Buscan reducir tasas de mortalidad por enfermedades cardiacas con nueva Ley

    163
    0

    Image may contain: one or more people, people sitting and indoor

    Hermosillo, Son. 26 de abril de 2017.- Una herramienta jurídica que permitirá establecer y regular un sistema integral para la atención de eventos por muerte súbita cardíaca que se presenten en espacios públicos y privados con alta afluencia de personas, representa la Ley de Cardioprotección para el Estado de Sonora, aprobada hoy por unanimidad del Pleno del Congreso.

    Esta nueva norma va encaminada a reducir la tasa de mortalidad por enfermedad isquémica del corazón y otras enfermedades asociadas, mediante la instalación de desfibriladores automáticos externos en todos los municipios del Estado, estableció en su dictamen la Comisión de Salud.

    A la par de esta nueva Ley, que se fundamenta en una iniciativa presentada por la diputada María Cristina Gutiérrez Mazón el pasado 14 de febrero, el Pleno aprobó el proyecto de Decreto que reforma la fracción II del Artículo 50 de la Ley de Salud para el Estado de Sonora, con el objeto de incluir la aplicación de la prueba del tamiz cardiológico por oximetría de pulso a todos los recién nacidos en el Estado de Sonora.

    La Ley de Cardioprotección para el Estado de Sonora es una herramienta jurídica que permitirá estar en condiciones de revertir las desalentadoras estadísticas que afectan a los habitantes del estado, con la instalación de esos valiosos aparatos médicos en lugares estratégicos y la capacitación de personal para su uso, leyó la legisladora.

    «En la especie, no representará un gran costo para las finanzas públicas, ya que la mayor parte de la instalación de estos dispositivos serán con cargo a la administración de los inmuebles, y de los eventos públicos y privados que sean reconocidos como territorios cardioprotegidos», aseveró.

    La diputada Gutiérrez Mazón sostuvo que tampoco debe verse como un costo, sino como una inversión que les permitirá publicitarse en mejores condiciones y atraer mayor número de usuarios, al tener la calidad de «territorio cardioprotegido» por la Secretaría de Salud y Protección Civil del Estado.

    Explicó que el desfibrador automático externo es un dispositivo electrónico no dañino, que puede ser utilizado por cualquier persona con un mínimo de entrenamiento, que fue diseñado para analizar la actividad del corazón y es capaz de establecer si el individuo cursa con fibrilación ventricular o taquicardia ventricular, el cual ayuda a revertir, mediante una descarga eléctrica, llevando a la persona a un ritmo cardíaco normal, lo que puede salvar la vida del individuo.

    De acuerdo a la Asociación Nacional de Cardiólogos de México, A.C., las enfermedades del corazón constituyen la primera causa de muerte en la entidad, ya que al año se registran alrededor de 6 mil 794 muertes, con un número promedio de 137 muertes por cada 100 mil habitantes aproximadamente, y en este tipo de defunciones destaca el del infarto agudo al miocardio, agregó.

    La Ley de Cardioprotección para el Estado de Sonora consta de 16 artículos y cuatro capítulos: Disposiciones generales; De los inmuebles y eventos como áreas cardioprotegidas; De la cardioprotección de núcleos poblacionales; De las responsabilidades y sanciones.

    La asamblea también aprobó por unanimidad el proyecto de Decreto que reforma la fracción II del Artículo 50 de la Ley de Salud para el Estado de Sonora, con el objeto de incluir la aplicación de la prueba del tamiz cardiológico por oximetría de pulso a todos los recién nacidos en el estado de Sonora, como parte de la atención materno-infantil, dio a conocer la diputada Angélica María Payán García, quien junto con la diputada María Cristina Gutiérrez Mazón, presentaron dicha iniciativa el pasado 19 de abril.

    Se trata de una prueba no invasiva, de bajo costo, que detecta una serie de cardiopatías congénitas que no sólo afectan la calidad de vida de quienes la padecen, sino que los pone en riesgo de perder la vida, razón por la cual se presenta como un examen médico cuya aplicación resulta muy conveniente para prevenir padecimientos que pueden llegar a ser muy onerosos para el afectado y sus familiares, expuso la legisladora.

    De acuerdo con información del Instituto Nacional de Cardiología «Ignacio Chávez», las cardiopatías congénitas son deformaciones del corazón y los grandes vasos sanguíneos, que ocurren en el transcurso del embarazo pero que pueden detectarse preventivamente en las primeras horas del parto, mediante el procedimiento médico que propone la iniciativa.

    Payán García indicó que este tipo de problemas ocurren aproximadamente en 1 por ciento de los recién nacidos, de los cuales cerca del 25 por ciento requerirá cateterismo, tratamiento quirúrgico o ambos, antes del año de edad, por lo que al no ser detectados tempranamente corren el riesgo de morir en los primeros días o semanas de vida extrauterina.

    El Decreto que reforma la fracción II del Artículo 50 de la Ley de Salud establece: la atención del niño y la vigilancia de su crecimiento y desarrollo, incluyendo la promoción de la vacunación oportuna, atención prenatal, así como la prevención y detección de las condiciones y enfermedades hereditarias y congénitas, y atención que incluya la aplicación de la prueba del tamiz neonatal ampliado, tamiz cardiológico por oximetría de pulso y su salud visual.

    En el desarrollo de esta ordinaria, la asamblea aprobó otro proyecto de Decreto, éste que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado de Sonora, y a la Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del Estado de Sonora, con el objeto de implementar acciones para el desarrollo de infraestructura verde.

    A nombre de las comisiones de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático, y de Desarrollo Urbano, la diputada Sandra Mercedes Hernández Barajas dio lectura al dictamen en el que se destaca esta acción positiva en pro del cuidado del medio ambiente y sus recursos naturales.

    «En ese contexto, el desarrollo de infraestructura verde en nuestro Estado permitirá mitigar los efectos negativos del cambio climático, entendido éste como el cambio de clima atribuido directa o indirectamente a las actividades humanas, para así poder garantizar a las futuras generaciones un medio ambiente apto para su existencia», expresó.

    Hernández Barajas indicó que, de acuerdo con el estudio «Una Infraestructura Verde» de la Comisión Europea, órgano ejecutivo de la Unión Europea que decide las prioridades políticas y estratégicas de la Unión, este tipo de infraestructura consiste en la utilización de vegetación, suelos y procesos naturales para funciones tales como la gestión del agua de lluvia y la creación de ambientes más saludables.

    Esto ayuda a mantener en buen estado los ecosistemas para que puedan seguir prestando sus valiosos servicios a la sociedad, como son el aire limpio y el agua pura, dijo la legisladora, quien recordó que para el desarrollo de la iniciativa se llevaron a cabo foros de consulta ciudadana los días 17, 22 y 24 de marzo el presente en los municipios de Nogales, Hermosillo y Cajeme, en los cuales se tomaron en cuenta las aportaciones realizadas por académicos y especialistas en el tema.

    El pasado 4 de abril, las comisiones dictaminadoras sostuvieron una reunión de trabajo con representantes de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora, Procuraduría Ambiental del Estado de Sonora, Instituto de Investigación y Planeación Municipal de Nogales, Instituto Municipal de Planeación Urbana de Hermosillo y Cajeme, con cuyas aportaciones se le dio solidez a la iniciativa, expuso.