Inicio Samuel Valenzuela Campanazo turístico

Campanazo turístico

42
0

Por allá a principios del año pasado, John Dennis, vicepresidente de Cruise Maritime Voyages presentó a la gobernadora Claudia Pavlovich el proyecto de esa empresa naviera para hacer de Puerto Peñasco el único puerto de origen mexicano para rutas de cruceros.

Pues de proyecto a hechos, porque este jueves a eso de las cinco de la tarde zarpa de Puerto Peñasco el buque Astoria que con 500 pasajeros y una tripulación de apoyo de 200 personas, recorrerá durante 11 días siete puertos de los estados de Baja California, Sinaloa y por supuesto Sonora.

No es cualquier cosa este salto cualitativo que da la industria turística de la entidad frente al potencial que representa el Mar de Cortés para el mundo, particularmente para Estados Unidos y no por nada anda caminando como sobre algodones el titular del ramo del gobierno estatal Luis Núñez Noriega, así como el gusto que deben traer los turisteros de Puerto Peñasco y Guaymas.

Claudia Pavlovich

Muy buena la noticia para arrancar un año que luce bastante complicado, el hecho de que se abrirá más al mundo la belleza del Golfo de California mediante la operación de un nicho turístico hasta ahora inexplorado y que prospecta muy buena derrama económico en sus puntos de destino.

Miren, de acuerdo a la publicidad de la empresa naviera, ya están definidos dos recorridos: este jueves 9 y el martes y el otro el 20 de este mes, destacando que el boletaje ya está agotado de acuerdo a una intentona para verificar costos y demás.

El recorrido es de 11 días y el itinerario incluye visitas a Santa Rosalía, Loreto, La Paz, Los Cabos, Mazatlán, Topolobampo, Guaymas y regreso a Puerto Peñasco, y suponemos que al menos pasará más o menos cerca de Bahía de Kino y la Isla del Tiburón.

Muy buena y atractiva jornada de trabajo habremos de cubrir a partir de mañana en Puerto Peñasco, desde donde nos reportan que ya se advierte un buen flujo de cruceristas en actividades previas a embarcarse en el Astoria. 

Luis Núñez Noriega

Mientras tanto alguien nos comentó que corrupción también es cobrar como diputado o diputada y votar a partir de sus ignorancias, en respuesta a nuestra reflexión, respecto a que el voto a favor del presupuesto de ingresos 2020 del gobierno de Sonora, por parte del Grupo Parlamentario de MORENA, no fue a cambio de alguna contraprestación económica.

Por más de dos horas se elucubró respecto a lo ocurrido en la sesión de la 62 Legislatura del 24 de diciembre, en donde como se sabe, la bancada mayoritaria del Congreso del Estado se sumó a la propuesta de la contratación de un crédito de mil 300 millones de pesos, con los que la gobernadora Pavlovich podrá medianamente suplir recortes presupuestales perpetradas por la Federación.

Fue una tormenta de ideas, supuestos y conclusiones respecto a cómo fue que el punto más importante que le tocó hasta ahora definir a la actual legislatura y el más publicitado, así como el más vocingleramente rechazado por MORENA durante semanas y hasta antes del 24 de diciembre, a fin de cuentas fue aprobado, en un contexto de discordancia ejemplar entre los dichos y los hechos.

Valga recordar el ánimo pesimista que se advertía por rumbos del Poder Ejecutivo dada las prospectivas de que la contratación de dicho empréstito no pasara la aduana legislativa, luego de lo que parecía una dogmática oposición de la citada bancada y liderazgos de ese partido político, en el marco de una intención malévola que se sumaría a la marranada de su representación federal, de no meter las manos para defender e impulsar propuestas de inversión y gasto en Sonora por parte del gobierno de la república para este año.

Alejandra López Noriega

Miren, el citado rechazo sólo fue fundamentado con muletillas panfletarias y no era respaldado por posicionamientos con cierta coherencia, distinto a la postura de la bancada del PAN vía su coordinador Gildardo Real, en la que sí se advertía una postura que dejaba abiertos espacios para la negociación, además de que sus integrantes, Alejandra López Noriega y Jesús Eduardo Urbina están muy fogueados en temas legislativos y financieros.

El aparente radicalismo posicional de la bancada del PAN en torno al tema, estirar la liga y aplicar presión en la negociación, seguramente les redituó dividendos en cuanto a la reasignación del gasto público en rubros de su interés y por eso su voto a favor del crédito, al igual que el resto de las bancadas que pudieron lograr similares objetivos frente a un Secretario de Finanzas, Raúl Navarro Gallegos, muy receptivo y conciliador.

La bancada de MORENA se montó en su macho y se negó a cualquier negociación, supuestamente acatando líneas e instrucciones nacionales, por lo que se daba como un hecho que sus 11 integrantes votarían en contra, número que de todas formas no les alcanzaba para evitar la mayoría calificada requerida para dicho trámite, a partir de que se consideraba amarrado el sí de los grupos coordinados por el ya mentado Gildardo Real, Rogelio Díaz Brown, María Magdalena Uribe, Jesús Alonso Montes Piña, Fermín Trujillo, y las representaciones de María Dolores del Río y Luis Mario Rivera, sumado además el de Luis Armando Colosio, que en asuntos importantes y estratégicos en favor de los sonorenses, vota diferenciado a la bancada del cual forma parte.

Así se llegó a la sesión antes de la Noche Buena y ya se sabe lo que ocurrió, así como sus derivados respecto a los porqués de ese voto aprobatorio del oficialismo morenista a un asunto tan largamente rechazado y que para acabarla de amolar, votaran en contra del destino de los recursos que acababan de autorizar, incluido el crédito supletorio a la mezquindad federal.

Ernestina Castro Valenzuela

En torno a ese tema se desarrolló improvisada juntada en donde participaron testigos directos de todo ese proceso y cuyas identidades preferimos no divulgar por no afectar para nada cualquier conclusión o elucubración ahí planteada, pero les aseguro que estuvieron íntimamente ligados al trámite legislativo de referencia.

Hubo de todo. Que hubo sospechosa celeridad de parte de la presidencia al someter al pleno las distintas etapas de la votación, lo cual causó confusión entre quienes pastorea doña Ernestina Castro Valenzuela; y otra bastante más alocada: que Olga Sánchez Cordero se distrajo un tanto de sus responsabilidades como Secretaria de Gobernación para instruir la aprobación a solicitud de la misma gobernadora Pavlovich.

También se consideró la posibilidad de que hubieran sido maiceados, aunque permeó la idea de no haber indicios al respecto y que por las reacciones al bote pronto, la ingenuidad en la inmediatez en la misma sesión y luego el contradictorio posicionamiento público, más bien lo que se impuso la ignorancia, la falta de conocimiento de lo que se votaba.

Y hubo consenso respecto a que en dicha actuación sería injusto responsabilizar a los asesores y más bien hubo coincidencia respecto a que más que la coordinadora –Doña Titina—los directamente responsables de las ignorancias de sus compañeros de bancada, fueron la presidenta de la primera Comisión de Hacienda, Diana Platt Salazar e integrantes de MORENA en esa y en la segunda comisión, Yumiko Palomarez, Martín Matrecitos y Raúl Castelo, quienes se supone participaron en todo el proceso de análisis y dictaminación.

A falta de iniciativa propia o de interés para leer y entender las propuestas, ellos debieron socializar con el resto de sus compañeros de partido los puntos del orden del día que dictaminaron en comisiones, que para eso se distribuye el trabajo legislativo o al menos debieron poner al tanto a la coordinadora, pero como ni ellos estaban al tanto, pues ya sabrán.

Jacobo Mendoza

Lo más importante de todo es que como resultado de tales ignorancias e incompetencias, los sonorenses podremos recibir los beneficios en obras de infraestructura que nos negó la federación con la complicidad de dicharacheros representantes sonorenses en San Lázaro y además permitió ratificar los extremos niveles de improvisación e incompetencia de MORENA en el Congreso del Estado.

Sobre las otras consecuencias, como las amenazas por el dirigente estatal, Jacobo Mendoza, quien como se sabe, la misma tarde del 24 de diciembre, anunció que se iniciarían procesos de sanción en la instancia partidista correspondiente, que podrían dejar fuera de ese partido a quienes votaron a favor del crédito, amago expuesto sin el menor respeto al derecho de audiencia para los amenazados.

De hecho, este miércoles a eso del mediodía está prevista una reunión de “advenimiento” entre el dirigente y su hasta ahora bancada de 11 miembros, con el riesgo de que se llegue al caso de que de 21 curules que tenían el 16 de septiembre del 2018 y luego reducirse a 11 por dogmatismos en la conducción interna, se llegue a tener solo dos, suponiendo que se confirme que Platt Salazar no se paró durante la votación y tampoco Miroslava Luján, ésta última de dudosa credibilidad de acuerdo al video institucional correspondiente o sea, Don Jacobo podría quedarse con un solo diputado.

Y el trenazo en las inmediaciones de Vícam donde el tren embistió a un camión cargado de jornaleros agrícolas, puso en evidencia una vez más que menores de edad siguen en el surco en lugar que en las aulas, ya que entre los 32 lesionados se encuentran al menos 7 de entre 13 y 16 años, e incluso una de las siete personas fallecidas es menor de edad.