Desbandada de liderazgos panistas en Sonora

    157
    0

    El hartazgo por la corrupción del padresismo y la ausencia de liderazgo en el partido albiazul, hizo estragos en el PAN, al registrarse una desbandada de personajes de diversos puntos de la entidad que renunciaron al partido albiazul para solicitar «asilo político» en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

    Militantes, ex regidores, ex alcaldes y liderazgos regionales abandonaron el barco panista que naufraga luego del pasado sexenio trágico padresista, y por la falta de liderazgo partidista de David Galván, al ser una marioneta de los intereses del grupo de Damián Zepeda.

    Los liderazgos panistas que suman más de 350 en toda la entidad, buscaron pasto, corral y agua en la nave estatal del aspirante presidencial Andrés Manuel López Obrador.

    El dirigente estatal de Morena en Sonora, Alfonso Durazo Montaño, informó de la aceptación como militantes de ese partido de cuando menos 350 líderes regionales del PAN, quienes tienen un peso específico en sus regiones por lo que Acción Nacional sufre un duro golpe en su estructura estatal.

    En la fuga de liderazgos panistas a Morena, no se destaca ninguna figura importante de influencia estatal, quedando solo en rumor la supuesta adhesión del ex secretario de Seguridad estatal padresista Ernesto Munro Palacio, con lo cual el partido de López Obrador se salva de contar en sus filas a personajes bajo sospecha de corrupción, aunque solo a nivel estatal se salvan por el momento, porque dicen que en el centro del País el Mapache Azul Sergio Gutiérrez Luna, es el representante legal de Morena, notándose la desesperación de López Obrador al andar agarrando de toda clase de políticos para reciclarlos.

    Los panistas desertores del PAN en Sonora, aseguraron renunciar ante el hartazgo de ver que solo un grupo político se ha apropiado de las riendas del albiazul, y para reforzar el movimiento de Morena que consideran relevante y en armonía con sus principios doctrinales.

    Entre los panistas que se suman a Morena en Sonora figuran Jesús María Chuma, ex diputado local; el ex alcalde de Villa Hidalgo, Bernardo Ríos; el cajemense Raúl Pollo Castelo; Rafael Vidrio, ex alcalde de Altar.

    Así como también Manuel Rivera, ex alcalde de Santa Ana; Francisco Salazar Cocoba, ex alcalde de Benjamín Hill, coordinador de varias campañas políticas; Rafael López, ex alcalde de Divisaderos, ex funcionario de Sedesson; María Elena Kempo, ex precandidata a la Diputación Federal del Distrito II, de Imuris.

    Carlos López, ex líder juvenil, de Hermosillo; Ramón Flores, ex alcalde de Arivechi, líder y coordinador de campañas políticas; Carlos Acosta, líder de la zona Magdalena; Francisco Félix, ex precandidato al Distrito VII de zona rural de Hermosillo e Iván Córdova, coordinador de campañas políticas y líder de San Pedro de la Cueva; entre otros regidores, legisladores y ex funcionarios.

    El dirigente estatal del PAN David Galván, en lugar de preocuparse por la desbandada y tratar de cerrar la puerta para no quedarse solo junto a Damián Zepeda en el partido, declaró que Acción Nacional es mucho más que las personas que lo dirigen, o que deciden quedarse o abandonarlo.

    Pues pobre David Galván, porque al paso que lleva le tocará ser el sepulturero del PAN en Sonora. Bajo la dirigencia de Galván cuatro diputados panistas locales fueron expulsados de la bancada legislativa y del partido (aunque después «perdonaron» a Lisette López) y ahora se registra una desbandada de liderazgos panistas regionales, por lo que rendirá muy malas cuentas al CEN del PAN que dirige Ricardo Anaya.

    Y en esta desbandada de panistas, el «gran ganón» es López Obrador y Alfonso Durazo al sumar a sus filas a políticos regionales que saben mover la pelota en sus regiones, y sobre todo de la noche a la mañana logran una estructura partidista estatal. Más vale suerte que dinero.

    EL ALCALDE MALORO PONE EL DEDO EN LA LLAGA A PANISTAS

    En eso del hartazgo, el alcalde de Hermosillo Maloro Acosta no se anduvo por las ramas al señalar que lo que no hicieron los gobiernos del PAN durante años es lo que están criticando ahora.

    Lo anterior en relación a la campaña sucia del PAN en Hermosillo, al manipular de manera dolosa en redes sociales y diversos medios la inversión en las nuevas paradas de camiones.

    «Chequen ustedes y comparen el costo real de esta caseta que es de 418 mil pesos más IVA contra las de 600 mil pesos que hizo Javier Gándara Magaña hace 6 años por el bulevar Kino y caben solo cuatro personas», dijo el Maloro a los periodistas en el primer recorrido para constatar los Parabuses con banqueta nueva y «el resto de la obra que no se ve, pero se pisa, se siente, pero sobre todo sirve no solo a los usuarios sino a los peatones».

    En plan conciliador en la pasada sesión de cabildo, el Maloro Acosta invitó a los regidores panistas a no solo estar criticando sin conocimiento, por lo que los convocó a constatar cada una de las obras en el programa de Parabuses.

    Los ediles panistas no acudieron a la cita para supervisar los trabajos de las paradas multifuncionales a pesar de que les hicieron la invitación por escrito y de manera institucional.

    «Yo entiendo que la lógica partidista de ellos es la guerra sucia, la desinformación y la mentira», dijo el alcalde Maloro Acosta sobre la acción de los panistas que rechazaron una reconciliación por Hermosillo.

    El Maloro dijo que espera más campañas negras, pues cada vez que surge información sobre la corrupción de los gobiernos del PAN en Sonora, surgen los ataques en su contra para desviar la atención en medios de comunicación, acompañados de «troleo» en redes sociales.

    DEMANDA ALCALDE DE CAJEME APOYO DE POLICIA MILITAR Y GENDARMERIA

    Ante la insoportable ola vandálica que vive Cajeme, el alcalde Faustino Félix Chávez, lamentó que la Policía Militar y Federal abandonaran el Valle del Yaqui, y que la gendarmería no tenga para cuando llegar a apoyar a las fuerzas municipales y estatales en la lucha contra la delincuencia.

    El alcalde cajemense reconoció el respaldo de las fuerzas estatales en la lucha contra la inseguridad en el Valle del Yaqui, aclarando que existe una coordinación policiaca, por lo que lamentó que se manipularan sus declaraciones en una radio capitalina donde se destacaba lo contrario.

    La manipulación de las declaraciones o información, dijo que son de algunos «amarra navajas», pero que al final del día entre funcionarios todo se arregla con un «Whats app».

    Reconoció que en el municipio de Cajeme han disminuido los robos, pero que el homicidio doloso es de las preocupaciones más serias, y que los enfrentamientos son entre los grupos delictivos, sin embargo, eso trastoca la vida social.

    En cuanto a las declaraciones del diputado federal Abel Murrieta, condenando la inseguridad, el alcalde dijo que el legislador tiene fuero para opinar de lo que sea, pero lo invitó al municipio para que constate el trabajo de su administración.

    Sobre su posible reelección, el alcalde de Cajeme dijo a los integrantes de la Mesa Cancún que en estos momentos no piensa en prolongar su mandato, pero que no lo descarta, porque si le toca quedarse será para que haya continuidad en el trabajo. «En estos momentos está muy adelantado pensar en la reelección, no hay condiciones para pensar en ello», dijo.

    «Las nuevas reglas electorales me permiten tomar hasta el último momento la decisión», dijo Félix Chávez sobre buscar la reelección, aunque también advirtió que en su administración tiene buenos «gallos» y «gallinas» para relevarlo, algunos de los cuales se irán en agosto. Dijo que ya llegará el momento de las definiciones, y no hay que sudar calenturas electorales.

    Respecto a buscar otros puestos de elección popular como la senaduría, o una diputación local o federal, Félix Chávez advirtió que solamente no aspira el que no respira, pero que no cualquier aspiración le nubla la razón.

    Advirtió que persiste el golpeteo político contra priístas, pero que no romperán la unidad tricolor en el Valle del Yaqui, donde el PRI se perfila para mantener el poder.

    El alcalde Félix Chávez, reconoció la labor del entonces alcalde Rogelio Díaz Brown, que hizo posible que el PRI retuviera la alcaldía cajemense y que se captaran los votos suficientes para hacer ganar la gubernatura a Claudia Pavlovich.

    El alcalde de Cajeme justificó los problemas encontrados en el municipio al tomar el poder la nueva administración municipal, al señalar que esos rezagos y desorden financiero fue por el divorcio de Cajeme con el gobierno estatal padresista. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)