Inicio Samuel Valenzuela Y ahora, ¿qué sigue?

Y ahora, ¿qué sigue?

65
0

Mas allá de declaraciones conciliatorias, o descalificaciones y hasta compromisos que solapan ilegalidades, los representantes de instancias de gobierno ya deberían de estar formulando una estrategia que profundice en la atención a las demandas de un feminismo cada vez más beligerante, que exige respuestas.

Luego de tres días de movilizaciones que culminaron con el estruendoso silencio durante el Paro Nacional de Mujeres y de la enérgica sacudida de estructuras del sistema político de este país, no se percibe ninguna novedad que permita prospectar algún cambio al ya tradicional estatus del sector mayoritario de la sociedad mexicana.

Desde la más alta instancia del poder político en México, frustrante la inocuidad presidencial frente al reto planteado por el movimiento feminista, al insistirse en políticas públicas de larguísimo plazo sin atender lo inmediato, así como ha sido el accionar ante el poder del crimen organizado y reiterarse la retorcida percepción de que las movilizaciones son una conspiración de parte de los conservadores.

Al menos en Sonora hemos visto durante estos días diversas demostraciones donde la gobernadora Claudia Pavlovich insiste en la vía del diálogo institucional y en la instrumentación de acciones que atienden buena la agenda feminista, pero como decíamos, resulta necesario ir más allá en la búsqueda de respuestas que demandan las mujeres para conseguir entornos más seguros.

Wendy Briseño

Entendemos que no resulta fácil o lo que es lo mismo, no sólo es cuestión de tener la voluntad política para ir en esa dirección a través de mesas de trabajo interdisciplinario, toda vez la amorfa y diluida representación feminista, de liderazgos incluso a nivel local, y las que dan la cara, seguramente no estarían dispuestas a dicha interacción dado su trasnochado radicalismo.

No vemos por ejemplo a la diputada federal, Wendy Briseñoen una mesa de trabajo de esa naturaleza luego de su festín por los agravios en contra de la feligresía católica regional y por sus intereses privados de orden hormonal y ni modo que sí lo hagan, quienes protegiendo su identidad con capuchas, son las comisionadas para agredir y destruir y por lo que se sabe, ya ni siquiera están en Sonora.

Vemos muy complicado el que se logre la participación de representantes del feminismo regional en ese qué sigue después de las jornadas del sábado, domingo y lunes y por eso apostamos a que la gobernadora Claudia Pavlovich seguirá abanderando y encabezando el empoderamiento de la mujer en Sonora, así como lo ha hecho a lo largo de su gestión y más bien, las derivaciones del extremismo en dicho movimiento corresponderá atenderlas el secretario de gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, porque no se trata de un asunto de mujeres, sino de política partidista.

Por cierto, bien lo dice comunicador amigo nuestro: la iglesia católica ha hecho política por más de dos mil años y desde esa perspectiva sin duda habrá consecuencias para quienes promovieron y festinaron los agravios perpetradas por encapuchadas en contra de la Catedral de Hermosillo, y que valga que no hayan podido entrar a ese recinto, porque entonces sí el daño al tejido social hubiera sido irreparable.

Rogelio Díaz Brown

Desde esa perspectiva, temeraria la monotemática diputada federal mencionada, al pretender arrastrar por el lodo a todos los católicos con el fin de justificar los hechos del domingo, además de menospreciar y despreciar los mensajes de concordia y paz de la curia regional.

Es por eso que consideramos, que pretender incorporarla a mesas de trabajo para formular políticas públicas en favor de las mujeres, es como si se pretendiera sumar a dicho trabajo a esas cobardes encapuchadas que desde el anonimato agreden a quien se les ponga enfrente, cuando incluso, ni siquiera se les debiera permitir participar en esas movilizaciones.

En ese contexto del qué sigue, interesantes posicionamientos escuchamos en el Congreso del Estado durante la sesión de la legislatura de este día, en donde al menos está abierta la voluntad política de las coordinaciones de bancadas para que lo ocurrido no sólo quede en movilizaciones y protestas, que en lo que a este reportero respecta, muy buenos los posicionamientos de Rogelio Díaz Brown, Fermín Trujillo y Gildardo Real Ramírez, aunque todos en general exhibieron las ganas que tienen para que desde el punto de vista legislativo, se de cauce a las exigencias feministas.

A propósito, este miércoles sesiona la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, que con el diputado Jesús Alonso Montes Piña a la cabeza, abordará un altero así de asuntos, entre ellos la ratificación de los regidores del ayuntamiento de Navojoa, Berenice Jiménez, Carlos Alberto Quiroz y Teresita Álvarez, así como de los diputados Gildardo Real y Alejandra López Noriega, de la solicitud de inicio de procedimiento de Juicio Político en contra de la alcaldesa Rosario Quintero Borbón.

Jacobo Mendoza

En esa polla también está incluido el secretario de la comuna mayita, José Guadalupe Morales, señalado junto a la titular del cabildo de referencia, de perpetrar diversos actos ilegales y conductas delictivas en contra del erario municipal, omisiones y conductas establecidas en la constitución.

Montes Piña, junto a Norberto Ortega Torres, Raúl Castelo Montaño, Gricelda Lorena Soto, Jesús Eduardo Urbina Lucero, María Dolores Del Río, Jorge Villaescusa Aguayo y María Magdalena Uribe, también dictaminarán la solicitud de revocación de mandato contra la citada alcaldesa interpuesta por el ciudadano Gustavo Acosta Gaxiola, quien además exige que el congreso emita exhortos para que sus hechos denunciados sean investigados por la Fiscalía General de Justicia del Estado y la Fiscalía Especializada en investigar hechos de corrupción.

Las cosas no lucen muy bien para la señora Quintero Borbón, quien además del altero de evidencias en su contra, ha cometido la torpeza de confrontarse e incluso verter insultos y descalificaciones en contra de diputados de MORENA, particularmente en contra de la coordinadora de esa bancada Ernestina Castro Valenzuela.

Por lo anterior, nos resulta difícil entender el cabildeo emprendido por el dirigente del citado partido, Jacobo Mendoza Ruiz con coordinadores de grupos parlamentarios, con el fin de que deseche y no se de curso a ese trámite, particularmente al que se refiere al juicio político promovido incluso por regidores de MORENA.

El dirigente de CANACINTRA en CORSAS

Sabe de qué tamaño haya sido la mochada o bien, los compromisos entre Mendoza Ruiz y Quintero Borbón, para que haya emprendido esa temeraria gestión de impunidad para la alcaldesa, con el pretexto de que dicho asunto afecta a la marca partidista, cuando en todo caso, aplicar el rigor a la alcaldesa, sería la mejor estrategia para demostrar que por esos rumbos no se protege a corruptos.

Por lo demás, excelente la prolongada comparecencia de Gabriel Zepeda Vázquez en la Mesa CORSAS, en donde describió la compleja relación entre empresarios y el gobierno federal y a la necesidad de que el sector privado salga al quite mediante inversiones en infraestructura privada, ante la falta de presupuestos federales para obras de infraestructura pública en Estados y Municipios.

Comedido el dirigente regional de CANACINTRA al referirse a la buena relación con la instancia municipal y estatal, destacando sus respuestas a cuestionamientos respecto al aparente sometimiento del otrora aguerrido sector empresarial frente a políticas públicas populistas, con el subrayado de que el sector que preside en Hermosillo, no tuvo participación en la cena donde la cúpula fue prácticamente extorsionado por el presidente para obligar a la compra de cachitos del sorteo del avión que no se sortea y es más, en lo individual no prevé ser parte de esa rifa.

No habíamos tenido la oportunidad de platicar con el empresario que desde el 2018 encabeza el sector más progresista del empresariado local y la verdad es que deja una muy buena impresión al concentrar su esfuerzo en la innovación y en la promoción del empredurismo que al menos en la capital de Sonora registra un boom con proyectos verticales en proceso y ampliaciones de la infraestructura manufacturera del ramo automotriz, de la construcción y minería, entre otros.

Refuerza la policía municipal de Hermosillo con nuevas patrullas

Miren, con solo entrar al siguiente vínculo http://elportaldelagente.mx/canacintra-aliada-no-sometida-al-gobierno-federal/ podrán enterarse de la amplia exposición del dirigente empresarial, no quedándonos más que reconocer esa nueva visión sobre la interacción de dicho sector con instancias de gobierno con el ánimo de caminar juntos frente a los retos del coronavirus, la crisis económica global; la inseguridad pública y demás.

Es que el espacio no es de hule y también de suma importancia es el resultado de la encuesta de Massive Caller que encumbra a la gobernadora Pavlovich con el mayor índice de aprobación de entre todos sus pares del resto del país, con un 54.8 por ciento, lo cual no es cualquier cosa cuando prácticamente está por entrar en la recta final de su mandato.

La mandataria estatal quedó arriba del gobernador de Sinaloa Quirino Ordaz; del de Yucatán, Mauricio Vila; Diego Sinhué, de Guanajuato, con 51.2, 47.3 y 46.8, respectivamente, datos dados a conocer mientras junto a la alcaldesa Célida López Cárdenas, presidía en el Cerro de la Campana la entrega de 15 patrullas al ayuntamiento de Hermosillo, adquiridas con recursos extraordinarios del subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública de los Municipios (FORTASEG), del orden de los 10 millones 554 mil 120 pesos.

Nuestro compromiso con CORSAS y la ocurrencia de realizar dicha entrega en la cima del Cerro de la Campana evitaron nuestra cobertura, aunque valga reconocer que se vale llevar a cabo un acto de esa naturaleza en un lugar tan emblemático de la capital de Sonora.

Claudia Pavlovich, la mejor evaluada de todo el país

De ahí la mandataria se fue en friega a platicar y a entregar apoyos a la gente de los municipios de Santa Cruz, Naco y Agua Prieta.

Y para terminar, va nuestro reconocimiento para los profesionales de la comunicación, Arturo Soto Munguía y Gustavo Valenzuela González, por negarse a compartir mesa con una cuacha con la que ahora se regodea el dirigente estatal del PRD, Miguel Angel Armenta.