Hace casi cinco años la gobernadora Claudia Pavlovich se comprometió a realizar una gestión transparente en el uso de los recursos; ser eficaz en el ejercicio y destino de éstos, y hacer de la rendición de cuentas la piedra angular de su administración. 

Pues como sucede con las cosas buenas, qué rápido pasa el tiempo y qué evidente la condición de mujer cumplidora de parte de la mandataria estatal, ya que, de acuerdo a mediciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Sonora ocupa el cuarto lugar en planeación presupuestal y el primero en rendición de cuentas. 

Para que se den una idea, en septiembre del 2015 Sonora ocupaba el lugar 29 en tales asignaturas y ahora, Sonora ocupa el primer lugar nacional en Rendición de Cuentas y los primeros sitios en Planeación, Ejercicio y Control, según el Diagnóstico Nacional de la Implementación del Presupuesto Basado en Resultados y del Sistema de Evaluación del Desempeño 2020 de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.  

Raúl Navarro Gallegos, Secretario de Hacienda, explicó que de acuerdo con los resultados del Diagnóstico Nacional del PbR-SED 2020, Sonora obtuvo el 100 por ciento en su calificación en el rubro Rendición de Cuentas, para colocarse como la mejor entidad en ese renglón; en segundo lugar está Oaxaca, seguido por Nayarit, Michoacán y Ciudad de México. 

Raúl Navarro Gallegos

El funcionario estatal destacó que con respecto a la evaluación en Planeación, Sonora ocupó el cuarto sitio a nivel nacional, sólo por debajo de Tabasco, Estado de México e Hidalgo, quienes están clasificados en el tercer, segundo y primer sitio, respectivamente. 

Esta mejora sustantiva en cinco años, al pasar del estatus de peor calificados en 2015 y estar hoy entre los cinco mejor evaluados en los distintos rubros, es una muestra clara de que la administración de la gobernadora Pavlovich mantiene firme su compromiso de ser un estado ejemplar en transparencia, rendición de cuentas y aplicación correcta de los recursos públicos. 

Navarro Gallegos es parte de ese equipo de artífices de la transparencia, eficacia en el uso de los recursos y rendición de cuentas que pudo concretar la decisión de la mandataria estatal de abrir su administración al escrutinio ciudadano sobre cómo gasta, en qué gasta y con qué calidad gasta el gobierno del Estado. 

De destacarse el reconocimiento del Secretario de Hacienda a la Jefa de la Oficina del Ejecutivo Estatal, Natalia Rivera Grijalva, así como al subsecretario de egresos, Gustavo Luis Rodríguez Lozano quienes han diseñado los mecanismos correctos para hacer realidad la transparencia y cumplir con la planeación del presupuesto basado en resultados en todas las dependencias. 

Natalia Rivera Grijalva

En dicha conjunción de esfuerzos, bajo la estricta supervisión de la gobernadora, hacen lo suyo los órganos de control interno de las entidades de la administración estatal, así como de las áreas encargadas en la mejora de los procesos de planeación del gasto. 

Navarro Gallegos, Rivera Grijalva, el Contralor Miguel Angel Murillo, han construido ese andamiaje de honestidad, transparencia y rendición de cuentas, tareas que de forma autónoma revisa y califica el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, encabezado por Jesús Ramón Moya, para en conjunto ofrecer los resultados comprometidos por la gobernadora hace casi cinco años. 

Mientras tanto, todos debiéramos tomar con muchas reservas y sumo cuidado la declaratoria emitida por el Comité Municipal de Salud del Ayuntamiento de Hermosillo, que libera prácticamente a todas las actividades donde confluyen elevado número de personas, eso sí, con rangos de aforos no mayores al 50 por ciento y manteniendo medidas de autocuidado como el uso de cubrebocas, sana distancia y uso de gel antibacterial. 

A penas el lunes entró en vigor el color amarillo del semáforo epidemiológico de la Secretaría de Salud Federal y ya al siguiente día en Hermosillo se acordaba la apertura de cines, gimnasios, boliches, instalaciones deportivas, salones de fiestas, casinos, centros comerciales y restaurantes, entre otros, y la verdad se nos figura que los riesgos son mayúsculos frente a la incierta consistencia sobre la tendencia a la baja de contagios y muertes por el Covid-19. 

Célida López Cárdenas

No sabemos qué los hace distintos, pero se mantendrán cerrados centros nocturnos, bares, cantinas y giros similares, así como centros de videojuegos para niños, cuya apertura se prevé hasta el semáforo de riesgo epidemiológico esté en color verde.  

Este reinicio de operaciones obliga, a como bien dice la alcaldesa Célida López Cárdenas, a que las autoridades sean más estrictas en la vigilancia para que encargados, propietarios y personal de establecimientos, sean responsables en la aplicación de los protocolos de prevención, porque si no, en un par de semanas se habrá incrementado el número de quienes se ahogaron casi en la orilla del río y se habrá dado al traste a la aparente tendencia a la baja en la incidencia del virus en Hermosillo. 

Por cierto, curiosa la cosa el que prácticamente todo haya entrado en proceso de reactivación y y no así ese numeroso sector docente que apenas haga lo indispensable en el cómodo ejercicio de la educación a distancias, que en el mayor de los casos no va más allá que indicar el número de la hoja del libro que su alumno habrá de estudiar. 

Urge un embone entre las autoridades educativas a nivel estatal y federal, con los sindicatos del magisterio, para que también se de una reactivación docente, ya que sin lugar a dudas, las aulas de las distintas escuelas son lugares más seguros para los maestros que los paseos a la playa, el rolaqueo en centros comerciales o en las chorchas entre amigos en carnes asadas y pisteadas. 

Víctor Guerrero González

En las escuelas vacías de alumnos, ellos sí por seguridad tomando clases en línea o a distancia, hay espacios de sobra para que la planta docente sostenga reuniones con padres de familia de forma escalonada para asesorarlos, ponerlos al día y establecer dinámicas que propicien una interacción más efectiva entre maestros y estudiantes. 

Es más, hemos escuchado quejas de maestros que alegan carencias de computadoras o de teléfonos inteligentes para pretextar su imposibilidad de incorporarse a la chamba que demanda la educación a distancia, cuando en la mayoría de las escuelas se disponen de equipos de cómputo que bien podría sacarlos del apuro y en un entorno seguro, porque como se entenderá, la planta docente de cualquier escuela tiene a su disposición de grandes espacios para hacer su trabajo sin ningún riesgo. 

Es más, sabemos que al igual que los docentes, hasta el personal de mantenimiento y conserjes se mantienen en la inacción, lo cual se remediaría si los directores de las escuelas se dignaran a ir abrir las puertas para permitir el acceso a dicho personal, para de esa forma dejar sin pretextos a quienes al amparo de la pandemia se la pasan tirando producto avícola o disfrutando a plenitud la reactivación de otras áreas de la vida comunitaria. 

Se trata simplemente que el sector magisterio entienda que no corren ningún riesgo ni provocan ningún riesgo, si aprovechan las vacías instalaciones escolares para reunirse con padres de familia mediante un calendario previamente acordado que no genere amontonamiento y que además aprovechen equipos y tecnologías que disponen escuelas y que aseguran carecer en sus casas. 

Gerardo Vázquez Falcón

A ver qué dicen de esto el titular de la SEC, Víctor Guerrero González; los dirigentes de las secciones 28 y 54 del SNTE, César Salazar López y Raymundo Lagarda, respectivamente, y quien esté de encargado de la delegación de la SEP en la entidad. 

Y fiel a su rústico oportunismo y acomodaticia “vocación” empresarial, Gerardo Vázquez Falcón, quien se ostenta como presidente de INDEX, sigue lamiendo verijas de la 4T y constituido ya como el propagandista de Alfonso Durazo Montaño en el sector empresarial de la entidad. 

Pues ese chalán ipeniano volvió a irse a la capital del país para que el de Bavispe evaluara por enésima ocasión “los excelentes resultados en materia de seguridad pública en la entidad”, sin que tengamos idea si se habló sobre los 19 homicidios dolosos que se han perpetrado en los últimos seis días en la región de Guaymas y Empalme o sólo se concretaron a chulear los cuadros estadísticos e ilustrarse con las cuentas alegres de las tarjetitas que tan bien elabora el secretario de seguridad federal. 

Se trata sin duda de reuniones con propósitos político electorales y el cuento de la seguridad es sólo para taparle el ojo al macho y además, Vázquez Falcón no va por iniciativa propia, si no que es convocado por el equipo del funcionario federal. 

Powered by WPeMatico