Inicio Medio Ambiente COMER EN EXCESO ES MÁS PERJUDICIAL PARA EL PLANETA QUE DESPERDICIAR COMIDA

COMER EN EXCESO ES MÁS PERJUDICIAL PARA EL PLANETA QUE DESPERDICIAR COMIDA

1
0

Comer en exceso desperdicia mucha más comida de la que se tira, de acuerdo a una reciente investigación.

Un grupo de investigadores en Italia propuso una forma de medir el impacto ecológico del desperdicio global de alimentos debido a su consumo excesivo

Primero, estimaron el exceso de peso neto de la población de cada país, basándose en el índice de masa corporal (IMC) y la altura. Distribuyeron su contenido de energía entre los grupos de alimentos de acuerdo con la disponibilidad nacional.

MÁS GRASA CORPORAL, MÁS DESPERDICIO DE COMIDA

El exceso de peso corporal corresponde a aproximadamente 140 mil millones de toneladas de desperdicio de alimentos en todo el mundo.

Esta cifra es una fotografía de los excesos dietéticos acumulados de la población mundial actual, no una tasa de consumo excesivo. Sin embargo, es un orden de magnitud mayor que el actual desperdicio anual de alimentos directos, estimado en mil 300 millones de toneladas.

El impacto desproporcionado del desperdicio metabólico de alimentos crece cuando se calculan sus costos ecológicos. Éste utiliza valores por kilo de miles de evaluaciones del ciclo de vida de los alimentos

comer en exceso

Las frutas, verduras, raíces y tubérculos tienen las mayores tasas de desperdicio directo, pero el consumo excesivo de energía está dominado por alimentos más densos en calorías. Estos generalmente implican más tierra, agua y gases de efecto invernadero.

Tanto es el impacto, que se esperaría que el crecimiento del desperdicio de alimentos metabólico del mundo genere el equivalente a 240 mil millones de toneladas de CO2

Esta es aproximadamente la cantidad que la humanidad liberó quemando combustibles fósiles en los últimos siete años

OCCIDENTE COME EN EXCESO

En particular, la Unión Europea, América del Norte y Oceanía en conjunto contribuyen tanto a esta estimación como el resto del mundo combinado, con carne, huevos y productos lácteos que representan el 75 %.

Las cifras totales de tierra y agua son más difíciles de interpretar, ya que no tienen en cuenta cuánto tiempo se requiere tierra para cultivar diferentes alimentos, o la redistribución del agua, la cual no se pierde únicamente a través de la agricultura.

Los cálculos se basan en la disponibilidad nacional de los principales productos alimenticios, no en la ingesta promedio de alimentos o las fuentes típicas de exceso de calorías entre las personas con sobrepeso. 

Además, como publicó el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) en su último informe, el consumo excesivo de productos de animales de granja en Occidente es probablemente el mayor contribuyente al cambio climático.

Por lo tanto, comer en exceso no es sólo malo para nuestra salud, sino también para la del planeta. (muyinteresante.com.mx)