13 Reasons why

    818
    0

    Alguien dijo que la adolescencia es una enfermedad que se cura con el tiempo. Pero para Hannah Baker, joven de 17 años, interpretada por Katherine Lengford y que es estudiante de secundaria en una pequeña ciudad de Estados Unidos, la enfermedad fue mortal. La protagonista de la serie «Por 13 razones» (13 Reasons Why) la última y controvertida serie de Netflix basada en el libro del mismo nombre escrito por Jay Asher en 2007 y producida por la cantante Selena Gómez presenta la historia de una joven que dejó 13 grabaciones en casete describiendo las razones que la llevaron a suicidarse y cada grabación va dirigida a una persona clave en su decisión de terminar con su vida, pero ¿Por qué?

    Desde que se estrenó el 31 de marzo, en la plataforma de streaming, Netflix, que cuenta con 98.75 millones de suscriptores, ha estado rodeada de controversia. Los críticos y los profesionales de la salud mental debaten por la exposición cruda a temas como violación y suicidio. Según la Comisión para la prevención del suicidio, del Departamento de Salud, los estudios indican que el 20% de los jóvenes en E.U., cerca de 53,261 adolescentes entre 13 a 19 años contemplan constantemente la idea de terminar con su vida. El personaje es de ficción pero Hannah Baker, bien podría ser real en un país donde el suicidio es la segunda causa de muerte entre niños y jóvenes de 10 a 24 años, según datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EU (CDC por sus siglas en inglés) y por supuesto, con efecto eco en nuestro país. Los expertos concurren en que el contenido de la producción ofrece una oportunidad para discutir temas fundamentales aunque morbosos. Mientras que muchos jóvenes son resistentes y capaces de diferenciar entre un drama de televisión y la vida real, la participación en conversaciones reflexivas con ellos es vital. Hacerlo presenta una oportunidad para ayudarles a procesar las cuestiones abordadas, considerar las consecuencias de ciertas elecciones y reforzar el mensaje de que el suicidio no es una solución a los problemas y que la ayuda está disponible. Esto es particularmente importante para los adolescentes que están aislados, luchando, o son vulnerables a las imágenes sugestivas y argumentos. Las investigaciones demuestran que la exposición al suicidio de otra persona o a las cuentas gráficas o sensacionalistas de la muerte puede ser uno de los muchos factores de riesgo que los jóvenes que luchan con las condiciones de salud mental citan como una razón por la que contemplan o intentan suicidarse y si, las redes sociales son un factor importante. Lo que la serie transmite con precisión es que no hay una sola causa de suicidio, de hecho, existen tantas vías diferentes para el suicidio como muertes por suicidio. Sin embargo, la serie no hace hincapié en que lo común entre la mayoría de las muertes por suicidio es la presencia de enfermedades mentales tratables. El suicidio no es la simple consecuencia de factores de estrés o desafíos de afrontamiento, sino un resultado combinado de enfermedades mentales tratables y factores de estrés abrumadores o intolerables.

    Señales como: Aislamiento, tristeza, coraje, intranquilidad, desesperanza, descuido en la apariencia física, cambios repentinos de conducta y de estados de ánimo, conversaciones sobre la muerte y sentimientos de vacío y un historial de automutilación (cutting) son solo algunas de las señales que presenta el personaje de Hannah, y que pueden alertar a los padres de que algo no anda bien en la vida de sus hijos. Los jóvenes no son buenos para separar la ficción de la realidad por lo que podría crear conflictos emocionales o alteraciones del pensamiento. La serie trata temas como bullying, sexting, alcoholismo, drogadicción, violación y suicidio; temas en los que los jóvenes están inmersos en su día a día y que en ocasiones pasan desapercibidos ya que en las escuelas la mayor parte de los casos no se les presta la atención debida, ¿recuerda usted a la niña de Navojoa que se arrojó desde la torre de una iglesia? ¿Alguien en su escuela identificó el problema? ¿Se habrá resuelto? Esperemos que sí.

    Dr. César Álvarez Pacheco

    cesar_ap@hotmail.com

    @cesar_alvarezp

    Huatabampo, Sonora.