Inicio Samuel Valenzuela El IEES debate en Bizancio

El IEES debate en Bizancio

1
0

Abordajes cuenta chiles, a nivel de mitote y francamente corriente en algunos momentos, ocurrieron este jueves en la sesión del Consejo General del Instituto Estatal Electoral de Sonora, en donde el bloque de cuatro consejeros ratificó el despido de 38 empleados sin disponer los recursos financieros para su liquidación conforme a derecho.

Fuimos testigos de aquellas álgidas jornadas cuando la consejera presidente Guadalupe Taddei Zavala, tuvo que lidiar con los denodados esfuerzos de control emprendidos por el entonces gobernador Guillermo Padrés, en buena parte resistidos con éxito por una minoría integrada por la consejera Marisol Cota Cajigas y su homólogo, Daniel Núñez Santos.

Las cosas han cambiado: Cota Cajigas ya es magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa y lo que son las cosas, quien entró en su relevo Claudia Alejandra Ruiz Reséndez, en la misma sesión de este jueves, anunció su separación de dicha responsabilidad, obviamente hastiada de conductas facciosas y de bloque que obstruyen la conducción del instituto.

Por supuesto que la renuncia de la consejera les movió el piso y más cuando solicitó que los ahorros por dicha separación sean aplicados para evitar hasta donde alcance, el despido de empleados ratificado por el acuerdo que aprobó el bloque de cuatro que a todas luces encabeza nuestro compa Núñez Santos, sin que tengamos la menor idea de cómo se rompió aquella aparente sólida alianza con Taddei Zavala.

Guadalupe Taddei Zavala

Que lo averigüe Vargas o mejor, ya lo indagaremos nosotros mismos a la menor oportunidad, porque por lo pronto apenas estamos en la asimilación del a veces sórdido y de mala leche debate protagonizado en la sesión del Consejo General, con un consejero Kitazawa, Rodarte o Jasimoto, obviamente comisionados para hacer el trabajo sucio, en el marco de un pésimo espectáculo nada propio de quienes se suponen son integrantes del árbitro electoral del Estado de Sonora. 

Establecimos comunicación con nuestro amigo de muchos años, el ya citado Núñez Santos y quedamos en echar una platicada en estos días, luego que resulta por demás evidente que la percepción hacia el exterior del IEES, es que ahí hay una pugna muy polarizada donde una cofradía de cuatros impone su mayoría y que esos cuatro son los responsables del despido indigno de 38 empleados mediante un proceso de selección caprichoso y de conveniencias y lo peor, sin respetar sus derechos laborales.

En las intervenciones de los representantes de los partidos políticos, duro y cuestionador Gerardo Murrieta Romero, de MORENA, quien ni más ni menos les sugirió no ser más papistas que el papa a la hora de aplicar medidas de austeridad y que estas no sean con cargo a la planta laboral, entre otras reflexiones que ojalá sean tomadas en cuenta en la conducción de dicho organismo.

Claudia Alejandra Ruiz Reséndez

Bien también el representante del PAN, Jesús Eduardo Chávez Leal quien se mostró extrañado y mordaz respecto a que en lugar de que sean los partidos políticos o sus representantes los que se estén echando jodazos entre sí, sean los árbitros los agarrados del chongo, dejando ver además que en la conducción del IEES muy poco o de nada se entera a los partidos.

Y si las representaciones partidistas lucen en babia e ignorantes del fondo de las discusiones, pues con mayor razón los comunes mortales, incluida la raza reporteril que fue testigo del incesante tiroteo que incluyó minucias respecto al manejo de los recursos financieros y cosas de mayor importancia como es el caso de que entre los despedidos esté la señora que hace el aseo.

A través de la transmisión en línea de la sesión, dimos cuenta del bizantino debate que desde su inicio marcó las tendencias sin importar argumentos ni nada, esto es aprobar un asunto que previamente acordado su contenido en reuniones previas, fue modificado de última hora por el bloque4 y así fue aprobado, con las consecuencias ya descritas.

Gerardo Murrieta Romero

Bien la consejera presidente al dar la cara por el organismo que preside y la verdad es que no la habíamos escuchado, aunque sin perder las formas, nunca tan encabronada, primero al reclamar el paupérrimo nivel de los abordajes de esa mayoría de cuatro y segundo al asumir las consecuencias de las decisiones y votaciones de dicho bloque.

El reduccionismo presupuestal impuesto por el Congreso del Estado y su mayoría de MORENA, ya deja en la calle y sin sustento a 38 empleados, cuyo destino era inevitable luego de un acuerdo que redujo la partida 1000 decidido por esos cuatro consejeros, quienes luego pretendieron lavarse las manos y responsabilizar a la presidenta de los despidos, y ahí Lupita externó esa congoja al señalarlos de haber hecho la selección de los despedidos.

Patética la insistencia de pretender justificar el recorte de personal, alegando que tales acciones de orden administrativo son comunes y frecuentes en dicho instituto, con la aclaración, que en efecto, así como es cíclica la contratación de personal frente al avance de los procesos electorales, también es cíclico el proceso de liquidación cuando éste concluye, con la aclaración como bien lo dijo Taddei Zavala, que siempre ha sido tomando en cuenta previsiones de orden presupuestal y sobre todo con respeto a los derechos laborales y humanos de esas personas.

Jesús Eduardo Chávez Leal

Lamentable en todo caso el estado de frustración de la consejera Ruiz Reséndez que mejor decidió ahuecar el ala antes que seguir en ese ambiente de encono, de grillas sotaneras y soberbias de quienes se supone tienen una alta formación académica, pero que han tomado al IEES como un coto particular y aprovechando que como órgano colegiado cuatro votos son más que tres, hacer lo que les viene en gana.

Lo evidente de dicha confrontación, es que en las distintas intervenciones para nada ni siquiera se invoca el interés ciudadano o ya al menos de la sociedad de forma genérica. No, nada de eso y más bien prevalecieron cuestiones domésticas por parte de quienes al menos este reportero esperaba un poco más de tatema y nunca nos imaginamos que anduvieran en disputas obviamente facciosas, además de ser burdamente utilizados.

Francisco Arturo Kitazawa le tocó bailar con la más fea por ser el comisionado para proponer la modificación de la partida 15202 que contemplaba el pago de liquidaciones de despedidos por un monto de cuatro millones 750 mil 561 pesos, para mandar dichos recursos a la partida 11301 para que con dicha cantidad se paguen sueldos y con ello dejar en la indefensión a los empleados despedidos.

Francisco Arturo Kitazawa

Y eso fue lo que se aprobó finalmente y que además provocó la decisión de la consejera Ruiz Reséndez, quien por lo menos se va con la satisfacción de escuchar amplio reconocimiento de las representaciones partidistas y de incluso de quienes fueron las causas de su hartazgo al entorpecer la fluidez del trabajo del organismo electoral.

Al no haber suplentes a dicho cargo, no tenemos idea de los tiempos que llevará al INE concretar el relevo de la destacada ciudadana que hace apenas año y medio asumió ese encargo, pero lo que sí sabemos es que cuando menos en lo que resta del año el IEES se ahorrará al menos 100 mil pesos mensuales que a lo mejor permiten que a fin de cuentas no tenga que irse un buen número de quienes fueron pasados a cuchillo por quienes han de creer que ese organismo es una verdulería en donde lo sustantivo es contar chiles.