Inicio Samuel Valenzuela En la cueva del lobo

En la cueva del lobo

1
0

Bien pudo decidirse por Hermosillo o por Ciudad Obregón, pero fue Guaymas la seleccionada para que el próximo martes 13 sea la sede de una reunión que podría ser el parteaguas, el antes y después, del combate a bandas del crimen organizado en esta región del país.

Fue el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador el anunciante de dicha cumbre, a la cual asistirán el titular de seguridad pública federal, Alfonso Durazo Montaño; los secretarios de Defensa Nacional y de la Marina, el general Luis Cresencio Sandoval González y el almirante José Rafael Ojeda Durán, respectivamente, así como la gobernadora Claudia Pavlovich y alcaldes de Hermosillo, Cajeme, Navojoa, Guaymas y Empalme.

Realizar la reunión en el sufrido puerto tiene visos emblemáticos, toda vez que sin demeritar los niveles de violencia registrados en el resto de los municipios cuyos alcaldes han sido invitados, Guaymas reúne condiciones críticas en extremo y por lo que se percibe, el de Bavispe decidió tomar el toro por los cuernos y enviar un reto bastante sonoro a quienes han tomado esa región como campo de batalla.

Como se sabe, el estallido de las hostilidades fue prácticamente arrancando el trienio de Sara Valle Dessens y a lo largo de los meses ha arrojado varios agentes municipales asesinados en plena vía pública, así como un alto funcionario municipal, además de ejecutados casi a diario, en un contexto que se extiende hasta el vecino Empalme.

Sara Valle Dessens

Es por eso que la alcaldesa de MORENA es la anfitriona e invitada estelar de esa cumbre anunciada, a la que también han sido convocados Francisco Genesta, titular de la presidencia municipal rielera; el de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal; la de Hermosillo, Célida López Cárdenas, y la de Navojoa, Rosario Quintero, quien por cierto, ella puede jactarse de gobernar un municipio que ni cohetes truenan y sin que tengamos idea de las razones, es un oasis de paz.

Bien harían sus colegas y compañeras de partido al frente de otros ayuntamientos de preguntar a la Chayito cómo le hace para mantener ese bucólico estado en Navojoa o a lo mejor los mismos altos personajes que presidirán la cumbre Guaymas Por la Seguridad y la Paz, hagan apuntes de su mágica receta para replicarla en el resto de no solo ciudades de Sonora, sino en todo el país donde de plano los líderes de bandas de narcos se niegan a dar besos y abrazos en lugar de balazos.

Pero sin lugar a duda, en el otro extremo de la Chayito se encuentra la siempre polémica alcaldesa de Guaymas, a quien ya en repetidas ocasiones le han dedicado mensajes epistolares a través de mantas o lonas, que como por arte de magia aparecen en transitadas vialidades no solo en el Puerto, sino en Hermosillo y Ciudad Obregón, en donde junto a su cuñado Santiago Luna, la acusan de ser cómplice o socia de uno de los grupos de narcos en guerra.

Debe ser muy difícil para la presidenta municipal lidiar con esa situación y las abiertas amenazas sobre su persona y por ende sobre su familia de parte de individuos que como se sabe, carecen de escrúpulos cuando se les ordena perpetrar atrocidades, sin que tengamos la menor idea respecto a la veracidad de tales acusaciones en contra de ella y de su pariente político, entre otros señalados de su administración.

Santiago Luna

Por lo pronto y hace bien, nos aseguran que al arreciar los señalamientos públicos en su contra, primero la Valle Dessens se vino a pasar unos días a Hermosillo y como la situación en la capital tampoco es muy segura que digamos, decidió retornar a su terruño, para según nos aseguran, vivir y prácticamente despachar asuntos de la comuna desde la guarnición militar porteña.

Así nos lo informaron y así lo pasamos al costo, que verdad o no, en nada desvirtúa la grave situación de inseguridad e incertidumbre que prevalece entre la gente, estado de ánimo similar que padece la alcaldesa, quien hace unos días divulgó una videograbación muy dramática en la que trata de deslindarse de las acusaciones en su contra.

Y la verdad es que por el apoyo del gobierno estatal a través de la Fiscalía General de Justicia del Estado y de la de Secretaría de Seguridad Pública no podría quejarse la señora alcaldesa, así como tampoco el resto de las autoridades municipales convocadas, toda vez que al menos en delitos del fuero común hay una sensible baja en la incidencia delictiva producto de la coordinación y la operación de programas de prevención.

En el caso de los delitos de alto impacto, muy poco o nada puede hacerse para evitarlos si entre los bandos en disputa están malos elementos policiacos o convenios de protección de instancias de autoridad, situaciones ya convertidas en parte de la rumorología popular y que se nos figura debieran ser los puntos de enfoque para entrarle en serio a ese torito.

Por lo pronto, nuestra solidaridad para doña Sara Valle y su hasta ahora fallida administración municipal, con la esperanza de que la reunión del martes 13, establezca las bases para la disuasión de la agresividad de quienes la tienen en la mira.

Luis Alberto Campa Lastra

Habrá qué ver en qué consiste la agenda de la reunión anunciada por el presidente e incluso si ésta será abierta o cerrada, aunque es de preverse que los asuntos serios, los de estrategia, serán en corto y en todo caso, lo divulgable podrían ser sólo aspectos de la evaluación de la situación e intenciones genéricas respecto a qué se planea hacer para enfrentarla.

Y antes que se nos pase, el presidente aprovechó la recta para ratificar su intención de venir a Sonora el dos de septiembre próximo, para también sostener una reunión sobre seguridad, reunirse con familiares de las víctimas de la Guardería ABC, y no, no hizo alusión al motivo central de su periplo por esta entidad: supervisar e inaugurar la conclusión de la modernización y reconstrucción de la carretera de cuatro carriles.

Es que ya debió darse por enterado que es prácticamente imposible la conclusión de esos trabajos en esa fecha, frente a tramos aún faltantes, particularmente entre Imuris y Nogales, entre otros, que si se terminan por allá a fin de año nos daríamos por bien servidos.

O sea, a principios de este año López Obrador aseguró que la cuatro carriles quedaría terminada para abril o para mayo, luego que sería a fines de julio y después el 1 de septiembre, fechas con las que fue obviamente engañado por los representantes de la cuarta transformación en Sonora.

Y de regreso a la problemática que enfrentan los municipios de Sonora, mucho carácter y voluntad decisoria dejó ver la alcaldesa Célida López Cárdenas al hacer cambios en áreas neurálgicas de su administración, como lo son la Secretaría del Ayuntamiento, Tesorería y Agua de Hermosillo, aunque contrario a la especulación popular, no relevó al director de Seguridad Pública, Luis Alberto Campa Lastra, quien se supone es el que más ha fallado en el desempeño de su responsabilidad.

Daniel Núñez

Lo anterior lo decimos a ojo de buen cubero y en función de cómo ha crecido el accionar de la delincuencia de alta escuela en el municipio y a las evidentes incompetencias del funcionario policiaco, aunque a decir verdad, sabe de qué tamaño hayan sido los desbarres y fallas de la ahora extitular de Agua de Hermosillo María Victoria Olavarrieta y de Martín Alberto Azpe, que despachaba como tesorero de la comuna, porque a lo mejor las incompetencias de Campa Lastra son menores si se comparan con las de los despedidos.

Y desde el Instituto Estatal Electoral de Sonora nos reportan un ambiente ríspido, descompuesto y de abierta confrontación, en un contexto de crisis histórica, más complicada aún que cuando Guillermo Padrés pretendió convertir a dicha instancia en una dirección general de la Secretaría de Gobierno.

La situación reportada es sumamente grave toda vez los efectos de los draconianos recortes presupuestales decretados por la legislatura estatal para el actual ejercicio, que prácticamente mantiene en la inmovilidad a la máxima autoridad electoral de la entidad, sin siquiera disponer de los suficientes recursos financieros para pagar la nómina, menos para liquidar conforme a derecho a 40 empleados de distintos niveles a quienes el pasado martes se les notificó su despido.

Se asegura que más que la carencia de dinero, la situación en el IEES es resultado de la abierta confrontación que operan los consejeros Maribel Salcido, Daniel Núñez, Arturo Kitazawa y Daniel Rodarte en contra de la presidenta Guadalupe Taddei Zavala, quien es apoyada por Vladimir Gómez y Claudia Alejandra Ruiz, quienes son avasallados en las votaciones del Consejo General.

Sería lamentable que por disputas de poder y ajenas a cuestiones presupuestarias, cuarenta personas y sus familias quedarán sin el sustento y no solo eso, que se les negaran derechos laborales  y por lo que se sabe, así parece ser la cosa, porque mientras se les retienen pagos quincenales a todo el personal y a los despedidos no se les liquida conforme a derecho en aras de una presunta austeridad, se destina millonaria inversión al oneroso e inútil programa denominado Encívica, ese mismo que ya ni el INE tiene por costoso.

Rodolfo Montes de Oca y su libro sobre la procuración de justicia en Sonora

Por lo demás, acusamos recibo del libro “Hacia una procuración de justicia autónomo en el Estado de Sonora, retos y perspectivas”, de nuestro amigo el exfiscal general de justicia de la entidad, Rodolfo Montes de Oca, a quien hay que reconocer su capacidad para el resumen, la recopilación acuciosa y abordaje académico de tan complejo tema como lo es el derecho y su aplicación.

Sin estridencias, profundamente reflexivo, muy bien estructurado y con probado conocimiento de causa, Montes de Oca ofrece el complejo escenario que le tocó lidiar desde el arranque de su gestión como procurador, luego ya nombrado fiscal con carácter transexenal por el Congreso del Estado y su sorpresiva renuncia al cargo, sin que por cierto, sobre ese hecho no abunde, destacando en todo caso su mensaje de despedida a su equipo de trabajo.

Muy bien presentado y con abundante material gráfico, vamos a entrarle a dicho libro con mayor tiempo y decisión, pero por lo pronto, bien por Montes de Oca al dejar testimonio de lo que vio e hizo en el área de tanta importancia del gobierno estatal y luego como organismo autónomo.