Inicio Samuel Valenzuela México requiere de héroes

México requiere de héroes

5
0

Para este patriota, nacionalista y antimperialista común mortal, el día más emotivo y motivante del calendario cívico mexicano, es el de la gesta heroica que la historia atribuye a un grupo de cadetes que murieron defendiendo el Castillo de Chapultepec, entonces sede del Colegio Militar, frente a la fuerza invasora del ejército norteamericano.

Mito histórico o realidad histórica, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez, Juan de la Barrera, Juan Escutia y Vicente Suárez, todos unos niños, se negaron a abandonar las instalaciones de su escuela y dieron su vida no sin antes ofrecer fiera batalla al avasallante ejército gringo, incluso a bayoneta calada.

Punto culminante de esa gesta, es cuando al ver que ya nada se podía hacer, Juan Escutia se lanzó al vacío envuelto en la bandera mexicana para evitar que la fuerza invasora se apoderara de ella, acciones que cada año se rememoran en un evento cívico militar que incluye salvas de honor, discursos, demostraciones de disciplina militar, ofrendas florales y un cálido recordatorio de cómo se puede llegar a extremos para defender a la patria y a nuestros símbolos.

Se dice que la Batalla de Chapultepec el 13 de septiembre de 1847 se trata de un mito heroico sin corroboración científica ni documental, que muchos de sus datos son ficticios y demás, pero si así como la percepción tiende a convertirse en realidad, a 172 años de ocurrido ese hecho, el imaginario social a autentificado esa gesta, considerada la piedra angular de nuestra formación nacionalista.

Romina Alejandra Dávila

Pues este viernes 13 de septiembre nos fuimos muy tempranito para estar presente en el evento que honra cada año a la memoria de esos jovencitos, que en el pase de lista se les cita como que murieron por la patria, en un escenario donde sobresale la elegancia militar combinada con la sobriedad de autoridades civiles, así como la abundante presencia de estudiantes de primaria y funcionarios de los distintos niveles de gobierno.

Mito o realidad, a este reportero le enternecen los relatos alusivos al sacrificio de esos muchachos y más en esta ocasión dada la magnífica participación del Mayor Erwin Romero Salcedo, Jefe de Operaciones del 24 Batallón de Infantería, con el poema Fanfarria a los muertos, acompañado del esporádico tremor y distintos llamados de la banda de guerra de esa guarnición militar.

La gobernadora Claudia Pavlovich presidió la ceremonia que incluyó ofrenda floral y guardia de honor ante el altar erigido a los jovencitos, acompañada de presidente del Poder Judicial Francisco Gutiérrez Rodríguez; del Legislativo, Luis Armando Colosio; el general Cruz Isaac Muñoz Navarro, comandante de la IV Zona Militar; Arturo Ramón Bosco Romero, comandante de la Cuarta Región Naval, y Germán Noriega Mejía, comandante de la Región Aérea del Noroeste.

También ahí el Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella; el titular de la SEC, Víctor Guerrero González; José Luis Irineo Zaldívar, presidente de la Asociación de Militares en Situación de Retiro del Ejército, Fuerza Aérea y Armada Nacionales Región Sonora A.C., destacando entre todos ellos la niña Romina Alejandra Dávila Jiménez de 8 años de edad, de tercer año de primaria y quien lució su atuendo militar.

David Anaya Cooley

No, no vimos ninguna representación del gobierno del Municipio de Hermosillo, aunque por ahí se apareció el super delegado, Jorge Taddei Bringas, a quien se le sumó ya avanzado el evento el delegado de la Fiscalía General de la República, Pavel Núñez, en tanto que desde temprano acudieron a la recordación el Secretario de Seguridad Pública estatal, David Anaya Cooley y la Fiscal General del Estado, Claudia Indira Contreras.

Lo recordado con todas las honras posibles ocurrió hace 172 año, pero nosotros también recordamos lo ocurrido hace cuatro años, cuando la ahora gobernadora del Estado presidió el primer evento cívico oficial de su mandato, luego que en el primer minuto de ese día 13 de septiembre del 2015, había rendido protesta para el cargo que actualmente desempeña.

Qué rápido se ha ido el tiempo, porque parece que fue ayer que la vimos si bien algo desvelada y luciendo estragos del poco dormir, optimista, entusiasmada por las tareas por venir en favor de los sonorenses, responsabilidades que al paso del tiempo se han complicado y hecho más difíciles dado los entornos negativos no prospectados hace cuatro años.

Circunstancias casuales nos permitieron platicar un rato con ella y nos consta que permanece intacta su voluntad de servir y su compromiso de dar lo mejor de ella en favor de los sonorenses, que bajo las condiciones actuales, junto a tal voluntad y compromiso, le pone fuerza de carácter y habilidades para la negociación y el acuerdo con el fin de aminorar perjuicios a la gente por saldos negativos que derivan de incompetencias y ocurrencias de instancias superiores de gobierno.

La gobernadora en los tacos del Chino Mario

Ya luego podríamos platicar detalles de la conversa con la mandataria estatal, a quien reconocemos que le gorreamos unos tacos con el Chino Mario, donde nos dejó saber de sus avatares como madre de familia y de sus extenuantes jornadas que requieren los procesos de negociación en torno al paquete económico 2020.

Y en ese punto es donde nace la idea del título de esta columna porque frente al panorama que deja ver el proyecto federal para delinear el gasto público para el año próximo, México requiere de héroes, primero para aguantar los efectos de dicho bodrio y segundo, para obligar a la tecnocracia populista que reconsidere ese proyecto de presupuesto.

Las cosas vienen peor para México, que en el caso de Sonora, mucho peor que este año ya de por sí pleno de falta de liquidez, circulante, obra pública, desempleo y demás, signos propios de una economía en franca recesión, sin que pinten para nada esos supuestos millones de pesos que se reparten entre ninis, en becas y para adultos mayores.

En ese contexto tan incierto, a la representación del PAN en el Congreso del Estado, con el apoyo de otras bancadas a excepción del PRI y el Panal, se les ocurrió aprobar por la vía fastrack, la obligatoriedad para que el Poder Ejecutivo dictamine en un plazo de 24 horas el impacto presupuestario de iniciativas de ley que apruebe la legislatura.

Eduardo Urbina

Tenemos la impresión que dicho acuerdo dado a conocer por el diputado Eduardo Urbina y votado a favor con singular entusiasmo por MORENA, PES, PT, MC y Verde, reúne todo el perfil para ser vetado por el ejecutivo, desde donde bien podría responderse que nadie está obligado a lo imposible.

Habrá qué ver los pasos a seguir en este punto de tan delicada trascendencia y que a ojo de buen cubero no ha sido un factor sustantivo en la formulación de marcos jurídicos de cualquier índole y más bien lo que se percibe es que se pretende meter al ejecutivo en un juego al estilo del tío Lolo con el fin de dar seguimiento a ocurrencias legislativas.

Por lo pronto, el titular de Hacienda Raúl Navarro gallegos bien podría remitir al legislativo un estimado de costos que tendría la aplicación de dicha obligatoriedad, porque dictaminar impacto presupuestario que derive de cualquier ley no es cualquier cosa, sin que sepamos si en dicha obligación se incluye a ocurrencias como las que son comunes y denominadas acuerdos y exhortos por parte de no pocos integrantes de la legislatura sonorense.

Así las cosas por rumbos del Congreso del Estado, en donde en todo caso sus integrantes deberían ocuparse en estudiar a fondo los efectos que tendrá entre sus representados el paquete presupuestal federal el año próximo y formular una estrategia para revertirlos, porque si no lo hacen, sabe con qué cara podrán plantarse en comunidades de sus distritos.

Lázaro Espinoza

Hasta ahora, entre los representantes de mayoría, sólo el diputado Lázaro Espinoza ha alzado la voz frente a la histórica descobijada que la cuarta transformación pretende perpetrar en contra del sector pesquero, sin que se escuche de nadie más algún retobo por los criminales recortes y eliminación de apoyos al campo y al sector agropecuario o que la infraestructura urbana de los municipios y su seguridad pública haya dejado de ser prioridad.

En eso se deberían de ocupar, incluidos los de elección plurinominal, en lugar de perderse en normatividades internas o en su relación con los otros poderes del estado.

Y la buena noticia de este viernes es que por fin fue detenido Manuel Alberto Fernández, a quien se le atribuye la autoría intelectual del asesinato de Eduardo Castro Luque, hace casi siete años, en una trama cuasi oficial en la que el ahora detenido urdió esa criminal acción para ser él como suplente, el que ocupara la diputación local que nuestro amigo le había ganado a Jesús Félix Holguín.

Ya fue detenido

Ya con el presunto autor intelectual detenido en Zapopan, Jalisco, a lo mejor hay mayor luz sobre ese trágico acontecimiento, porque al menos en este reportero persiste la idea de que bien pudo ser una operación del padrecismo dada la combatividad y el activismo que Castro Luque desplegaba en contra del acueducto El Novillo y a amenazas nada veladas en contra de su vida que hiciera en su contra horas antes vía redes sociales el atrabiliario y tenebroso secretario de Imagen Institucional Javier Alcaraz.