Inicio Samuel Valenzuela Urge más meditación

Urge más meditación

99
0

Así a ojo de buen cubero, cuando una crisis integral afecta los rubros más estratégicos del país, resulta un despropósito que titulares de instancias de gobierno se entretengan en proyectos políticos personales y descuiden tareas institucionales que les han sido encomendadas por mandato popular o por designación.

Dicho ejercicio distractor lleva en sí mismo la marca del fracaso irremediable, ante una sociedad desengañada, exigente y ya no fácil de embabucar ni atarantar, cuando sufre el resultado de su civismo al depositar su voto en las urnas y vive en carne propia los efectos de la incompetencia, demagogia y ocurrencias que tienen a México en la desolación.

El caso de Alfonso Durazo Montaño es un claro ejemplo del desatino que representa descuidar responsabilidades de su investidura como secretario de seguridad federal por andar en promoción permanente y obsesionado activismo para conseguir ser el candidato de MORENA a la gubernatura de Sonora, arrastrando con él a sus chalanes al estilo de la diputada federal la expanista Wendy Briseño.

Y no sólo va para él, va para todas y todos quienes procuran posiciones en el próximo proceso electoral: las mejores credenciales que pudieran portar ante los ciudadanos es hacer ahora su trabajo y no distraerse en futurismos electorales, que en el caso del de Bavispe ha resultado un fiasco, así como la Briseño, a quien incluimos por alusión, porque hay muchos, ya que es por demás mediocre su limitada agenda legislativa y de gestión social.

Alfonso Durazo

Desde esa perspectiva, deberían meditarlo más quienes a estas alturas y sin haber iniciado formalmente el próximo proceso electoral, ya andan sudando calenturas ajenas y propias, y lo peor, sin haber cumplido sus compromisos del reciente pasado y ser corresponsables de la grave problemática que sufre la ciudadanía en materia económica, de salud, inseguridad pública y demás.

A propósito del secretario de Seguridad Pública Federal, parece comprobarse que en su más reciente visita a Sonora, en efecto logró hacer a lo que vino: hacer ajustes y pactar acuerdos que le pavimenten su ruta a su ansiada candidatura por la gubernatura, prioridad que desplaza a la que representa el accionar de bandas del crimen organizado.

Y consideramos que logró a lo que vino, luego de enterarnos esta mañana que la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas, anunció que hay que dar como un hecho que buscará la reelección en la presidencia municipal capitalina, cuando en los últimos meses abundaron quienes elucubraban la posibilidad de que se alborotaría para buscar la candidatura a la gubernatura.

Pudiera ser cuestión de tiempo para que otro ajuste político y pacto se revele, si el alcalde de Cajeme Sergio Pablo Mariscal también se apunta para la reelección o da a conocer que irá por la diputación federal o por alguna diputación local, ya que en su caso también hubo quienes lo prospectaron como posible aspirante de MORENA a la gubernatura, aspiración que al igual que López Cárdenas, a lo mejor declinó luego de platicar con Durazo Montaño.

Célida López

Ese podría ser el resultado de la visita del citado a Sonora en días pasados, mientras se fraguaban episodios de extrema violencia en Caborca, Cajeme, Empalme, Guaymas, Hermosillo, rumbo a Yécora, Sahuaripa, Arivechi y en fin por todos los rumbos de la entidad.

A pesar de su activismo electoral, el de Bavispe exige lo que él llama “neutralidad política” en los esfuerzos por enfrentar ese problema, lo cual es como una especie de condición para cumplir compromisos que hizo ya casi un año en Guaymas y que sacó a relucir este miércoles cuando dio a conocer que se reunió con la gobernadora Pavlovich para ratificar lo que hasta ahora no pasan de ser buenos propósitos para enfrentar la escalada de delitos federales que se cometen en Sonora.

Por lo demás, como que luce por demás prematuro el anuncio del proyecto reeleccionista de nuestra alcaldesa e igual sería en el caso de su homólogo de Cajeme, toda vez las condiciones tan difíciles que viven sus gobernados y perspectivas sumamente complicadas y complejas, primero por ser las plazas donde el Covid-19 ha cobrado el mayor número de vidas, además de liderar en contagios, saldos en los que sin duda son corresponsables, además de los tradicionales rezagos en la prestación de servicios públicos, desastre en vialidades y la rampante inseguridad.

Obvio que dichas realidades tendrán costos políticos, sea por lo que hicieron o por lo que no hicieron y que en conjunto pueden hacer naufragar proyectos electorales de cualquiera, que en el caso específico de Sonora, además de que tendrán adversarios y ya no tendrán el acompañamiento del dueño de MORENA, que a como están las cosas y como vienen las cosas, esa ausencia podría serles favorable.

Alejandra López Noriega

Ya destapada su intención reeleccionista, la alcaldesa de Hermosillo podría verse de nuevo las caras con Ernesto de Lucas Hopkins, quien estaría en la posibilidad de sacarse la espina; en tanto que el PAN podría optar por Alejandra López Noriega o por Gildardo Real Ramírez, sin descartar al dirigente en el municipio, Luis Ernesto “El Güero” Nieves.

Dependiendo de la definición del jaloneo por la candidatura a la gubernatura, de lograr Ricardo Bours Castelo desplazarla, por el Movimiento Ciudadano sin duda la mejor posicionada sería la actual diputada María Dolores del Río, aunque como en alguna ocasión nos lo dijo con cierta sorna, Bours Castelo podría ser un buen candidato del MC a la alcaldía de Cajeme.

Por el lado del PRI “El Pato” no parece tener competencia, pero no hay que descartar alguna otra proyección, que en lo que respecta a este humilde tunde teclas, la única con un perfil de alto nivel es la Jefa de la Oficina del Ejecutivo, Natalia Rivera Grijalva, forjada en el activismo de tierra y sobrada en capacidades de organización, formulación de estrategias y para comunicarse con la gente.

Lo malo es que cuantas veces hemos indagado al respecto, siempre refuerza su postura respecto a que ella saldrá del Palacio de Gobierno junto a la gobernadora Claudia Pavlovich en la medianoche del 12 de septiembre del 2021, y la neta, le creemos.

Ernesto de Lucas

En fin, vamos a dejar ese tema que genera tantas pasiones para mejor entrarle a cuestiones inmediatas y tangibles como lo es el exponencial crecimiento de muertes y contagios a causa del Coronavirus cuando todo indica que ya México está por convertirse en el epicentro mundial de la pandemia y Sonora en el epicentro nacional de dicha calamidad.

En el caso de Sonora es a pesar de toda esa compleja estrategia de contención desplegada por la secretaría de Salud a cargo de Enrique Clausen, la cual sin embargo ha sido insuficiente por la displicencia e irresponsabilidad de amplios sectores de la sociedad que se resisten a cuidar su salud y vida de quienes les rodean, incluidas sus familias.

Estamos ansiosos por ver los resultados del toque de queda de facto que al menos en Hermosillo acordó el cabildo y que se supone deberá impactar de forma favorable las estadísticas hasta ahora de terror, así como la intensa difusión de material informativo para prevenir ser víctima de ese mal dado a conocer por la gobernadora, denominado “Anticípate”.

Claudia Pavlovich

El problema es mayúsculo y las prospectivas no son nada buenas hasta ahora, cuando los casos de contagios y muertes ya llegan hasta nuestra cercanía como esa dolorosa pérdida al fallecer nuestro amigo de tantos años, el profesional de la fotografía Mario Mazón, quien sucumbió ante el embate del malparido virus luego de heroica resistencia, entre otros depositarios de nuestros afectos.

Sabrá Dios qué se tenga qué hacer para sacar a la gente de las evidentes fuentes de contagio, ya que está comprobado que ante la ignorancia y la idiotez de tantas y tantos, de forma voluntaria no acatarán las medidas restrictivas de movilidad y por eso, excelente que la comuna capitalina haya decidido poner un cerco en torno a amplio sector del centro comercial de Hermosillo en donde de forma tradicional es punto de confluencia y de aglomeraciones.

Por supuesto que hay resistencias y genera inconformidades con las que deberá lidiar la alcaldesa, aunque por lo pronto, habría que esperar que esas actitudes sean sofocadas por los resultados obtenidos en el corto plazo, así como ocurrió con lo del famoso salvoconducto, decisión en la que afortunadamente se estrellaron los que privilegian la libertad de la gente para contagiarse y morir por sobre la protección del derecho a la salud y a la vida.

Cerco para evitar contagios en el Centro de Hermosillo

Todo lo que se haga para contener la pandemia no debería ser combatido frente a la cruda realidad que ya tiene al sistema hospitalario estatal casi totalmente saturado de pacientes en condiciones graves y el avance de una pandemia que todos los días nos deja muy malas noticias.