Inicio Economia y Negocios EEUU emite comunicado sobre inversiones en México

EEUU emite comunicado sobre inversiones en México

41
0

En el comunicado que emite el Gobierno de los Estados Unidos señala como principal punto que México es uno de los principales socios comerciales y de inversión de los Estados Unidos. El comercio bilateral creció 650 por ciento 1993-2018 y México es el segundo mayor mercado de exportación de Estados Unidos y el tercer mayor socio comercial. Estados Unidos es la principal fuente de inversión extranjera directa (IED) de México con USD 12.300 millones (flujos de 2018) o el 39 por ciento de todas las entradas a México.

La economía mexicana ha promediado 2.6 por ciento de crecimiento económico (PIB) 1994-2017. México se ha beneficiado desde la crisis del tequila de 1994 de una gestión económica creíble que ha permitido al país capear un período de bajos precios del petróleo y una importante volatilidad global. El presupuesto fiscalmente prudente para 2019 apunta a un superávit primario del uno por ciento, y el nuevo gobierno ha confirmado la independencia del Banco Central (Banco de México). La inflación a fines de 2018 fue de 4.8 por ciento, una mejora de 6.6 por ciento a fines de 2017, pero aún por encima del objetivo del Banco de México de 3 por ciento debido a la depreciación del peso frente al dólar estadounidense y al aumento de los precios minoristas de combustible causados ​​por los esfuerzos del gobierno para estimular competencia en ese sector.

Las perspectivas de ratificación del acuerdo comercial Estados Unidos-México-Canadá (USMCA) para 2019 y un cambio histórico en el gobierno mexicano el 1 de diciembre de 2018 siguen siendo fuentes clave de incertidumbre en la inversión. La nueva administración ha manifestado su compromiso con políticas fiscales y monetarias prudentes desde que asumió el cargo. Aún así, las políticas, los programas y la comunicación conflictivos de la nueva administración han contribuido a las incertidumbres continuas, especialmente relacionadas con las reformas del sector energético y la salud financiera de la compañía petrolera estatal Pemex. La mayoría de las instituciones financieras, incluido el Banco de México, han revisado las expectativas de crecimiento del PIB de México a la baja para 2019 a 1.6 por ciento (consenso de Banxico). Las principales agencias de calificación crediticia han rebajado o tienen una perspectiva negativa de las calificaciones soberanas y algunas institucionales de México.

La administración cumplió con sus promesas de campaña de cancelar el nuevo proyecto del aeropuerto, recortar los salarios de los empleados del gobierno, suspender todas las subastas de energía y debilitar las instituciones autónomas. La incertidumbre sobre el cumplimiento de los contratos, la inseguridad y la corrupción también continúan obstaculizando el crecimiento económico mexicano. Estos factores aumentan significativamente el costo de hacer negocios en México.

El comunicado en ingles:

Mexico is one of the United States’ top trade and investment partners.  Bilateral trade grew 650 percent 1993-2018 and Mexico is the United States’ second largest export market and third largest trading partner.  The United States is Mexico’s top source of foreign direct investment (FDI) with USD 12.3 billion (2018 flows) or 39 percent of all inflows to Mexico. 

The Mexican economy has averaged 2.6 percent economic growth (GDP) 1994-2017.  Mexico has benefited since the 1994 Tequila Crisis from credible economic management that has allowed the country to weather a period of low oil prices and significant global volatility.  The fiscally prudent 2019 budget targets a one percent primary surplus, and the new government has upheld the Central Bank’s (Bank of Mexico) independence. Inflation at end-2018 was 4.8 percent, an improvement from 6.6 percent at the end of 2017, but still above the Bank of Mexico’s target of 3 percent due to peso depreciation against the U.S. Dollar and higher retail fuel prices caused by government efforts to stimulate competition in that sector.

The United States-Mexico-Canada (USMCA) trade agreement ratification prospects for 2019 and a historic change in the Mexican government December 1, 2018 remain key sources of investment uncertainty.  The new administration has signaled its commitment to prudent fiscal and monetary policies since taking office. Still, conflicting policies, programs, and communication from the new administration have contributed to ongoing uncertainties, especially related to energy sector reforms and the financial health of state-owned oil company Pemex.  Most financial institutions, including the Bank of Mexico, have revised downward Mexico’s GDP growth expectations for 2019 to 1.6 percent (Banxico consensus). Major credit rating agencies have downgraded or put on a negative outlook Mexico’s sovereign and some institutional ratings.

The administration followed through on its campaign promises to cancel the new airport project, cut government employees’ salaries, suspend all energy auctions, and weaken autonomous institutions.  Uncertainty about contract enforcement, insecurity, and corruption also continue to hinder Mexican economic growth. These factors raise the cost of doing business in Mexico significantly.

El comunicado original lo puedes ver aquí