Comida de sobra

    121
    0

    «-Señora… ¡el Pueblo tiene hambre! -¡Que coman pasteles!» Frase atribuida a María Antonieta; archiduquesa de Austria y Reina Consorte de Francia.

    LO CLARO: La alimentación, es el primer orden en el encargo gubernamental y sobre todo, a la investigación académica.

    Compartiremos dos temas en el crisol de la opinión, donde la pertinencia educativa hace la labor buena y por el lado anverso, las prácticas monopólicas contrastan entre lo claro y lo oscuro.

    La producción controlada de especies acuícolas, permite a los investigadores el preservar especies en peligro de extinción. A su vez, el preparar a productores en el ramo, permite abonar a la contribución nutricional de la población.

    La Universidad Autónoma de Tamaulipas promueve la cultura de reproducción de especies como la mojarra copetona, el bagre, la langosta australiana y la tilapia.

    Sendos estudios referentes a la cría y repoblamiento que permitirá atender la demanda comercial y recreativa, abonando con su alto contenido proteínico a la dieta de las comunidades beneficiadas.

    Investigación pertinente, que contribuye al desarrollo.

    LO OSCURO. En ciernes, se encuentra la mayor alianza comercial de dos empresas, que en el futuro posibilitaría el contar con alimentos más baratos o mejor dicho, mayor accesibilidad a ellos.

    Bayer es la mayor empresa en el mundo, fabricante de productos agroquímicos que controlan plagas e incluso, fertilizantes que facilitan la reproducción de semillas.

    Por su parte, Monsanto es la mayor empresa –de triste memoria- que produce semillas genéticamente modificadas, que acelera los tiempos de cultivo y maximiza los beneficios obtenidos de estos.

    Por 66 mil millones de dólares, Bayer adquiere la semillera. Con grandes dudas sobre el particular, el mundo observa el mercado monopólico que sucederá de esta gran alianza.

    ¿Es bueno? En principio de cuentas el desarrollo e innovación que atrae el mercado alimentario en materia de grano, verá los beneficios que apareja esta fusión que sin la menor de las reservas, abaratará los procesos.

    Mayor accesibilidad al precio de sus productos, que se traducirán en más presencia en el mercado alimentario y menor hambruna en el planeta.

    De entrada tampoco sería un factor para preocupar a los productores locales, que han incluso buscado alternativas como la producción de cultivos orgánicos, para hacer ‘competencia’ a los líderes mencionados.

    No hay tal. Las tortillas de su mesa, seguirán siendo del maíz de su comunidad.

    ¿Quiénes serían entonces los mercados beneficiarios de la mega alianza? Hoy por hoy, apenas algunas marcas que usted conoce, integran en TODOS sus ingredientes a la calidad de los bienes que entregan para consumo: Aunt Jemima, Campbells, Carnation, Coca Cola, Frito, Hellman’s –la de Pedro Sola-, Nestle, Lipton, Minute Maid, Nabisco, Pepsi, Pringles, Quaker son sólo algunos ejemplos, que junto a Nutra Sweet, participa de manera directa Monsanto.

    Esta casa comercial es de gran antigüedad en el sector, lo que le valdría para ser altamente reconocida. Como el hecho de haber sido invitada a participar en la creación de la primera bomba nuclear en la IIGM.

    O su genialidad en la invención del DDT, aquél pesticida ya retirado del mercado por la contaminación directa que causa a hígado y riñones.

    El gas naranja que se usó por primera vez en Vietnam; el aspartame (edulcorante no calórico causante de diabetes y cáncer) son algunas de sus medallas.

    En la actualidad, se presupone que la muy notable presencia de muerte de abejas –las encargadas de polinización- estaría ligada a la toxicidad de la semilla transformada.

    En México existe una presencia importante de esta transnacional. Su combate al hambre, bien le valdría participarles un lugar en las boletas electorales 2018.

    COLOF├ôN: Por un lado, no tendremos ningún empacho en aplaudir que el hambre del mundo, será combatida con la genialidad genética que desarrollarán en ‘beneficio’ del pueblo.

    Por otro lado, qué importa que tengamos nietos de veinticuatro dedos o dos cabezas… con la panza llena y votando.

    alejandrodeanda@hotmail.com

    @deandaalejandro