Inicio Samuel Valenzuela De lo terrible al horror

De lo terrible al horror

1
0

La premisa fundamental para resolver un problema es reconocer la existencia de tal problema, axioma que al no ser atendido y en el peor de los casos, negado, se traduce en el horror de la masacre de niños y mujeres en Bavispe el lunes pasado, por parte de una banda del crimen organizado.

Estremecedora la relatoría de los hechos donde seis menores de edad y tres mujeres, todos de una misma familia, fueron asesinados, además de quedar con diversas lesiones a ocho menores más, en el marco de políticas públicas timoratas y pusilánimes del gobierno federal en materia de seguridad pública, que tiene envalentonados a grupos criminales.

Terrible lo ocurrido en Culiacán el 17 de octubre pasado, donde el sicariato puso de rodillas al gobierno de Andrés Manuel López Obrador luego de un torpe operativo de captura y de horror el drama de la familia menonita LeBarón en la alta sierra limítrofe entre Sonora y Chihuahua este lunes.

No hay explicaciones fáciles para describir ambos hechos que se resumen en la novedosa estrategia del gobierno federal que en principio de cuentas define que los integrantes de bandas del crimen organizado también tienen derechos humanos que ha que respetar y que en lugar de enfrentarlos, para evitar derramamiento de sangre se trabaja en atacar las causas de la inseguridad como son los casos de la marginación y la pobreza.

En dicho contexto, desde su campaña presidencial López Obrador anunció una amnistía para desarmar a los ejércitos de los capos de la droga que operan en diversas regiones del país, a la par que publicitaba su ingenua propuesta de ofrecer a esos criminales abrazos en lugar de balazos. Lo de la amnistía quedó en el olvido y sus muestras de afecto fueron ignoradas, por lo que se le ocurrió conformar una guardia nacional cuyo único éxito hasta ahora es la contención de migrantes centroamericanos.

Alfonso Durazo Montaño

Sacar de la marginación y la pobreza y ofrecer nuevas oportunidades a la juventud mexicana es una meta de dudosa viabilidad, ya que el también torpe manejo de la economía del país, tiene encarrilada a la sociedad mexicana hacia una drástica caída de su calidad de vida, con cero crecimiento este año y con perspectivas peores para el año próximo.

Mientras tanto, este año es prospectado como el más sangriento de la historia de este país, saldo al que se suman esos niños y sus madres en el solar nativo del Secretario de Seguridad Pública Federal, Alfonso Durazo Montaño, quien luce deslizándose en inclinado tobogán hacia lo que se nos figura como la fase terminal de su chapulinesca carrera política.

Tal como lo prefigurábamos durante la tarde noche del lunes, no nos equivocamos al adelantar que López Obrador culparía a las administraciones pasadas de los hechos, además de insistir en que las cosas van muy bien, muy bien, que los mexicanos estamos felices, felices y descartar de plano emprender acciones punitivas en contra del grupo armado responsable de la masacre.

De todas formas se comprometió a hacer justicia, sin que tengamos idea cómo lo hará ya que es notoria su confusión respecto a la diferencia entre hacer uso de la fuerza de la ley y del Estado para someter delincuentes y lo que para él sería prolongar la guerra que Felipe Calderón declaró al narco y que continuó Enrique Peña Nieto.

También está confundido con las nacionalidades de las víctimas de los masacrados, ya que si bien sus padres son de origen estadounidense, ellos y sus hijos son mexicanos de nacimiento o naturalizados, ignorancia que puso sobre la mesa de Donald Trump los motivos para ofertar sus buenos oficios intervencionistas alegando parentelas de las víctimas con la comunidad Mormona en Utah, que al menos y por lo pronto, fue rechazado por el incompetente presidente de México.

Contundente Claudia Pavlovich al condenar masacre en Bavispe

Se manejan un par de hipótesis sobre esos lamentables hechos y en las dos se sostiene que fue producto de una confusión de parte de los animales, considerándose la posibilidad de estar vinculados con la incursión de un grupo armado en la zona urbana de Agua Prieta la madrugada del mismo lunes, que luego de su ataque emprendió la retirada hacia Chihuahua por la ruta donde transitaban las víctimas, confundiéndolas con integrantes de banda rival.

O también, se considera la posibilidad de que ante los ataques perpetrados en Agua Prieta contra sus asociados, el grupo rival se movilizó hacia dicha frontera topándose con la familia LeBarón a quienes confundieron con sus rivales en retirada.

Pues en ese ambiente de duelo, de horror, de condena e impotencia, arrancaron los trabajos de las Comisiones Sonora-Arizona, Arizona México en Hermosillo, en donde cada año confluyen los esfuerzos de representantes de gobierno y de los diversos sectores de ambos estados para tomar acuerdos de beneficio común, todo con el impulso de la turbina que firma como Jefa de la Oficina del Ejecutivo, Natalia Rivera Grijalva.

Antes de la comida ofrecida para festejar el 60 aniversario de esa fructífera e institucional relación, la gobernadora Claudia Pavlovich sostuvo reunión de trabajo con el invitado especial, el embajador de Estados Unidos en México Cristopher Landau, para seguramente intercambiar información respecto a lo ocurrido en Bavispe.

Como es lógico, percibimos al embajador y a la mandataria estatal con un gesto de congoja, circunspectos y dolidos por el impacto del comentado acto criminal contra mujeres y menores de edad, lo cual derivó en sendos posicionamientos en sus respectivas intervenciones, ella estableciendo el compromiso de que tales atrocidades no quedarán impunes y él con el apunte respecto que no queda otra alternativa más que encarar y combatir a los autores.

La gobernadora Pavlovich y el embajador de EE.UU en México

Habrá que ver si ya con la presión del gobierno gringo, el presidente López Obrador aplica alguna variante en su relación con el crimen organizado, aunque de acuerdo a lo que sabemos de su personalidad, dudamos que vaya ceder en su cerrazón y mantendrá su estrategia de abrazos en lugar de balazos, el guácala y el fúchila.

Luego de dicho ceremonial con la asistencia de la mayoría de los titulares de los gabinetes de los gobiernos de Sonora y Arizona y de representantes de los diversos sectores sociales, económicos, educativos y demás de ambas entidades, se instalaron las 13 mesas de trabajo cuyos trabajos culminarán con la relatoría de sus conclusiones en la Plenaria de este miércoles a partir del mediodía.

Valga subrayar que desde el mismo lunes por la noche la gobernadora había extendido sus condolencias a la familia LeBarón, resultando sumamente extraño el que su homólogo de Chihuahua, Javier Corral ase mantenga mustio al respecto, a pesar de que la base de las operaciones productivas del citado clan Mormón está en ese vecino estado.

En fin, luego de lo ocurrido en Culiacán hubo quienes consideramos que ese sería el parteaguas que definiría nuevas formas para enfrentar el reto del narco por parte del gobierno de la 4T y como se sabe, nada parecido ocurrió, y ahora con el horror del acto criminal del lunes en Bavispe, se insiste en tal elucubración que luce cada vez más remota, o sea, se mantendrá la inacción del Estado Mexicano frente al reto del narco.

Vamos a dejar dicho tema porque este martes hubo comparecencia en la Mesa CORSAS, espacio de reflexión política donde el aspirante a la dirigencia estatal de MORENA dejó constancia de su condición de morenista químicamente puro, su lealtad incondicional a López Obrador y al también ya citado Durazo Montaño.

Natalia Rivera

Con un discurso muy bien estructurado y exposiciones que no dejaron nada a malas interpretaciones, Adolfo Salazar Razo mantuvo su prestancia y capacidad de respuestas a los tradicionalmente puntillosos cuestionamientos de los corsarios, que en nuestro caso, debimos de conformarnos con sus posicionamientos respecto a que no tiene indicios de que el empresario Alfonso González Morillas sea el factótum de Durazo Montaño en el manejo de MORENA en Sonora y que en todo caso, si así fuera, de ser él el dirigente no se daría ese caso.

Tampoco dijo tener indicios de que el llamado super delegado, Jorge Taddei Bringas opere con la estructura federal de la entidad, en favor del otro aspirante, Guillermo Díaz, destacando por otra parte, su confianza casi rayana en la ingenuidad de que en las elecciones del 2021, MORENA no tendrá voto de castigo por los desbarres tan comunes de la cuarta transformación.

Por supuesto que perfila a Durazo Montaño como el mejor perfilado para ser candidato de MORENA a la gubernatura, considerando que la ventaja de dos a uno que muestran las encuestas actualmente, es irremontable, pronóstico que debió acotar con un “hasta ahora”, porque de seguir así las cosas en materia de seguridad, no le alcanzará ni para una regiduría del ayuntamiento de Bavispe.

Adolfo Salazar Razo en la Mesa CORSAS

Muy bien el joven aspirante en sus intervenciones, cuyos puntos medulares serán objeto de abordaje en próximos Entretelones, toda vez que no queremos dejar pasar la contundencia de los posicionamientos de las bancadas del PRI y del PAN en el Congreso del Estado frente a la fallida estrategia del gobierno federal en contra de la violencia del narco, expuestos por los diputados Rogelio Díaz Brown y Eduardo Urbina Lucero, respectivamente.

Buena la referencia de Urbina Lucero al discurso presidencial: “Si los balazos no dieron resultado, pues tampoco están dando resultado los abrazos”, apuntó, en tanto que el legislador cajemense urgió por un replanteamiento de dicha estrategia ante la creciente ola criminal que cobra vidas inocentes.

Y también está el que se haya dado a conocer la identidad de organismos cuya planta laboral está afiliada al ISSSTESON y que se quedaron sin sus servicios por falta de voluntad para comprometerse en algún plan de pagos para cubrir adeudos cercanos a los 300 millones de pesos en conjunto.

Rogelio Díaz Brown

Los organismos tracaleros son Universidad Tecnológica del Sur de Sonora, el Instituto Tecnológico Superior de Cananea, la Comisión Estatal del Agua unidad Empalme, Promotora Inmobiliaria de Hermosillo y la unidad Vícam de la Comisión Estatal del Agua, sin que tengamos información precisa respecto a si sus adeudos son a pesar de que sus empleados hayan pagado sus cuotas con regularidad.

Era cuestión que se arreglaran como lo hicieron la Universidad de Sonora, el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, así como el Tribunal Estatal Electoral.