Inicio SabiasQue Científicos crean un metal líquido que una vez deformado puede volver a...

Científicos crean un metal líquido que una vez deformado puede volver a su forma original

69
0

Desde China siguen investigando para llevar a cabo nuevos avances con el metal. En este continúo experimentar han conseguido fabricar un robot de celosía de metal líquido que una vez deformado puede volver a su forma original.

Para conseguir tal hito, los investigadores de China se han hecho valer de la primera red de metal líquido en todo el mundo, con la que han creado diversos prototipos que una vez aplastado son capaces de volver a su forma original.

Las características especiales de este metal

El componente principal de este nuevo metal es aleación de Field. Esta se trata de una aleación fusible que una vez alcanzados los 63 grados centigrados se convierte en estado líquido. Por ello es de prever que va a ser muy útil para utilizarlo como refrigerante de metal líquido en energía nuclear.

Aunque por el contrario, los investigadores chinos no lo han querido pensar como una nueva herramienta para la energía nuclear. Sinos que pretenden crear el mencionado robot de celosía, por lo que ahora están integrando este nuevo material del sector metalúrgico con la impresión 3D, la fundición al vacío y el recubrimiento conforme.

El equipo de investigación

Pu Zhang, profesor asistente de ingeniería mecánica de la Escuela de Ingeniería y Ciencias aplicadas Thomas J. Watson, ha sido el encargado de comentar sobre el desarrollo del estudio. “Pasamos más de medio año desarrollando este proceso de fabricación porque este nuevo material de celosía es muy difícil de procesar. Necesita encontrar los mejores materiales y parámetros de procesamiento.”

Con el fin de poder avanzar más rápidamente en el proyecto, han enseñado al mundo varios prototipos que alcanzan su forma original después de haber sido calentados hasta el punto de fusión. Algunas de las figuras enseñadas son: tela de araña, panales, balones de fútbol y siluetas de letras.

Fuente: ielektro.es