Inicio Samuel Valenzuela No se vale estigmatizar

No se vale estigmatizar

3
0

Nos resistíamos a entrarle al tema, pero ante la frivolidad de unos, radicalismos trasnochados de otros y evidentes propósitos de estigmatización, nos atrevemos a afirmar que en el momento histórico en que se presentó, se justificaban decisiones y acciones radicales en contra del gobierno de México o sea, optar por la vía de la guerrilla urbana y rural en respuesta a injusticias.

Más que valientes, se trató de una generación de comprometidos que emergieron de aulas universitarias, de escuelas rurales, de movimientos urbano-populares, del surco de empobrecido campo mexicano, que movidos por idealismos de igualdad se integraron a toda una diversidad de organizaciones luego del portazo que recibieron sus ansias de participación política el 2 de octubre de 1968 y antes, los maestros, los ferrocarrileros, solicitantes de tierra y hasta los médicos.

No se vale estigmatizar a toda una generación por actos de unos pocos que llegaron al extremo de dar su vida y quitar la de otros, en una dinámica de confrontación y más que todo de defensa ante un régimen represor y autoritario, con el subrayado de que los responsables de la guerra sucia fueron las élites gubernamentales y no quienes eran perseguidos.

De acuerdo a estudiosos del tema, en la Liga Comunista 23 de Septiembre o en el Partido de los Pobres, en las Fuerzas Revolucionarias Armadas del Pueblo, en la Liga Espartaco o en la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria, entre otras organizaciones que operaban en la clandestinidad durante los años 60 y 70, muy pocos de sus integrantes se ocupaban de acciones de impacto en contra del Estado, sino que la mayor parte de sus bases sociales se ocupaban de tareas de divulgación, de organización, de apoyo a la gente frente a emergencias y de agitación en caso de movimientos sociales en proceso.

Periódico mensual de la LC23S

Ahora se pretende ubicar de forma genérica a todo ese conglomerado como integrantes de células armadas dedicadas al asalto y al secuestro y no, de ninguna manera fue así, aunque para repartir propaganda en una huelga, en una invasión de terrenos urbanos o agrícolas, así como hacer pintas, operar un mimeógrafo o trasladar propaganda, tenía iguales riesgos, ya que la represión, tortura y hasta la muerte era parejita en caso de ser detenidos.

Desde esa perspectiva histórica, se vale y que bueno, se reconozcan sacrificios de unos y excesos de otros, pero lo que no se vale, es sacar de contexto hechos muy puntuales con el fin de exacerbar la confrontación clasista que promueven algunos de la cuarta transformación, quienes sin contextualizar abordan un tema que les es de oídas, cuando a fin de cuentas lo relevante es que fueron protagonistas de toda una tendencia que abrió las puertas a la actual pluralidad política de México.

Así las cosas, los hermanos Gámiz, los hermanos Sarmiento, Genaro Vázquez, Lucio Cabañas y otros, deben ser vistos como referentes históricos de una época muy difícil y cuyos actos fueron en función de esa difícil realidad que les tocó vivir y que hasta ofrecieron su vida tratando de cambiarla.

Vamos a dejarla de este tamaño, no se vayan a sentir ofendidos quienes colgados de tales premisas y otros ni eso, aprovecharon la ruta democratizadora de este país, para desde posiciones del gobierno federal, lucrar y darse la gran vida por el resultado del sacrificio de otros.

Mario Gerardo Murrieta Romero en la mesa CORSAS

Por todo lo anterior y con las acotaciones de rigor, bien que a nombre del Estado Mexicano la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero haya ofrecido una disculpa pública a Martha Camacho Loaiza, ex integrante de la Liga Comunista 23 de Septiembre, quien fue torturada a manos de militares durante la denominada “Guerra Sucia”, disculpa que debe aplicar para muchas y muchos más víctimas de similares agravios y que ven como parapetados en MORENA, hay tantas y tantos, que como decíamos, ahora disfrutan de los resultados de dichos sacrificios.

A propósito de aprovechados, vaya que fue lapidario Martín Gerardo Murrieta Romero, consejero nacional y fundador de MORENA en Sonora, al señalar que dicho partido sufre de un apabullante colonialismo de expriistas, expanistas, expadrecistas, de huevones y de incompetentes sin trayectoria, quienes por decisiones cupulares ahora ocupan posiciones de representación popular y de gobierno, desplazando a cuadros que por años bregaron sumados al proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

El cananense, vástago del diputado local que fuera amigo nuestro, Froylan Murrieta Loreto, obviamente anda encabronado por el trato que ha recibido de quienes detentan los poderes fácticos en el partido de moda y por ende fue prolijo en pronósticos negativos para dicha fuerza política y en cuestionamientos que lo llevan a concluir que bajo las condiciones actuales, MORENA en Sonora tiene un futuro incierto al incurrir el prácticas internas peores que el PRI y el PAN.

Fue particularmente cáustico al referirse al dueño de MORENA en Sonora o sea a Alfonso Durazo Montaño y cubrió de críticas a por ejemplo Jorge Taddei Bringas, a Jacobo Mendoza, quienes son considerados peones del de Bavispe, uno como super delegado y el otro como dirigente de ese partido.

Alfonso Durazo Montaño

Consideró que lo que requiere MORENA es activismo social, en las calles, en la organización de cuadros y en la conformación de una estructura que actualmente carece, ausencia u omisión que prospecta un mal resultado en la elección intermedia del 2021.

Fue particularmente duro al referirse  cómo fueron desplazados cuadros progresistas, siempre comprometidos con las propuestas y proyectos de López Obrador, además de cuestionar que en su mayor parte, en gobiernos municipales y de representación popular se asuman ganadores de una elección por sí mismos, cuando sin López Obrador no fueran nada ni nadie y que para colmo, no respondan a las expectativas de la gente.

También aludió la estructura piramidal y autoritaria impuesta en el tratamiento de los asuntos de MORENA, estructura y operación muy similar que derivó a que renunciara al PRI a principios del 2000 y un esquema que importaron toda esa gama de expriistas que ahora mandan en ese partido.

Coincidió en cuestiones torales con Benjamín Hurtado y Petra Santos, quienes como se sabe, son también voces críticas a lo que ocurre en MORENA en Sonora y como en términos generales sus representantes formales han resultado un fiasco como integrantes de instituciones de gobierno, sea municipal o federal, así como de representación popular local o federal.

Jacobo Mendoza

Dijo no temer a alguna sanción por sus dichos e incluso, los retó a que se atrevan, que en el caso de novedades, en nuestro caso nos sorprendió que asegure que Jacobo Mendoza fue suspendido de su militancia desde el 2015, por participar en acto del entonces candidato del PRI a la Alcaldía, Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez y que a pesar de ello, Durazo Montaño lo hizo dirigente estatal.

Frente a la elección por la gubernatura en el 2021, apuntó que más que el de Bavispe, el mejor perfilado es el priista Ernesto Gándara a quien consideró de un muy alto nivel e institucional a toda prueba; a Antonio Astiazarán lo descarta por desagradecido, en tanto que no ve opciones para Ricardo Bours por tratarse de una representación concentrada en una región y en un apellido, además de dejar fuera a María Dolores del río por sus antecedentes como tandeadora del servicio de agua potable.

Frente a la renovación de la dirigencia estatal, tuvo referencias muy descalificadoras hacia Adolfo Salazar Razo e incluso considera que en dicha contienda debería estar Armando Moreno Soto o María Carrasco, e incluso él mismo, sin que sepamos si le va entrar dadas sus responsabilidades como coordinador de asesores de Jaime Bonilla Valdez, quien como se sabe, asume la gubernatura de Baja California el próximo 1 de noviembre.

Sergio Gutiérrez Luna

Y en relación con ese colonialismo que sufre MORENA, comentó sobre su frustración de encontrarse en importantes posiciones de MORENA a quienes en el reciente pasado enfrentó en tribunales como es el caso del ahora diputado federal, Sergio Gutiérrez Luna, ariete jurídico del PAN y de Guillermo Padrés que pretendió dejarlos sin registro en la elección del 2012, entre otros personajes que desde trincheras opuestas ahora ocupan posiciones partidistas estratégicas en espacios legislativos o en el gobierno federal. 

Y a fin de cuentas, de los 115 profesionales del derecho que como aspirantes a Notario tuvieron la opción de registrarse para postular por la patente de la notaría 112, sólo lo hicieron cinco y sólo dos pasaron el estricto filtro que establecen los términos de la convocatoria.

Karina Gastelum Félix

Todo quedará entre Bertha Valenzuela Galván y Cuauhtémoc Benavides, quienes presentarán su examen de oposición el próximo lunes 30, y quien resulte mejor evaluado y calificado por el estricto cuerpo de sinodales, pasará a formar parte del Colegio de Notarios del Estado de Sonora que preside Karina Gastelum Félix, a quien dicho sea de paso, hay que reconocerle como impulsora de un proceso transparente para culminar con el nombramiento que resulte.