Inicio Samuel Valenzuela Urge responsabilidad

Urge responsabilidad

47
0

A fines de diciembre pasado, una ciudad China con demografía similar a Hermosillo, recibió fuerte embate del Covid-19, y para fines de enero ya había un registro de alrededor de un millar de contagios y medio centenar de fallecidos. 

Se impusieron medidas restrictivas, que con la cooperación responsable de sus habitantes, para mediados de abril siguiente se logró la ansiada tasa cero en contagios y fatalidades y así iniciar un proceso de reactivación controlada. 

Pero durante los últimos días de junio, se registró un rebrote con una veintena de contagios y ya con la experiencia ganada al principio de la pandemia, se implementó un estricto protocolo de control, seguimiento e identificación de contactos, a la vez de aplicarse de nueva cuenta medidas de aislamiento social y confinamiento. 

Con el apoyo de los ciudadanos que también habían aprendido la lección, a fines de julio el rebrote fue controlado y ya tienen un par de días sin nuevos infectados y se espera, que si la tendencia permanece, para el 10 de agosto se vuelva a reanudar la actividad económica. 

No hay que hacerle caso al presidente ni a López Gatell: el cubre boca puede salvar vidas

Obvio que las condiciones son muy distintas entre chinos y sonorenses, pero en lo que respecta a lo que significa responsabilidad, solidaridad y empatía, no debe haber muchas variantes, porque dichas cualidades gravitaron fundamentalmente para que en dicha comunidad se contuviera al virus. 

En Hermosillo ocurre lo opuesto, porque la falta de responsabilidad, solidaridad y empatía de amplios sectores ciudadanos, deriva en la expansión incontenible de la pandemia que ya arroja 475 muertos y casi 10 mil contagios y que solo en la última semana hayan perdido la vida 98 personas y que casi dos mil se hayan contagiado. 

Ese saldo es resultado de la blandura o falta de rigor en exigir el cumplimiento de los deberes o en castigar las faltas de parte de las instancias de autoridad; la errática estrategia federal para enfrentar al virus; los confusos y contradictorios mensajes presidenciales y de las autoridades de salud, y la fuerte dosis de irresponsabilidad e ignorancia de buena parte de la ciudadanía, que no obstante los riesgos, insiste en un relajamiento ejemplar. 

Y no salgan con que la reactivación económica en sectores no esenciales es la causa de la explosiva expansión de la pandemia de los últimos días. Los numerosos nuevos contagios y muertes no se deben a la reapertura de empresas y el que se hayan reanudado labores, si no que simplemente se trata de la multiplicación de pachangas, festejos, paseos playeros y demás, en donde no se aplican ninguna de las reglas de distanciamiento social, uso de cubre bocas ni elementales reglas de higiene. 

Claudia Pavlovich

Nos ha tocado ver los altos niveles de la estupidez humana hasta en personajes de presunta buena formación académica, que sin el menor respeto a quienes sufren por la pérdida de un ser querido o que batallan con familiares contagiados, organizan sus pachangas sin medidas de protección, y de la misma forma, hemos observado le displicencia y la lenidad de la autoridad municipal para poner orden. 

Pero como bien dice el dicho: no hay peor lucha que la que no se hace, porque sería bueno darle un empujoncito a lo que se hace desde la Secretaría de Salud de Sonora y el Ayuntamiento de Hermosillo y sumarnos a los llamados, a las convocatorias a la responsabilidad y solidaridad social y pongamos más de nuestra parte, para ver si convencemos a más hermosillenses de que tomen conciencia sobre los riesgos del virus y como consecuencia, dejen de actuar como idiotas. 

La gobernadora Claudia Pavlovich y su equipo están haciendo su trabajo para atender las consecuencias de la pandemia, tanto en el plano sanitario como en el económico, así como en las estrategias de sensibilización comunitaria para el autocuidado y el de sus familias, que dicho sea de paso, dicho propósito es cotidianamente saboteado por la autoridad federal encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Y también hace la tarea la alcaldesa Célida López Cárdenas, con su denodado esfuerzo de concientización por las buenas o por las malas con el fin de hacer entrar en razón a quienes por ignorancia y/o irresponsabilidad, son factores fundamentales en la expansión de la pandemia. 

Célida López 

Ante el éxito no obtenido, urge la responsabilidad ciudadana y su capacidad de autogestión, que en otras grandes emergencias ha dado tan buenos resultados, tal como se invita en redes sociales a través del “Reto Ciudadano por Sonora”, para que durante 15 días, mantener de forma estricta la distancia social y usar cubrebocas, algo similar a lo que se hizo en la ciudad china aludida al principio. 

Al menos para calar se debería de hacer un ejercicio de esa naturaleza, absteniéndonos de salir a la calle para asuntos no esenciales, usar el cubrebocas, suspender la chorcha y mantener el distanciamiento de metro y medio, incluso con familiares que viven en el mismo domicilio, ya que abundan ejemplos de que esa simple conducta podría mitigar la pandemia en muy buena medida. 

Por lo pronto, este común mortal se mantiene en la incertidumbre de lo que pudiera ocurrir a pesar de nuestros extremos cuidados a lo largo de ya más de cuatro meses; de no poder convivir con nuestros seres queridos; de sacrificar período vacacional y con efectos económicos importantes, esfuerzos y cuidados que pudieran dar al traste por algún descuido, porque esos riesgos se multiplican con tanto irresponsable que pulula por todos lados. 

Por lo pronto y bajo condiciones de alto riesgo, todo indica que se intensifica el retorno a la chamba de un gran número de servidores públicos del municipio y del Estado, ya que sabemos que este lunes se reincorporan a sus deberes, luego de chambear a distancia y junto con pegado tomar las vacaciones de verano, aunque tenemos entendido que se mantendrán en casa quienes son considerados de riesgo. 

Francisco Gutiérrez

Al respecto, el Supremo Tribunal de Justicia del Estado avanza en su primera etapa del Plan de Regreso Gradual a la Normalidad del Servicio de Impartición de Justicia en Sonora, con la aplicación de protocolos sanitarios que protejan la salud y la vida de usuarios, litigantes y prestadores del servicio de impartición de justicia. 

Este lunes entran en vigor nuevas medidas que durante días anteriores fueron socializadas en reuniones del magistrado presidente, Francisco Gutiérrez Rodríguez con representantes de organizaciones de abogados de todo el estado, con quienes se acordó ampliar la gama de servicios del Poder Judicial. 

Entre esos acuerdos destacan: el aprovechamiento de turnos para que el usuario ingrese a varios juzgados y tribunales dentro del tiempo concedido para evitar aglomeraciones; la sustitución de usuario del turno; el aumento en el número de escritos a presentar y expedientes a consultar. 

También la ejecución de resoluciones y autos que no impliquen el empleo de la fuerza ni el desahucio, ni el embargo de cosas materiales, por lo que sí podrán, por ejemplo, embargarse cuentas bancarias, registrarse cédulas hipotecarias, hacerse anotaciones de sujeción a litigio y entregarse sumas de dinero exhibidas o depositadas durante el juicio. 

Deshonroso tercer lugar, pero aún hay tiempo

También se celebrarán audiencias en asuntos no contendidos, como las juntas de avenimiento de cónyuges, juntas de herederos, y testimoniales en jurisdicciones voluntarias, además que podrán girarse oficios para búsqueda de domicilios, emplazar a juicio y notificarse sentencias por edictos, resolver sobre ofrecimiento de pruebas y tramitar incidentes de liquidación de sentencias que no requieran preparación y desahogo de pruebas. 

Mientras tanto, nuevos picos de contagios y decesos son reportados en las conferencias de prensa diarias del inefable subsecretario de Salud Federal, Hugo López Gatell, cuyo último corte informativo reconoció un registro de 434 mil 193 contagios y 47 mil 472 decesos, que en este último rubro ya coloca a México en el deshonroso tercer lugar a nivel mundial, solo detrás de Brasil y Estados Unidos

La fallida gestión del citado frente a la pandemia es indiscutible y de forma evidente, su fracaso se debe a que se vio obligado a ajustar las estrategias de combate al virus a las necesidades políticas del presidente López Obrador y de eso hay innumerables pruebas. 

Pues sabe cuantos miles de vida haya costado dicha sujeción, e incluso pudieran ser más que las que han ocurrido por condiciones preexistentes como hipertensión, obesidad, tabaquismo, diabetes, asma y demás, que ahora se han convertido en excusas y justificaciones, así como pretenden justificar violaciones o ejecuciones: “cómo andaría vestida, en qué andaría”, dicen en abierta victimización de las víctimas que ahora se extrapola a quienes mueren por el Covid-19. 

Detenido “El Marro”

Como sea, se nos figura que carece de sentido la exigencia de renuncia de López Gatell. Primero porque no resuelve nada ya que el daño ya está hecho, y segundo, porque en todo caso, el principal responsable del fracaso en la contención de la expansión de la pandemia, es el presidente López Obrador que a lo largo de los últimos meses ha dado un pésimo ejemplo a los mexicanos y ha sido el principal promotor del menosprecio social sobre la peligrosidad del virus. 

En todo este contexto negativo, una buena noticia, ya que en un operativo conjunto de la fiscalía de Guanajuato y elementos federales, fue detenido José Antonio Yépez Ortiz, mejor conocido como “El Marro”, considerado un objetivo criminal de alto nivel considerado responsable de la alta incidencia delictiva en la región del Bajío y quien mantiene sangrienta confrontación con la banda criminal denominado Cartel Jalisco Nueva Generación que comanda Nemesio Oseguera “El Mencho”. 

Por supuesto que tal como ocurre siempre, la detención o ejecución de liderazgos del crimen, no necesariamente significa que el problema se resolvió, ya que por lo regular hay muchos aspirantes al relevo, pero algo es algo el que se retome la estrategia de ir por las cabezas en lugar de protegerlas y entretenerse con la fallida estrategia de ir a las causas en lugar de los efectos y abrazos en lugar de balazos y además se perciba que la 4T persigue a unos y a otros los consecuente. 

Powered by WPeMatico