El cubrebocas.

    56
    0

    El uso de cubrebocas forma parte de un conjunto integral de medidas de prevención y control que pueden limitar la propagación de determinadas enfermedades respiratorias causadas por virus, en particular COVID-19. Sirven también para proteger a las personas sanas de las que presentan síntomas y son portadores del virus, aunque últimamente vemos como ha sido relegado y menospreciado por la población que cree estar “sana”; Usted ¿lo usa?

    Sea como fuere, usar cubrebocas no basta para lograr un grado suficiente de protección o control de enfermedades, de modo que es preciso adoptar otras medidas personales y comunitarias para contener la transmisión de virus respiratorios. Al margen de que se usen los cubrebocas (de su preferencia), la higiene de las manos, el distanciamiento y otras medidas de prevención y control de infecciones, es decisiva para prevenir la transmisión de COVID-19. Al considerar la magnitud de la epidemia y la imposibilidad de mantener una cuarentena de forma indefinida, es importante identificar estrategias de reducción del contagio a nivel poblacional que se sumen a las acciones de sana distancia y al lavado de manos. El uso de cubre bocas podría formar parte de estas estrategias clave, al proporcionar una barrera física que disminuya la dispersión del virus, sin embargo, el uso poblacional y comunitario del cubrebocas es controversial, ya que no todos lo realizan vaya usted a saber por que. Se dice que da una “falsa” sensación de seguridad y las personas dejan de lado el lavado de manos y la sana distancia, lo real es que con o sin cubre bocas, las personas no toman conciencia, así que en mi opinión, es de mayor seguridad utilizarlo. Adicionalmente, el cubre bocas mal utilizado podría incrementar la probabilidad de contagio por una mala manipulación, pero sabemos que es importante para contener o limitar enfermedades como de la que estamos siendo víctimas. Sabemos, que hay escasez mundial de cubrebocas, por lo que los de uso quirúrgicos tendrían que ser priorizados al personal de salud, aun así no nos salvamos de las ventas clandestinas de los mismos y la comercialización incluso de imitaciones. Dado lo anterior, Estados Unidos ha recomendado utilizar cubre bocas hechos de tela y de manufactura doméstica, que tendrán una gran variedad de materiales y diseño. Hoy en día, los datos de investigación apuntan a que en su mayor parte la transmisión de COVID-19 avanza de las personas sintomáticas a otras que entran en contacto cercano, el carácter transmisible del virus está en función de la cantidad de virus viables que excreta una persona, al toser, incluso al hablar. Algunas personas infectadas por este virus nunca presentan síntomas, aunque pueden excretarlo y este llega a transmitirse a otras personas que están sanas. Mucho se ha dicho ya del cubre bocas, incluso que establecer su uso obligatorio en espacios públicos e incluso imponer multas o penas de cárcel por no cumplir con esta medida genera riesgos de abuso a los derechos humanos y tensión social, mencionó López-Gatell, en respuesta a acciones inmediatas que implementaron otros estados como Ignacio Peralta, gobernador de Colima, quien envió al Congreso local una propuesta para que el uso de cubre bocas sea obligatorio y sancionar a quienes no acaten estas medidas con multas que pueden alcanzar hasta 40,000 pesos. Medias como las que se implementaron en Hermosillo sobre el horario y las multas a quien circule por actividades no esenciales.

    La verdad es que es un problema de “seguridad nacional” y ante un posible colapso hospitalario y aunado a la falta de apoyo federal, Colima tomo acciones y se animó, y el pasado 4 de agosto el gobernador, envió al Congreso local, una iniciativa de Decreto para establecer como obligatorio el uso de cubre bocas en el territorio de Colima, adicionando sanciones y multas para quienes no la porte.  Una vez recibida la propuesta por los Diputados de la Comisión de Salud, fue aprobada para debatirse en el pleno, para que finalmente este viernes 14 de agostos fuera aprobada por mayoría, sin embargo se le hicieron algunas modificaciones, entre ellas la eliminación de algunas sanciones como las 36 horas de arresto a reincidentes. Seguramente en los próximos días los contagios en dicho estado comenzarán a la baja y la cultura cívica de los ciudadanos se enriquecerá. Enhorabuena por Colima.

    Dr. César Álvarez Pacheco

    cesar_ap@hotmail.com

    @cesar_alvarezp

    Huatabampo, Sonora.