AL FIN CAYÓ ROBERTO ROMERO EN ARIZONA

    168
    0

    Desde hace meses las autoridades de Estados Unidos y de México sabían de la presencia del ex secretario de Gobierno padresista Roberto Romero y de su esposa en tierras norteamericanas, y era extraño que no le echaran el guante si era buscado por la Interpol y la justicia mexicana por el delito de tráfico de influencias en el sexenio pasado.

    Primero detuvieron al corrupto ex secretario de Hacienda Carlos Villalobos Organista que a Roberto Romero, quien parecía que tenía un blindaje político para no ser detenido en Arizona.

    Pues al fin la PGR en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción pudieron hacer efectiva la orden de aprehensión del ex secretario de Gobierno padresista, junto con su esposa la ex diputada Mónica Paola Robles Manzanedo, quien resulto que no es tan influyente como Karime Macías, esposa del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, absuelta de los desfalcos y enriquecimiento ilícito de su corrupto marido.

    Tanto Romero López como su cónyuge cuentan con una orden de aprehensión librada por el Juez Segundo de Distrito en Sonora, investigados por el delito de tráfico de influencias y falsedad de declaraciones ante autoridad distintas a la judicial, en agravio de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y la Sagarpita estatal.

    La detención de la pareja política más buscada fue resultado de la información de corruptelas proporcionada por la Fiscalía Anticorrupción de Sonora y las investigaciones de la PGR, aunado a las labores de inteligencia y alertas establecidas por la Oficina Central Nacional INTERPOL-México de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), así como la colaboración de la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos de América (ICE, por sus siglas en inglés).

    Romero López y Robles Manzanedo quedaron a disposición de la autoridad migratoria de Estados Unidos, para dar inicio a los trámites del juicio de extradición hacia México, donde son requeridos por la PGR y la Fiscalía Anticorrupción sonorense.

    La PGR tenía conocimiento que desde enero pasado el influyente ex Secretario de Gobierno padresista y su esposa cruzaron a Estados Unidos, concretamente a Arizona, huyendo de la justicia mexicana por realizar tráfico de influencias en perjuicio de la Sagarpa y Sagarpita.

    Según establecieron las investigaciones, durante el sexenio de Guillermo Padrés, Roberto Romero y su esposa aprovecharon su cercanía con el exgobernador de Sonora para gestionar recursos federales de apoyo al campo para beneficiar el rancho propiedad de su familia llamado «Temporal de Pascual Díaz», ubicado en el ejido La Victoria de la zona rural al oriente de Hermosillo.

    En julio del 2015, el rancho propiedad de Roberto Romero y familia fue sitiado por elementos de la Gendarmería Nacional para que funcionarios federales de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Sagarpa realizaran una inspección, donde detectaron la construcción de un bordo con el que modificó el cauce del río San Miguel, para proteger sus cosechas, acción que provocó la inundación del ejido donde varias decenas de familias perdieron su patrimonio.

    También las fuerzas policiacas visitaron Huatabampo para catear la residencia de la familia de Mónica Paola Robles Manzanedo como parte de las investigaciones en su contra y de su marido.

    Cabe recordar que al exsecretario de gobierno, Roberto Romero, también tiene una orden aprehensión por el mismo delito, pero en el fuero común ante la Procuraduría General de Justicia de Sonora (PGJE,) por tráfico de influencias, pero en perjuicio de la Secretaría Estatal de Agricultura, Ganadería, Recursos Humanos, Pesca y Acuacultura (Sagarhpa).

    Tras la detención de Romero López, la dirigencia estatal y nacional del PAN guardaron silencio, en señal de que no meterán las manos a la lumbre por el ex Secretario de Gobierno padresista, con quien tienen diferencias los actuales dirigentes panistas por conflictos con el grupo que está en el poder en Acción Nacional, los cuales aunque son padresistas vergonzantes, tenían y tienen diferencias serias con el denominado «Idiota Valiente» Romero López, a quien de seguro David Galván y Damián Zepeda, echarán del partido, como lo hicieron con su ex patrón Padrés para no salpicar su supuesto blanco plumaje.

    Veremos si el diputado local panista Manuel Villegas sale en defensa como abogado del diablo de Romero López, pues fue su patrón en la Secretaría de Gobierno y padrino político. Dicen que la diputada panista Carito Lara, también responde a los intereses de Romero López, aunque está más identificada y tiene tatuado el fierro en la espalda del grupo del ex alcalde albiazul Alejandro López Caballero, por cierto, también en la orfandad política al ser echado del panismo como parte de las vendettas políticas al interior de ese partido.

    Ahora, habrá que ver que tan contundentes son las acusaciones para que Romero López le haga compañía a su patrón Padrés en un penal del centro del país, porque nomás falta que lo sometan a proceso con el nuevo sistema de justicia penal, y haga un convenio de reparación del daño, y tan, tan, queda en libertad. Ya veremos, y diremos.

    (g_navarro_ruiz@hotmail.com)