación y dificultades para la planificación de tareas o la resolución de problemas. Este deterioro suele acompañarse por cambios en la personalidad y el comportamientoLa capacidad de la persona para ser autónoma y llevar a cabo las actividades de la vida diaria va apagándose, de modo que en las fases más avanzadas necesitará ayuda y cuidados durante la mayor parte del día”.

Una vez diagnosticado el mal resignadamente aceptamos el futuro que nos  deparaba tanto a ella como a nuestra familia.  Una enfermedad incurable que iría destruyendo poco a poco su mente. No teniendo más opción que cuidarla, conforme avanzaría su mal.  El mismo médico nos dio la información  sobre  la existencia de La Estancia Alzheimer, un lugar en la ciudad donde cuidaban ese tipo de enfermos y podían ampliar más la información relativa y sus servicios para cuidarlos durante el día.

Ahí acudimos. Proporcionándonos más información, así como  literatura propia y sus  servicios, lo mismo los cuidados y las forma de hacerlo en casa.  Ofreciéndonos  sus servicios que por falta de decisión en esos momentos, equivocadamente no aceptamos, pensando que mejor lo haríamos en casa.  Tuvieron que transcurrir varios meses de  esa  pesada experiencia, para decidirnos que La Estancia era el mejor lugar para compartir con ellos esos  cuidados.

Aprovecho la ocasión para realzar el gran  prestigio que  en nuestra ciudad y en la misma región tiene La Estancia local. Lamentablemente su cupo está limitado solo a 32 pacientes, cuando en nuestra ciudad, conforme estadísticas, significa un gran número los que la poseen, que lamentablemente, a falta de cupo,  no pueden atender, pero si orientar a las familias que también,  como nosotros,  acudimos a su auxilio. 

Su generosidad, dedicación, conocimientos, profesionalismo y una larga estela de admirables cualidades de sus directivos y su personal, es su mejor  identificación. Y para resaltar más su  prestigio,  también lo tiene  a nivel nacional, adherida a la Asociación Nacional,  que a pesar de la cifra estimada de 800,000 de enfermos que existen en el país, solo  existen  no más de 15 de esos lugares con  ese mismo espíritu de servicio y de ayuda a las familias, para hacer más liviana y llevadero el entorno del paciente inscrito.  Ahora por los motivos del CORONAVIRUS, temporalmente se encuentra cerrada, regresando  nuevamente a nuestra anterior rutina  de cuidarla en casa mientras pase todo esto. Lo que ahora,  gracias a nuestra  mayor experiencia, más se nos facilita.

Continuando con el tema, amplío la información obtenida en GOOGLE, con datos muy interesantes revelando  la magnitud de este mal y lo que se espera para e futuro. 

Se cree que en todo el mundo hay 46,8 millones de personas que viven con la enfermedad de Alzheimer. En México puede haber 800 mil personas afectadas por la enfermedad cifra que se incrementará debido al envejecimiento de la población. El Alzheimer es la causa más común de demencia, la Organización Mundial de la Salud calcula que entre 60 y 70 por ciento de los casos reportados corresponden a este mal, en el que los factores de riesgo más importantes para presentarlo son obesidad, hipertensión, diabetes mal controlada, tabaquismo, vida sedentaria y tener algún familiar en línea directa, padre o hermano, que la haya padecido

Como apreciarán  es enorme la dimensión que ha  alcanzado el Alz en nuestro país, que seguramente   continuará  aumentando en  un futuro inmediato, por los factores de riesgos que se mencionan. 

Situación muy alarmante en el plano universal,  que los mismos científicos de gran intelecto y prestigio, desparramados por todo el mundo,  desde hace tiempo atrás se encuentran investigando el Alz,  otra más de las enfermedades que buscan sus orígenes, aún sin lograr algún resultado importante.

Recapitulando mi comentario inicialpienso que quizás sean  evitables contraer esos perniciosos  males,  reordenando  y mejorando la calidad de vida. Vale la pena  Intentarlo reiniciando  ese cambio en beneficio de nuestra salud.

Mi inquietud de buscar algún tema  que motivara mi existencia y el tiempo que me sobra,  aterricé en este  que tan cercano lo  tenía. Invitándolos a ilustrarse más sobre esta enfermedad,  aunque solo sea para alimentar su cultura y quizás sirva si se les presenta la misma  sorpresa como la nuestra..

Existe ya bastante literatura relativa al  Alz. El más  cercano es Google, institución ya muy reconocida por todos los que manejamos  computadora. Como también en la misma Estancia cuyo domicilio es: ANDADOR JARDIN OBREGÓN 1107, COLONIA CINCUENTENARIO, al norte de la ciudad. Además pueden darles amplia orientación sobre el particular. 

Así han  transcurrido esos 12 años  de la enfermedad de de mí querida esposa. Conforme  al estado y el nivel de su avance,  ha llegado al último, con total dependencia- Y  en su estado regresivo se  ha convertido en una pequeña niña 

En cuanto a nuestra familia, a pesar de lo que ha representado  sobrellevar este proceso, lo destacable,  después de aquel aterrador momento del diagnóstico de su enfermedad , ha sido  la  sensibilidad adquirida  para atenderla con todo nuestro amor que  la misma Providencia Divina nos ha dado la fortaleza espiritual para  superar esta realidad. Actitud nuestra que sencillamente solo  representa la normalidad  de corresponderle  lo que en su pasado estado  de vida nos dio con mayor abundancia, con TODO SU AMOR.  Además de sus sacrificios físicos y dones materiales y espirituales  como esposa,  madre y ama de casa. 

Finalmente confieso que esta enorme  derrota y lo que nos esperaba en el futuro, con la imposibilidad de  recuperar su salud, en cambio  hemos fortalecido  la unión familiar y nuestra gran fe en  el Señor y el Auxilio Divino de nuestra Madre María Santísima, que siempre han estado y continúan a nuestro lado, para dotarnos  de esa  fuerza espiritual y  energía física,  para seguir cuidando  y amando   a esa hermosa niña en que ahora se ha  convertido nuestra  querida esposa, madre, abuela y bisabuela, cinco generaciones es el notable fruto que con nuestro amor y unidad logramos construir desde el  inicio de nuestra propia historia que aún permanece  latente. 

Termino como siempre expresándoles  a todos ustedes amables lectores y sus familias,  todo nuestro amor 

RENE GIL GURTIERREZ   –   CONSUELO GIL ADAME

      1952  –  2020