Diálogo y más diálogo

    148
    0

    Diálogo y más diálogo

    El diálogo como factor fundamental para la gobernabilidad ha tomado carta de residencia en Sonora, dejando atrás el nefasto pasado del PAN Gobierno, donde sólo los chicharrones de los inquilinos de Palacio tronaban sin tomar cuenta a nadie.

    Las cosas han cambiado con la gobernadora Claudia Pavlovich, quien promueve la conversación hasta las últimas consecuencias de toda inquietud ciudadana, así sea la más despatarrada posible, como lo es el rechazo a la construcción del Hospital de Especialidades al poniente de Hermosillo.

    Eso es lo que implica la gobernabilidad democrática donde todos son tomados en cuenta, son escuchados y sus opiniones valoradas para tomar decisiones que atiendan el interés de las mayorías, como sin duda ocurrirá con la extraña oposición al citado nosocomio.

    El pasado martes se desplegó una jornada de comunicación directa de parte de representantes del gobierno estatal por todas esas cerradas residenciales del rumbo, donde algunos propietarios han manifestado sus inquietudes respecto al impacto que dicha infraestructura hospitalaria en ese sector.

    Claudia Pavlovich

    Fue un trabajo integral que incluyó visitas domiciliarias y culminó con dos reuniones informativas con el propósito de desterrar versiones maniqueas, falsarias y de franco timo mediático, que la verdad ojalá rinda sus mejores frutos cuanto antes, para cuanto antes dejar atrás la vergüenza histórica que representa para los hermosillenses, el que haya quienes se opongan a esa nueva oferta hospitalaria.

    Vimos retazos de las comparecencias de los funcionarios estatales y de destacarse la calidad de diálogo desplegado en la reunión del Centro de Capacitación de la Secretaría de Salud, en donde la Jefa de la Oficina del Ejecutivo, Natalia Rivera dejó ver su vasta capacidad para la exposición de ideas, con el apoyo del secretario de SIDUR, Ricardo Martínez Terrazas; el secretario técnico, Jorge Durán Puente y el subsecretario de Salud, Luis Becerra.

    También percibimos las legítimas preocupaciones de vecinos al exponer sus puntos de vista y su apertura para escuchar y disposición para seguir platicando, destacando el compromiso de Natalia de que habrá las reuniones que se requieran hasta aclarar todas las dudas.

    Podemos asegurar que en esa reunión por casi dos horas de intenso diálogo fue exitosa al darse a conocer a detalle el carácter integral de la construcción del hospital aledaño a la Cruz del Norte, al prospectarse 11 obras de infraestructura vial con una inversión de 500 millones de pesos, además de entrarle a soluciones de fondo a los problemas en el colector sobre el Colosio, así como ampliar la capacidad en el maneo de las aguas pluviales.

    Florencio Díaz Armenta

    Igual ocurrió en el área común del fraccionamiento Villas de Parras, que es donde se concentra la línea talibán del rechazo, toda vez que ahí se concentran muchos nuevos ricos del padrecismo que son encabezados por la esposa del asesor plenipotenciario del CDE del PAN, Florencio Díaz Armenta, quien si bien no reside en esa barriada popof, mantiene cierta influencia y capacidad manipuladora.

    Con ellos debieron lidiar el titular de Salud, Gilberto Ungson, con el apoyo del secretario del Ayuntamiento, Julio César Ulloa y el titular de desarrollo social de la comuna capitalina, Carlos Rodríguez Freaner, quienes desplegaron todas sus artes de la comunicación, respeto y paciencia frente al trasnochado y anacrónico rechazo, además de la cerrazón propia de quienes no tienen lado y mantienen posiciones irreductibles.

    Lo mejor de todo es que son los menos, muy menos, de todo el espectro ciudadano y familias que viven en la Rioja, el Campanario, Villas del mediterráneo, Mediterráneo, la Rioja Campo Grande, Campo Grande Alcalá, Real de Sevilla, Campo Grande, Casa Grande, Valle de Lago, Misiones, Salvatierra y Corceles, entre otras y que han sido movilizados por la clasista idea de que pobres enfermos y sus familiares dan muy mal aspecto y depreciarán la plusvalía de sus amuralladas y enrejadas residencias.

    Interesante el argumento respecto a que siendo el Blvd. Morelos el sector de Hermosillo de más alta plusvalía, para nada haya afectado la construcción y actual operación de una decena de clínicas y hospitales y más cuando en lo que se refiere al nuevo hospital, al tratarse de especialidades no será de atención masiva, pero aun así se prevén áreas especiales para el transporte público, estacionamientos, además de la tecnología de última generación para el tratamiento de diversas enfermedades.

    Como decíamos, arrancó bien el diálogo y es de esperarse que impere la cordura, la humanidad, la solidaridad y lo mejor de las personas entre ese reducto opositor, que en todo caso deben de reflexionar y dejar para otra ocasión y otro asunto menos sensible para desplegar sus ansias de revancha por la garroteada que sufrieron en la elección del 2015.

    Odracir Espinoza

    Por otra parte, dura la embestida en contra del Sistema Estatal Anticorrupción con el pretexto del nombramiento del Comité de Participación Ciudadana, en el marco de la confusa catilinaria que desparraman quienes fueron parte fundamental de ese trámite pero que les urge legitimidad y proyección en sus aspiraciones por la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la rectoría del Colegio de Sonora.

    Vamos a buscar la confirmación respecto a la especie de que en el ciudadanizado órgano de nueve integrantes para seleccionar el citado comité se pretendió recurrir a la acostumbrada distribución de posiciones: «tres para el PRI; dos para el PAN», lo cual fue categóricamente rechazado por la mayoría quienes obligaron a aplicar la estricta metodología para encontrar los mejores perfiles.

    El que no debe estar nada contento es el presidente del comité, Alberto Hazz Díaz, quien a pesar de ser Consejero de Sonora Ciudadana, es impugnado por priista por Leticia Cuesta e incluso por Guillermo Noriega, lo cual debería de alertar al Fiscal Anticorrupción, Odracir Espinoza, que como se sabe utilizó esa plataforma para proyectarse.

    A ver cuánto dura ese golpeteo contra la representación ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, diatribas que incluso no faltan los atarantados que señalan como una ocurrencia de la gobernadora el integrar ciudadanos al mismo, cuando se trata de una figura nacional hecha ley.

    Ernesto de Lucas

    Bueno, así es la cosa con quienes en el pasado reciente negociaban con el gobierno del PAN para su propio beneficio y ahora tratan de negociar en privado con el gobierno del PRI, pero en público lo atacan con estulticias.

    Por otra parte, mayúsculo el reto y trabajo que despliegan todas las pareas que inciden en el Sector Educativo de la entidad, en el marco de los preparativos del regreso a clases este próximo 21 de agosto, porque no es nada sencillo tener listo el escenario para recibir 614 mil alumnos de educación básica en cuatro mil 706 escuelas para ser atendidos por 25 mil 456 docentes.

    De ese tamaño es el reto de Ernesto de Lucas Hópkins, trabajando en coordinación con la titular del Instituto Sonorense de Infraestructura Educativa (ISIE), Yalia Salido Ibarra y el Coordinador General del Consejo Estatal de Concertación para la Obra Pública (CECOP), Manuel Bustamante Sandoval, todo con el fin de hacer una realidad «Regreso a Clases de 100».

    Víctor Guerrero

    Este miércoles hubo tumultuaria conferencia de prensa en donde resultó abrumadora la numerología sobre todos los aspectos que deben cubrirse para que el sector estudiantil y magisterial del Estado tenga un retorno a las aulas en condiciones lo más idóneas posibles, lo cual incluye cobertura con mobiliario, útiles y uniformes escolares, libros de texto; rehabilitación y electrificación de escuelas; construcción de más aulas, entre otras acciones.

    Por ahí siempre un gusto saludar al subsecretario de Educación Básica, Víctor Guerrero, a quien en estas temporadas le toca bailar con la más fea, aunque ya le tiene muy bien agarrado el ritmo, así como también nuestro amigo el delegado de la SEP, Enrique Palafox Paz.