Apremian a que las políticas en CyT se reorienten para un cambio transformador

    274
    0

    Conferencia dictada en la UNAM

    Desafíos a nivel global, como el cambio climático, la desigualdad, el desempleo y la movilidad urbana exigen que las políticas públicas en relación a CyTI implementadas hasta ahora sean reorientadas en sus objetivos.

    El marco para la nueva política científica y tecnológica debe proponer un cambio transformador que se centre en el poder de la innovación y que tome como punto de partida que las experiencias de los impactos negativos que se pueden superar con contribuciones positivas.

    Así lo expuso el doctor Johan Schot, investigador y catedrático de la Universidad de Sussex, en el Reino Unido, durante una conferencia dictada en la UNAM. La entidad británica cuenta con la Unidad de Investigación de Políticas Científicas y Tecnológicas (SPRU), que internacionalmente es reconocida como un centro académico de alto valor que se especializa en los estudios de la política y la gestión para la CyTI.

    Hasta ahora se han seguido dos tipos de política pública en relación a ciencia, tecnología e innovación implementados. El primero referido a la innovación como un incentivo para que el mercado produjera los niveles de conocimiento científico (I + D) social y económicamente deseados, es decir, un modelo lineal que privilegia el descubrimiento sobre la aplicación.

    El segundo planteamiento ha tenido como objetivo hacer un mejor uso de la producción de conocimiento. La política de innovación se centra, por ejemplo, en la transferencia de tecnología, la creación de plataformas y clúster tecnológicos para estimular la interacción y la formación de capital humano. En ambos casos, la realidad ha superado los postulados, puntualizó el docto Johan Schot director de SPRU.

    «La crítica que nosotros hacemos es que las políticas públicas de ciencia y tecnología hasta este momento no tienen los instrumentos, las formas de evaluación para enfrentar estos desafíos, es decir, no ven los problemas que enfrenta la sociedad más allá del crecimiento económico», expuso Matías Ramírez, también catedrático de SPRU.

    Ante ello, SPRU ha creado un consorcio que hasta ahora integran especialistas de Gran Bretaña, Suecia, Finlandia, Noruega, Colombia y Sudáfrica, y al que aspiran se incorporen también mexicanos.

    «Nosotros iniciamos el tercer marco de política pública para abordar ciencia, tecnología e innovación ÔÇöexpuso Matías RamírezÔÇö. Estamos desafiando a la comunidad científica para que su trabajo tenga relevancia social y para muchos es algo nuevo. Buscamos que realmente se lleva a cabo una trasformación que tenga su base en la sociedad», preciso Matías Ramírez.
    Asimismo, señaló que hasta ahora han tenido alentadoras conversaciones con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, institución que ha mostrado especial interés en ver la política pública de una manera distinta, y con una serie de académicos mexicanos.

    Como parte de su estancia en México, los especialistas de la universidad británica pretenden incorporar estudiantes e investigadores nacionales a sus programas académicos de posgrado, plantearon la existencia de un consorcio creado por la institución que haga frente a problemas globales en diversos ámbitos desde un nuevo paradigma. (Agencia ID)

    Johan Schot en conferencia dictada en la UNAMJohan Schot, investigador y catedrático de la Universidad de Sussex