Advierte Fiscal «mano dura» contra ladrones

    188
    0

    El hartazgo ciudadano por el aumento de la delincuencia derivado de la impunidad que le brinda a los ladrones el Nuevo Sistema de Justicia Penal, al fin está siendo escuchado y atendido por las autoridades al advertir la Fiscalía General del Estado de acuerdos con el Poder Judicial, para aplicar prisión preventiva oficiosa a quienes cometan robo a casa habitación o comercio.

    El procurador, ahora denominado Fiscal General de Justicia, Rodolfo Montes de Oca, advirtió que buscan establecer una «política criminal» para los ladrones de casas y comercios para dejarlos presos, porque con la ley vigente de «justicia alternativa» no ameritan prisión preventiva cuando no hay violencia.

    Es una nueva visión en el combate a la delincuencia que azota las calles de Sonora y de todo el País, ola delincuencial solapada por el Nuevo Sistema de Justicia Penal que fomenta el delito y protege a los delincuentes al establecer y casi obligar a víctimas y victimarios a establecer acuerdos reparatorios en casos de robos, con lo cual los asaltantes quedan en libertad con un simple acuerdo que no garantiza la reparación del daño, mucho menos la aplicación de la justicia al ciudadano ofendido.

    Según cifras oficiales, en los diez meses que tiene vigente el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Sonora, se han realizado seis mil 682 acuerdos reparatorios «voluntarios», lo cual significa que casi siete mil asaltantes andan sueltos en las calles buscando a nuevas víctimas amparados por la nueva ley.

    El Fiscal Montes de Oca en reunión con empresarios de la Construcción, informó que esa nueva aplicación de la política criminal otorgando prisión preventiva a los ladrones, se aplica de igual manera para quienes son detenidos en posesión de «cristal» o drogas en cantidad de narcomenudeo, casos que acuerdo a la nueva ley no ameritan prisión preventiva.

    El tiempo le está dando la razón al alcalde de Hermosillo Maloro Acosta, quien desde hace meses cuestionó la aplicación del Nuevo Sistema de Justicia Penal porque protege a los delincuentes, por lo que propuso que el Congreso de la Unión revise esa nueva legislación respecto al tratamiento que hoy reciben quienes cometen delitos patrimoniales.

    El Maloro Acosta como alcalde y dirigente de la Federación de los Municipios de México, demandó que se revise el nuevo sistema penal, y dijo que era necesario que se abra un período de transición entre el viejo y el nuevo modelo.

    En Abril pasado, durante su toma de protesta como líder de la Federación de Municipios de México, el alcalde de Hermosillo consideró ante alcaldes de todo el país y autoridades federales, que le gente percibe impunidad por el tratamiento que se da en el nuevo sistema de justicia penal a quienes cometen delitos patrimoniales.

    Incluso el Maloro Acosta, fue más allá en su lucha contra la delincuencia al avalar la página de Internet «Infraganti», donde se publicaban fotos y nombres de los ladrones de las diversas colonias de Hermosillo, para que los ciudadanos se informaran y denunciaran a sus vecinos criminales.

    Pues que bien que el Fiscal General de Justicia Montes de Oca, busque «colocar candados» a la «puerta giratoria» que representa en estos momentos el Nuevo Sistema de Justicia Penal, llamado así porque la policía atrapa a los ladrones y el Poder Judicial o los ministerios públicos los sueltan, aunque todo podría quedar en solo buenas intenciones porque la reforma legal no depende del Congreso del Estado, sino del Congreso de la Unión por ser una legislación federal que es acatada en todos los estados.

    Los delincuentes que son detenidos y puestos en prisión preventiva por robo a casa habitación o a comercio sin violencia, podrían recurrir al amparo de la justicia federal, y quedar libres al acogerse al Nuevo Sistema de Justicia Penal, pero mientras que buscan o se le otorga abogado o defensa legal, podrían ser retirados de las calles para que la ciudadanía no vea que hay impunidad, ni que los ladrones se burlan de la gente y de las autoridades como sucede en la actualidad.

    Era incongruente que hubiera «mano dura» contra macheteros, y «licencia para matar» a los policías contra toda aquella persona portadora de un arma prohibida, y que realice el mínimo movimiento de desenfundar o amagar a los agentes, y por otro lado, se solapara a los ladrones. Mano dura contra todos los delincuentes en Sonora, aplicando prisión o plomo como medida precautoria. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)