Inicio Salud Una tecnología innovadora ‘ilumina’ las células de cáncer de pulmón y facilita...

Una tecnología innovadora ‘ilumina’ las células de cáncer de pulmón y facilita la cirugía del cáncer

115
0

Una tecnología innovadora para ‘iluminar’ tumores, llamada OTL38, mejora la visualización del tejido de cáncer de pulmón, brindando a los cirujanos una probabilidad significativamente mejor de encontrar y eliminar más cáncer de lo que anteriormente era posible, según una presentación científica en la 56ª Reunión Anual de la Sociedad de Cirujanos Torácicos.

“El cáncer de pulmón es el más común y letal en todo el mundo –recuerda Inderpal (Netu) S. Sarkaria, del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh–. Se necesitan tecnologías para mejorar la atención de estos pacientes. Las imágenes de infrarrojo cercano con OTL38 durante la cirugía para el cáncer de pulmón son una tecnología prometedora con el potencial de mejorar significativamente la integridad y la calidad de la operación, por lo tanto, mejoran los resultados del paciente”.

El doctor Sarkaria y sus colegas de seis instituciones (Universidad de Pittsburgh, Universidad de Pensilvania, Universidad de Harvard, Clínica Cleveland, Universidad de Leiden y MD Anderson) participaron en un ensayo clínico de fase 2, que identificó a 92 pacientes que tenían lesiones pulmonares y debían someterse a un proceso de resección para el cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC).

Antes de sus operaciones, cada paciente recibió una dosis intravenosa medida de OTL38, compuesta por un colorante infrarrojo cercano y una molécula dirigida. La molécula se une a los receptores basados en ácido fólico en las células cancerosas y puede iluminarse durante la cirugía utilizando un endoscopio quirúrgico especial. Esto ayuda a identificar pequeñas lesiones de cáncer difíciles de detectar que de otro modo podrían haberse pasado por alto y que deberían extirparse quirúrgicamente.

Los investigadores realizaron evaluaciones en tres fases: Inspección pulmonar, Resección tumoral y Verificación de muestras. Durante la fase de inspección, la imagen molecular identificó 10 cánceres adicionales, todos omitidos al usar el examen visual y el tacto manual, en siete pacientes (8%). En la fase de resección, los investigadores determinaron que OTL38 permitió la localización de lesiones que no se encontraron en 11 pacientes (12%).

Después de que los cirujanos descubrieron que todos los márgenes eran visualmente adecuados o claros en la verificación de la muestra, las muestras resecadas se evaluaron adicionalmente mediante la imagen molecular. Se descubrieron márgenes inadecuados (tumor residual microscópico dejado en los bordes) en ocho pacientes (9%). En general, los investigadores determinaron que las imágenes moleculares OTL38 ayudaron a mejorar los resultados para 1 de cada 4 pacientes (26%).

“OTL38 es la primera técnica que es específica para obtener imágenes de adenocarcinomas de pulmón, que es uno de los tipos más comunes de cáncer invasivo de pulmón, lo que lo hace único y clínicamente útil a este respecto –destaca el doctor Sarkaria–. La localización de tumores, la identificación de tumores ocultos y la evaluación inmediata del margen tumoral durante la cirugía para adenocarcinomas de pulmón mejoraron significativamente con el uso de esta tecnología”.

La cirugía sigue siendo el mejor tratamiento potencialmente curativo para el NSCLC en etapa temprana. Sin embargo, la investigación ha demostrado que del 30% al 55% de los pacientes desarrollan recurrencia, que a menudo es causada por grupos microscópicos de células cancerosas que no fueron detectadas por los métodos de estadificación estándar. Esto sugiere que la extracción completa debe asegurarse tanto macroscópicamente como microscópicamente durante la cirugía.

“Las imágenes de infrarrojo cercano con OTL38 pueden ser una herramienta poderosa para ayudar a los cirujanos a mejorar significativamente la calidad de la cirugía del cáncer de pulmón al identificar más claramente los tumores y permitir que el cirujano los vea y los elimine por completo, uno de los componentes más vitales en general cuidado de pacientes con esta enfermedad”, añade el doctor Sarkaria.

Tradicionalmente, los cirujanos usan rayos X, resonancia magnética, tomografía computarizada (TC), tomografía por emisión de positrones y / o ultrasonido para determinar el tamaño y la ubicación de los tumores antes de la cirugía. Sin embargo, estas modalidades de imagen rara vez se usan, si es que se usan, durante la cirugía.

Se cree que OTL38 es el primer marcador fluorescente dirigido que proporciona este tipo de beneficio para el cáncer de pulmón. La tecnología OTL38 es diferente en su capacidad para detectar tejido canceroso no identificado previamente en exploraciones preoperatorias y hacerlo en tiempo real, mientras el cirujano está operando.

Esto es crucial para garantizar que los cirujanos detecten y eliminen adecuadamente las células cancerosas que pueden no ser visibles a simple vista o ubicadas a través del tacto. La eliminación completa del tejido enfermo durante la cirugía ayuda a evitar cirugías adicionales y recaídas de cáncer, así como a aumentar las posibilidades generales de supervivencia de los pacientes.

“El uso de técnicas avanzadas de imágenes de infrarrojo cercano, como OTL38, puede proporcionar a los cirujanos herramientas poderosas para mejorar la calidad de las operaciones de cáncer de pulmón al identificar mejor los tumores pequeños y difíciles de encontrar, detectar cánceres previamente no detectados al momento de la cirugía, y mejor evaluar si se ha extirpado todo el tumor”, añade el doctor.

Además, con la implementación de la detección pulmonar y el mayor uso de tomografías computarizadas en general, los cirujanos cardiotorácicos están atendiendo a más pacientes con nódulos pequeños o indefinidos, por lo que el momento de la disponibilidad de tecnología como OTL38 es el correcto, apunta Linda W Martin, de la Universidad de Virginia en Charlottesville, que no participó directamente en esta investigación.

“En muchas circunstancias, una biopsia preoperatoria no es práctica o factible, y nos enfrentamos a la necesidad de una identificación intraoperatoria de estos nódulos –explica la doctora Martin–. Esta investigación describe un nuevo y emocionante enfoque para localizar nódulos que son difíciles de encontrar sin un procedimiento separado. Más importante aún, el estudio mostró que debido a esta tecnología, se encontraron nódulos adicionales que en realidad eran cánceres separados, e información útil sobre el estado del margen también resultó”.

La doctora Martin describe, además, otra ventaja significativa que ofrece la tecnología OTL38: la capacidad de identificar mejor los nódulos pequeños. Esto puede permitir a los cirujanos utilizar con mayor frecuencia procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos en algunos pacientes a los que de otra manera se les hubiera requerido someterse a una toracotomía para encontrar estos nódulos.

La finalización del ensayo OTL38 Fase 2 en cáncer de pulmón es un hito importante, avanzando la tecnología más cerca de la aprobación y comercialización de la Administración de Drogas y Alimentos. Los ensayos de fase 3 están actualmente en curso.

Fuente: infosalus.com