Inicio Samuel Valenzuela Gobernadora cumplidora

Gobernadora cumplidora

61
0

A eso de las cuatro y media de la mañana del 12 de septiembre pasado, una explosión sacudió amplio sector del populoso sector de la colonia Los Jardines en Hermosillo. Dos damas, Teresa Padilla y su hija Linda Valle, fallecieron de inmediato víctimas del colapso de la vivienda y días después murió su vecino Don Manuel Ríos.

Una fuga de gas y un chispazo provocaron el estallido que causó daños estructurales irreparables en tres viviendas, así como daños a vehículos y cristales rotos en diversos domicilios y fue tal el impacto de esa tragedia, que unificó la solidaridad social y de instancias de gobierno, que sumaron esfuerzos para que menos de tres meses después, los daños materiales se hayan reparado.

Ocho días después de la explosión, la gobernadora Claudia Pavlovich realizó una visita a las familias afectadas y a vecinos y ahí comprometió el apoyo de su administración para atender esa emergencia y este jueves, 84 días después de la tragedia, entregó tres viviendas nuevas a quienes se habían quedado sin nada y no disponían de recursos para la reconstrucción de sus bienes.

La solidaridad fue concurrente: al ayuntamiento de Hermosillo le tocó remover escombros y facilitar la tramitología para los permisos de construcción; la Comisión de Vivienda del Estado de Sonora vio todo lo relativo a la construcción, aportando recursos que se sumaron a un fondo internacional aportado por Grupo Acqua y Live Free; INFONAVIT se encargó de dar vivienda transitoria a los sobrevivientes.

Pocos días después de la tragedia, la gobernadora visitó el lugar y asumió compromisos de apoyo

A la Fundación Dar Más por Sonora correspondió amueblar y equipar las nuevas viviendas; el Voluntariado de la Secretaría de Gobierno mantiene el apoyo terapéutico a personas afectadas, además de la participación técnica de la CIDUE y la SIDUR; DIF-Sonora y DIF Municipal, Protección Civil del Municipio, todo coordinado a través de la SEDESSON.

Desde temprano hubo mucha concurrencia vecinal en torno a el evento de entrega de las nuevas viviendas, cuyo costo de construcción de acuerdo a la comisionada de vivienda, Elia Sallard Hernández, anda por los 250 mil pesos cada una, pero cuyo valor comercial supera los 500 mil pesos o sea, de una tragedia al menos familiares de las víctimas consiguen un bien de buen valor.

Días después de la explosión nos dimos una vuelta por el lugar y por eso estamos en condiciones para contrastar la desolación que dejó el siniestro y el desánimo de los sobrevivientes y vecinos, con la nueva imagen de tres flamantes viviendas con acceso a todos los servicios y el buen ánimo de sus propietarios, que al menos pueden recuperar bienes materiales luego de perder a tres de sus familiares.

La gobernadora entregó las llaves a María Enríquez Romero, quien perdiera a su esposo Don Manuel; a José Ricardo Zazueta quien perdiera a su mamá y a su hermana en la explosión, y a Irma Zúñiga cuya vivienda resultó con graves daños estructurales, en un evento ejemplar que honra el valor de la palabra empeñada y su cumplimiento bajo la estricta y cercana supervisión de la mandataria.

Elia Sallard Hernández

Pues puras de esas con la gobernadora, quien en esta ocasión estuvo acompañada por la ya citada Sallard Hernández; el titular de la SEDESSON, Manuel Puebla y Darinka Pavlovich de Pompa, vocal titular del Voluntariado de la Secretaría de Gobierno y para más señas, dueña de las quincenas de Miguel Ernesto “El Potrillo” Pompa Corella y no, no estuvo la alcaldesa Célida López Cárdenas.

Por lo demás, tienden a intensificarse los jaloneos en el Congreso del Estado con motivo del trámite legislativo que deberá culminar con la aprobación del paquete económico estatal y leyes de ingresos de los ayuntamientos para el año próximo, cuando brotan por todos lados pretensiones de resultar favorecidos por la distribución del gasto.

Ya ven que a pesar de la tacañería del gobierno federal para con Sonora y que la representación Sonorense de MORENA en San Lázaro ni metió las manos en favor de sus representados, acá se muestran sumamente quisquillosos y se niegan a asumir actitudes solidarias frente a las necesidades que pretende cubrir la propuesta estatal y de plano rechazan medidas financieras supletorias con que la gobernadora se propone construir lo que le fue negado por la federación.

Y todo indica que luego de la emergencia por las recientes lluvias y necesidades que derivan de la estela de daños, por iniciativa del mismo ejecutivo se sacará la construcción del Teatro de la Ciudad que sería financiado con 180 millones de pesos del empréstito bancario que solicita por mil 300 millones de pesos.

Manuel Puebla

Eso es congruencia y realismo, mientras que por ejemplo la fiscalía estatal presiona por más recursos al igual que la UNISON, la Fiscalía de delitos electorales y prácticamente todos los entes sujetos a la presupuestación gubernamental anual.

Incluso, frente a la desatinada decisión federal de desaparecer el programa de Estancias Infantiles, este jueves un numeroso de afectadas ocupó por un par de horas el edificio sede del Poder Legislativo para exigir la constitución de lo que llamaron “Sistema Sonorense de Educación inicial”, que supla lo que negó la federación a madres trabajadoras.

Es que como siempre se advirtió. La estupidez de entregar dinero sin intermediarios o sea a familiares de madres trabajadoras para que cuiden a sus hijos en las jornadas laborales, ha quedado en una musaraña que se resume en cuidados ocasionales y sin los servicios educativos y formativos que se prestan en estancias infantiles, además que tal apoyo es sumamente selectivo y ausente de criterios.

Tienen razón esas madres trabajadoras, pero se da el caso de que el Gobierno estatal también es víctima de la incompetencia presupuestal y del manejo económico de la Federación, y acá también aplica el ejemplo de la cobija, que si se jala para cubrir a un lado, se descobija a otro.

Rogelio Díaz Brown

Por lo pronto, quienes integran la representación popular sonorense ya no deben devanarse los sesos por la propuesta de construir el Teatro Sonora, ni alardear que van a rasurar esa propuesta, ya que por iniciativa de la misma promovente, esa obra regresa al ámbito del único compromiso de campaña que no podrá cumplir la mandataria estatal y en ese tema coinciden tanto el coordinador de la bancada del PRI, Rogelio Díaz Brown como el del PES, Jesús Alonso Montes Piña.

Otra de las vertientes del debate legislativo, es la propuesta presentada por representantes empresariales, dispuestos a que se incremente un uno por ciento el impuesto a la nómina para que lo recaudado se aplique al fortalecimiento de la seguridad pública, tema que por un lado genera reacciones mal informadas como es el caso de comerciantes del centro de Hermosillo, quienes asumen que resultarán afectados, cuando obviamente ignoran que tal carga fiscal será solamente para empresas con más de 50 empleados.

La otra resistencia se deriva de las añejas pugnas y disputas de negocios entre empresarios y grupos empresariales, quienes como el que pandea el becerro antes de tenerlo, ya prefiguran supuestos controles del fideicomiso que manejará y decidirá el destino de una bolsa que se estima sería de alrededor de 500 millones de pesos anuales.

Arturo Fernández Díaz-González

A fin de cuentas, a las diputadas y diputadas les debería importar en primera instancia aprovechar la voluntad de quienes promueven esa propuesta y en todo caso, imponer mecanismos de control en dicho fideicomiso que garantice la transparencia en la operación de dichos recursos y no optar por ponerse de uno o de otro lado, de quienes lo proponen o los que de entrada ya lo rechazan, como es el caso, aseguran, del dirigente de la COPARMEX, Arturo Fernández Díaz-González‏.

Sería una lástima que la legislatura sonorense dejara ir esa excelente oportunidad para que grupos empresariales que son grandes empleadores, no contribuyeran más para regresar un poco más de lo tanto que reciben de la sociedad sonorense.

Y por supuesto que nos sumamos al beneplácito por el reconocimiento como Homenaje al Bibliotecario 2019 que recibió Ana Lilian Moya Grijalva en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, para convertirse así en la primera profesional bibliotecaria del norte del país desde que se instituyó ese premio en el 2002.

Ana Lilian Moya Grijalva

Para los que no se han enterado, Moya Grijalva fue factor fundamental para la creación de la Biblioteca del Congreso del Estado, al ser valioso puntal de apoyo para crear el acervo bibliográfico inicial en función de un amplio análisis de la oferta de las bibliotecas que había por allá en 1994, y también para que lo sepan, en dicho