El cinismo de Duarte.

    111
    0

    Antes de ser extraditado a México para enfrentar la justicia por actos de corrupción y el desastre humanitario que dejó en Veracruz, el exgobernador priista Javier Duarte pronunciaba las siguientes palabras: «Show, Cámara y Acción».

    Quizás involuntariamente sintetizaba con sus palabras llenas de cinismo lo que será su proceso de defensa en nuestro País.

    El show se engrandece al pisar la cárcel el primer gobernador de la «nueva generación del PRI» como orgullosamente en su momento lo calificara el mismo Presidente Peña Nieto, además de ser el primer exgobernador en ser juzgado bajo las reglas del nuevo sistema penal acusatorio.

    Su expresión de Show obedece a la seguridad que le brinda el conocer detalles delicados sobre la utilización de recursos públicos financiados a personajes políticos que hoy ocupan posiciones claves en México.

    La cámara a la que refiere seguramente son las imágenes que han dado la vuelta al mundo de un personaje cínico y sin vergüenza como pocos, que pudo robar más de 35 mil millones de pesos a su Estado y salir sonriente ante las cámaras con frases como «Paciencia, prudencia, verbal continencia… dominio de la ciencia, y presencia o ausencia, según conveniencia».

    El rostro que exhibe al México de la corrupción.

    La acción a la que hace alusión es la que le otorga la certeza del dinero que hoy posee para que el séquito de abogados entre en acción en su defensa junto a sus aliados políticos para liberarlo de la justicia lo más pronto posible.

    Lo que está sucediendo hoy con Javier Duarte es el reflejo del enorme fracaso del sistema político mexicano en el que vivimos y que ya no aguanta más.

    ¿Cómo es posible que un personaje como Duarte haya llegado a este nivel? Dónde estaban los órganos de fiscalización que tanto dinero nos cuestan a todos los mexicanos?

    ¿Dónde estaba el congreso del Estado? Dónde estaban los equilibrios del poder público cuando a todas luces existían elementos suficientes para actuar y detener el saqueo que Javier Duarte y compañía realizaban en Veracruz?

    De hecho las observaciones de la ASF son muy reveladoras:

    En el año 2011 fueron sobre el destino de 46 millones de pesos, en el año 2012 sobre el destino de 9 millones de pesos; pero en el año 2013 cuando ya era presidente Enrique Peña Nieto las observaciones fueron sobre el destino de 9 mil millones de pesos!

    Es decir pasó de 9 millones a 9 mil millones de pesos en tan solo en un año, dicho de otra manera en 2013 se incrementaron en un 100 mil por ciento las observaciones de la ASF lo que hace imposible que la federación no se percatara de la rapiña que existía en el noble estado de Veracruz.

    Pareciera que la llegada del Presidente Peña fue la campanada que desbordó el apetito voraz para robar de la nueva generación de gobernadores del PRI.

    El nuevo PRI prometido que el 2012 aseguró que es el único que sí sabe gobernar, que se dijo reformado, rehabilitado y con esa promesa regresó a Los Pinos.

    La pregunta es porqué en México no se destituye a un gobernante corrupto? Porqué tenemos que esperar hasta que concluya su mandato y el daño sea mayor para poder iniciar un proceso sobre sus actos de corrupción? Porqué tenemos que esperar a que un partido distinto al del gobernante en turno lleguen para poder actuar?

    La respuesta es sencilla, nuestro sistema político está caduco y sigue otorgando espacios para que personajes como Duarte y otros roben a manos llenas.

    Para los gobernantes en México no existe la justicia «expedita» y mucho menos «oportuna». A ellos todo el poder, todo el dinero y todo el fuero hasta el último día.

    Un País no es sólo lo que hace, sino también lo que tolera y los mexicanos ya no toleramos más la corrupción.

    Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico davidfigueroao@me.com; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

    Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.