Inicio Samuel Valenzuela Acercan IP a AMLO

Acercan IP a AMLO

1
0

Habrá que ver en qué resulta, pero por lo pronto, alentadora la reunión entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y 35 empresarias y empresarios de Sonora, que plantearon 32 propuestas de inversión para ser incluidas en el Plan Nacional de Infraestructura del gobierno federal 2020-2024.

Ante una realidad y perspectivas recesivas; un rampante presidencialismo populista; simplismos y frivolidades mañaneras, y recortes y restricciones presupuestales a estados y municipios, el Jefe de la Oficina de la Presidencial, el legionario de cristo Alfonso Romo, ha estado convocando a representaciones de la Iniciativa Privada de los distintos Estados, con el fin de desemponzoñar a los dueños del dinero de este país.

Este jueves les tocó a los de Sonora y como consecuencia, de forma intensiva circuló multitudinario retrato de sonrientes personajes acuerpando al de Tabasco, sin que tengamos idea si hubo acuerdos concretos respecto a los proyectos presentados que requieren del concurso financiero del Gobierno Federal, cuando como se sabe, Sonora está fuera del radar y queda fuera de las prioridades de inversión porque desde la obtusa visión presidencial, es un Estado rico.

Interesante y sugerente el que entre los convocados por el jefe de la oficina del Ejecutivo Federal, haya estado la segunda de a bordo del PRI estatal, Kitty Gutiérrez y la suegra y el suegro de la gobernadora Claudia Pavlovich, Doña Margarita Ibarra y Sergio Torres Serrano, así como Yolanda Mazón, destacada filántropa de esta entidad, que para más señas, es la dueña de las quincenas del empresario Ricardo Mazón Lizárraga.

Kitty Gutiérrez

Por ahí también reconocidos enemigos de clase de la chairiza populista que pulula en estos tiempos como son los casos de Gustavo Mazón, José Santos Gutiérrez, José Coopel, Javier Tapia, Roberto Lemmenmeyer, Julio Luebbert, Javier Bours Castelo, Baltazar Guerrero, Héctor Monroy, Héctor Platt, Félix Tonella, Gilberto Salazar; el July Hernández, Marcos Molina y por supuesto, el presidente de la Coparmex Sonora Norte, Arturo Fernández.

En el material informativo divulgado, se establece que ese grupo empresarial propuso diversos proyectos de infraestructura para impulsar en Sonora, así como proyectos productivos que se detonen desde la iniciativa privada, así como también la exposición de proyectos estratégicos de inversión pública, esenciales para impulsar el desarrollo de la entidad.

Se cita de forma muy genérica y sin aportar detalles a un acuífero, una carretera que vincule a Hermosillo con Chihuahua y otra que une a Altar con El Sásabe, la ampliación de los puertos marítimos, todos con una inversión conjunta entre estado e iniciativa privada, así como el desarrollo de proyectos verticales, entre otros.

Los últimos días ha sido intensivo el cachondeo presidencial a la clase empresarial de este país con reuniones y más reuniones, donde se supone el régimen pejista recoge las distintas expresiones y propuestas para que pasen a formar parte del mentado Plan Nacional de Infraestructura.

La gobernadora Claudia Pavlovich con empoderadas mujeres mineras

Como se sabe, en la propuesta de presupuesto federal para Sonora 2020 no se incluye ninguna inversión en dicha materia y por lo pronto nos damos por bien servidos si continúa la construcción del Hospital de Especialidades en Hermosillo, porque no se asignó ni un cinco para construcción, mantenimiento y rehabilitación de carreteras, así como tampoco para el desarrollo agropecuario.

Tampoco fue asignado un cinco para la construcción de infraestructura educativa ni para el mantenimiento y rehabilitación de la ya existente, recursos que casuísticamente serán asignados en función de estudios y proyectos que realicen comunidades escolares en lo individual.

O sea, habrá qué ver cual es la respuesta del Gobierno Federal a las propuestas de los empresarios de Sonora, en un contexto en el que es menester destacar la gran capacidad que tiene el presidente para escuchar, pero hasta ahí, ya que una cosa es que escuche planteamientos y otra que tales planteamientos desplacen prioridades ya preconcebidas y donde el noroeste de México no está.

Pero hay que ser optimistas, al menos tener un cauteloso optimismo respecto a que algo bueno se concretará para la entidad en los años siguientes, aunque no de la magnitud de un Tren Maya, una refinadora o un nuevo aeropuerto y más bien lo que se mantendrá en el pandero es la dispersión de minucias monetarias a través de programas sociales, como si los beneficiarios no requirieran de empleos, mejores vialidades y servicios públicos, más escuelas y de toda esa diversidad de beneficios que generan obras de infraestructura.

Jorge Vidal Ahumada

Por lo pronto, nos comentan que la reunión IP Sonora-AMLO fue convocada por el citado Jefe de la Oficina de la presidencia, fue coordinada por José Santos Gutiérrez y que uno de los expositores fue “El Peque” Torres, y bueno, ojala que haya servido de algo más allá de una plática en el que a todo se haya dicho que sí, pero no se dijo para cuándo.

Por lo demás, muy suave estuvo el arranque del Foro Mujer y Minería, al reflejar el alto posicionamiento y consolidado empoderamiento de las mujeres ahora en una actividad que les fue vedada desde siempre, pero que a partir del 2015 creció en forma exponencial.

Su principal impulsora, la gobernadora Claudia Pavlovich estuvo a sus anchas entre esa multitud de mujeres incorporadas a actividades del sector minero de la entidad y no necesariamente en tareas administrativas, sino como conductoras de maquinaria pesada, en exploración y toda esa diversidad de tareas de campo.

Tiene razón la mandataria estatal al recordar que no hace ni tantos años que se consideraba de mala suerte el que una mujer entrara a una mina, así como ocurre todavía cuando una fémina se navega en un barco de pesca, pero en los años reciente las cosas han cambiado en lo que se refiere a la minería, en donde la presencia de mujeres ya es cosa común y ahora es factor de buena suerte.

Ahí otra mujer empoderada, la jefa de la oficina del Ejecutivo y coordinadora del gabinete, Natalia Rivera, quien nos comentó sobre un buen ánimo, excelente coordinación y eficaz entendimiento entre el gabinete legal y ampliado de la gobernadora Pavlovich, sin que en el corto y mediano plazo se prevean relevos o cambios en dicha estructura de gobernanza.

Adolfo Salazar Razo y Guillermo Díaz Robles van por la dirigencia estatal de MORENA

También por ahí el titular de Economía, Jorge Vidal Ahumada, con un muy buen sumario y numeralia respecto al impacto que tiene la mujer en el sector minero sonorense y su aportación al Producto Interno Bruto de la entidad.

Más temprano, hubo multitudinaria conferencia de prensa donde Adolfo Salazar Razo dio a conocer de su renuncia a su responsabilidad como Jefe de la Oficina de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, con el fin de cumplir con el principal requisito de la convocatoria para elegir al nuevo dirigente estatal de MORENA en Sonora.

Muy suelto y de fácil palabra percibimos a ese joven, considerado como el más aventajado discípulo de Alfonso Durazo Montaño y no por nada genera la percepción de ser amplio favorito entre los 72 delegados que habrán de votar el 10 de noviembre próximo.

Cuando abordaba los diversos cuestionamientos de representantes de medios de comunicación, vía redes sociales el delegado federal del trabajo en Sonora, Guillermo Díaz Robles, hizo saber de su renuncia para contender por el cargo que hoy ostenta Jacobo Mendoza, sin que a simple vista tal anuncio generara algún sobresalto en Salazar Razo.

No tenemos la menor referencia o antecedente en el activismo progresista de Díaz Robles y sólo estamos enterados que es el encargado o coordinador estatal del programa “Jóvenes construyendo el futuro” y que es parte del círculo más cercano de la diputada federal Wendy Briseño Zuloaga.

A ver si le alcanza la influencia de la monotemática legisladora federal frente a la movilidad y activismo de varios años que ha desplegado su circunstancial adversario, quien además todo indica que tiene todo el apoyo del líder moral y político de MORENA en Sonora o sea del nativo de Bavispe.

Yumiko Palomarez

Sin salirnos del terreno morenista y a propósito del monotemismo de la señora Briseño Zuloaga, se nos figura que hay una retracción al menos en Sonora de lo que pareció un intensivo sexismo legislativo, con abundantes exhortos y promociones sobre asuntos que tienen que ver con la intimidad y vida privada de las personas.

Dicha retracción a lo mejor tiene todo que ver con que se mantenga en la congeladora legislativa la iniciativa de la diputada Yumiko Palomarez que propone la legalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo y la consecuencia irremediable de su derecho a adoptar.

Desde hace un par de semanas se venció el término para la emisión del dictamen correspondiente como paso previo a bajar al pleno para su trámite final, demora que nos hace sospechar que alguien con alta influencia en MORENA ya se dio cuenta que en el imaginario de gran masa ciudadana, ese tipo de propuestas está dejando un saldo muy negativo para ese partido.

Pero Yumiko no debe desalentarse por esa demora, porque bien pudiera promover una ley para los zurdos, otra para los que tienen callos y uñeros, en defensa de los derechos de los zambos, de los que tienen boquillas y en fin, escoger de ese gran universo casuístico de la vida cotidiana para que sea normado por leyes, que al cabo no hay cosas más importantes.