Inicio Samuel Valenzuela Cuando naranja es rojo

Cuando naranja es rojo

118
0

No pudo ser más clara la gobernadora Claudia Pavlovich al convocar a no bajar la guardia y mantener precauciones extremas y los protocolos sanitarios que se aplican con nivel de alerta máxima, para evitar contagiarnos con el Cobvid-19, sin importar que el semáforo epidemiológico del Gobierno Federal haya cambiado de rojo a naranja a esta entidad.

“No es momento de echar las campanas al vuelo, porque relajarnos y confiarnos retrasaría más el proceso de salida de esta etapa crítica. Es cierto, el semáforo federal indica que a partir de este lunes pasamos a color naranja, pero la realidad a nuestro alrededor nos dice que todavía hay dolor por pérdidas de vidas, que todavía hay elevados números de contagios y que todavía tenemos hospitales en riesgo de saturación”, advirtió la mandataria.

Independientemente de dicha percepción tan acorde con la realidad que expone la gobernadora, resulta alentador que por fin una autoridad de cuenta de que los números y estadísticas que han presentado los expertos en los últimos días indican que la velocidad de transmisión se ha estabilizado en la entidad y que ello representa una luz de esperanza al final del túnel.

Pero tal esperanza y alentadora perspectiva lleva implícita contundente condicionante: reducir los contagios sólo será posible si se mantienen las medidas estrictas de cuidado, para no agravar la situación y para que cada día sean menos las personas contagiadas, menos los fallecidos, y sea menos el dolor y la angustia a causa de esta pandemia en familias que han perdido a un ser querido o que padece de los efectos del virus.

Claudia Pavlovich

Durante semanas se desplegó un intenso esfuerzo para preparar la reactivación de empresas no esenciales, con el fin de disponer entornos sanitarios seguros para empleados, usuarios o clientela y es de esperarse que este lunes haya condiciones adecuadas para echar a volar esa nueva normalidad, que si no, en menos de un par de semanas a lo mejor podrían estar cerrando de nuevo.

“Quiero hacer un llamado a que tomemos con prudencia este semáforo color naranja, para que no suceda lo que ha pasado en otros estados que de estar en naranja han regresado al rojo, es decir, el cuento de nunca acabar”, advirtió la gobernadora al reconocer los esfuerzos que realizan autoridades municipales para implementar medidas de protección y convocar a la prudencia ya que la pandemia sigue representando un alto riesgo que compromete la salud y la vida de personas de alto riesgo que debe seguir en confinamiento o laborando desde casa.

Inquietante lo que pueda ocurrir con la apertura, así sea parcial o con porcentajes reducidos, de centros de reunión y demás, luego que a pesar de estar cerrados, los registros de contagiados y muertes son alarmantes, cuando por sentido común cualquiera estaría de acuerdo que la única forma de mitigar la expansión de la pandemia es cortar la cadena de contagios eso sólo se logrará con el distanciamiento social, el confinamiento y no ser parte de aglomeraciones.

Es por todo lo anterior lo acertado de la decisión de las autoridades educativas de no regresar todavía a clases presenciales, tal como lo anuncio el titular de la SEC, Víctor Guerrero González, quien subrayó que no hay ninguna determinación sobre cuándo podrían iniciar en aulas los procesos de enseñanza aprendizaje.

Víctor Guerrero

Mientras tanto, se continúa trabajando en tareas de capacitación docente y actividades de preparación al que seguirá la fase intensiva del Consejo Técnico Escolar Virtual, ello a partir de este lunes, en conjunto con autoridades de la Secretaría de Educación Pública, además de recorridos por escuelas, en conjunto con personal del Instituto Sonorense de Infraestructura Educativa, para detectar necesidades en edificios escolares y realizar las acciones necesarias.

Difícil el panorama ante tantos cabos sueltos y tantas conductas irresponsables y por eso de reconocerse el activismo de tierra que realiza la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas, quien anda avocada en fortalecer uno de los flancos más débiles y fuente de contagio importantes como lo es el servicio de transporte público, en donde a pesar de regulaciones muy específicas, no faltan registros gráficos donde aparecen unidades de transporte atiborradas y muchas personas sin cubre boca.

Reforzar medidas sanitarias de protección en ese estratégico servicio público, abonará en sustancial baja en los contagios y para ello urge ejercicio de autoridad para que se cumplan al pie de la letra las disposiciones en cuanto al aforo por unidad, sanitización diaria, ventilación adecuada, uso de gel antibacterial y cubre boca de usuarios y choferes.

Y como dice el dicho, sobre aviso no hay engaño, porque los integrantes de la guardia tradicional  de la comunidad yaqui de Loma de Guamúchil, bloquearon de forma total el tráfico vehicular  en ambos sentidos de la Carretera Federal 15, en un contexto de pronóstico reservado dado el ánimo de confrontación que se ha ido cultivando en el sector transportista que ciertamente nada tienen qué ver con que en Hermosillo se pretenda construir un acuaférico o que TELMEX culpe a la etnia por daños en  cableado de fibra óptica.

Célida López

A estas horas de la tarde aún no sabemos si se mantiene el bloqueo total o ya rindió frutos la obligada negociación para que le bajen unas rayitas a su movilización, porque a como andan las cosas por rumbos del gobierno federal, no hay que descartar el uso de la guardia nacional para el desalojo.

Por cierto, sorprendente el desplante mesiánico del presidente Andrés Manuel López Obrador al parapetarse detrás de la biblia para defender su inacción y negligencia ante la ostentosa presencia de una banda del crimen organizado y ratificar que ante los narcos su política de estado es abrazos en lugar de balazos.

Hace unos días se puso en evidencia al invocar al Padrino de Mario Puzzo para despotricar en contra de mexicanos que perfeccionan su formación académica en el extranjero y en la mañanera lunática invoca a las sagradas escrituras, como si al tomar posesión hubiera jurado ante ellas en lugar de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Dice que en su trato y relación con el narco está regido por el Nuevo Testamento, cuyos libros seguramente tampoco ha leído, aunque su implícito deslinde del Antiguo Testamento es por demás comprensible, ya que ahí están los Diez Mandamientos, que del sexto al décimo viola todos los días a pesar de su insistencia de dar a conocer decálogos que nunca cumple.

El presidente sigue con sus estulticias

La catilinaria de este lunes demuestra una vez más la avanzada degradación mental del presidente quien de forma obvia actúa y vive en una realidad aparte, en un universo paralelo y ajeno al del resto de los mexicanos, incluso de cercanos de su equipo que apenas pueden disimular su azoro ante las estupideces que vomita su jefe.

La mañanera de este día fue escenario del informe sobre el estado que guardan las cosas en materia de seguridad, prolongada comparecencia donde Alfonso Durazo y el general secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, desplegaron sus habilidades para el relato de cuentas alegres que se resumen en que van ganando la no guerra contra el crimen organizado, mientras las matanzas ocurren a lo largo y ancho del país y el presidente lanza cariños a los perpetradores.

Sorprendente la buena voluntad, bondad y casi santas buenas intenciones de López Obrador ante el alarde de una compañía paramilitar fuertemente armada y equipada que con un video y a gritos festejó el cumpleaños de su líder, a quienes les envió un mensaje de paz y de concordia, enderezando sus críticas contra quienes osaron divulgar de forma masiva tales escenas, incluidos intelectuales “orgánicos y no orgánicos”.

Luego del “Culiacanazo” y su afectivo saludo a la madre de un capo de la droga encarcelado en Estados Unidos, no es de extrañar la lenidad del presidente ante los desplantes del narco, contrastando la severidad de sus juicios, así como la inmediatez de sus reacciones cuando liderazgos partidistas, intelectuales o empresariales cuestionan sus decisiones o prospectan rumbos distintos a los que él alucina con su cuarta transformación.

La gobernadora entrega obra vial en Hermosillo

En ese caso se comporta como un valentón, un bravucón, en tanto a los narcos les reserva un trato de dama de la caridad, muy distinto también al trato que les da por ejemplo a productores agrícolas de Chihuahua, a quienes la Guardia Nacional reprimió cuando se movilizaban en defensa del agua.

Ociosa la pretendida aclaración respecto a que la demostración de fuerza del grupo armado no fue un reto contra el gobierno, si no contra a banda rival, aclaración innecesaria toda vez que eso siempre estuvo claro, pero que fue utilizada para justificar la inmovilidad del Estado.

Y como la vida sigue, la gobernadora Pavlovich entregó este lunes las obras de rehabilitación del bulevar Ganaderos, que con una inversión de 43.2 millones de pesos, consistió acciones sobre casi seis kilómetros en renivelación y bacheo profundo, riego de liga con emulsión asfáltica, colocación de nueva carpeta asfáltica, nivelaciones de pozos de visita, guarniciones y banquetas, suministro y colocación de vialetas y señalamiento horizontal de pintura termoplástica.

Con la mandataria el titular de la SIDUR, Ricardo Martínez Terrazas.