Andrés Salas se reúne con panistas.-

    122
    0

    Andrés Salas se reúne con panistas.- Lo invitan, porque confían en él, al igual que en Chuy Félix.- En el PRI, es evidente el trabajo de Denisse Navarro, Emeterio Ochoa, Raúl Ayala González

    Bernardo Elenes Habas

    Mantiene, la dirigencia estatal del PAN, sus ojos y sus expectativas de triunfos electorales futuros, en Cajeme.

    Saben, David Galván Cázares y Alejandra López Noriega, que reabrir camino en este Municipio es de suma importancia, porque aquí su partido tiene historia sembrada, desde las luchas heroicas de Adalberto Rosas López en 1979; luego con Chuy Félix Holguín, 2003; Manolo Barro Borgaro, 2009; quienes se arraigaron a través de su perfil humano y su disposición para servir en la conciencia del pueblo, quien los convirtió en alcaldes.

    Por eso David, Alejandra y el mismo Rafael Delgadillo, líder del Comité Cajeme, le están apostando a estas tierras de escasas lluvias y mucha resolana, atentos a los militantes que garanticen capacidad para convertirse en aspirantes a puestos de elección popular, como son los casos de Andrés Salas Sánchez y de Jesús Félix Holguín. Por cierto, Andrés ha venido atendiendo la invitación de panistas de diferentes colonias y comunidades como Aves del Castrillo, Campo 16, Miravalle, Valle Verde, con quienes intercambia ideas y prevén nuevos tiempos para atender las necesidades de sus entornos.

    Y es que los dirigentes azules entienden, que debido a las circunstancias aciagas por las que atraviesa el panismo en Sonora, no son tiempos para hacer experimentos con militantes sin huella, sin labor social, sin experiencia política, por más buenas intenciones que tengan de subir a la plataforma de las luchas electorales sustantivas del 2018.

    No está, pues, el PAN, para jugar con su destino, probando a ver si le atinan con candidatos de bajo perfil.

    Necesita, desde ahora, comenzar a posicionarse con los mejores. Los que han sembrado, con mucho, su calidad humana, y por ende, cosechan el cariño y la aceptación de la gente.

    Si el PAN en Cajeme no se marca objetivos congruentes y probados para obtener triunfos futuros, con sus mejores cartas, puede disponerse, desde ahora, a cavar la fosa para sus siglas…

    Curioso, pero por los rumbos del PRI local, se mueven las mismas condiciones con los aspirantes a la alcaldía y a las diputaciones locales y la federal, esencialmente.

    Están, por un lado, quienes tienen huella partidista y trabajo comprobado a favor de la comunidad, como Denisse Navarro Leyva, Emeterio Ochoa Bazúa, Raúl Ayala González, Kiki Díaz Brown, Marcelo Calderoni Obregón, Omar Guillén Partida, Cristóbal Blancas Virgen, Brenda Jaime, Abel Murrieta Gutiérrez.

    Y por el otro, aquellos que consideran que llegar a un cargo público es cuestión de suerte, porque la vida les abrió ese camino que los colocó, sin pensarlo, sin proponérselo, en las filas de la política activa, de tal manera que carecen de actividad militante, de experiencia en el servicio público, solo movidos y motivados por el factor suerte, y el aliento de padrinos o madrinas, que gustan sudar calenturas ajenas…

    Y el PRI, al igual que el PAN y otros partidos, no está para experimentar resultados. Menos cuando la competencia se antoja complicada.

    Por ello, Gilberto Gutiérrez Sánchez, Blanca Andrea de la Mora y Andrés Rico Pérez, deben defender a capa y espada, desde el último reducto de sus convicciones, que no les marquen la agenda contra lo que dicen las valoraciones pública y el sentido común, y buscar la cohesión priísta, evitando que se diluyan las fuerzas y los objetivos principales –ganar el Municipio- en caprichos de grupos y de organigramas de Gobierno.

    El tiempo avanza, las aguas suben, y varios barcos tendrán que hundirse en Cajeme.

    Le saludo, lector.