Exige ASF a padresistas devolución de 347.5 millones

    174
    0

    La recuperación de los recursos desfalcados por el gobierno padresista a la federación y al estado ha sido el clamor ciudadano aunado a la detención de los panistas que defraudaron la confianza de los sonorenses con abuso de poder, corruptelas y ahora se sabe que hasta con narco gobierno.

    La rueda de la justicia terrenal y divina sigue avanzando lenta, sin prisas, pero sin pausas, como lo estamos viendo ahora con una acción inusitada de la PGR para detener a corruptos ex funcionarios panistas prófugos, para desempolvar expedientes que vinculan con el narco al ex gobernador Padrés y a varios de sus ex colaboradores, así como la exigencia de la Auditoría Superior para que devuelvan 347.5 millones desfalcados en SIDUR y la SEC.

    Los señalamientos de desvíos de recursos federales y estatales en el gobierno de Padrés fue advertida de manera amplia por diputados del PRI de la pasada legislatura, por la dirigencia priísta estatal que encabezaban Alfonso Elías y Natalia Rivera, así como los entonces candidatos tricolores liderados por Claudia Pavlovich.

    Los priístas hicieron los señalamientos de desvíos y demás corruptelas contra Padrés como opositores aguantando las presiones del poder panista, y luego ya como gobierno, documentando cada una de las fechorías, por ello no sorprende que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) denuncie que en SIDUR y SEC de la administración padresista se desviaron 347.5 millones de pesos que estaban destinados para obras en las escuelas de la entidad.

    La Auditoría Superior de la Federación exigió a José Inés Palafox Núñez y Jorge Luis Ibarra Mendívil, quienes fueron secretarios de SIDUR y SEC, respectivamente, en el sexenio padresista que rembolsen al erario más de 347 millones de pesos etiquetados para mejoras en escuelas, obras que nunca se realizaron.

    Mediante una solicitud de información, el periódico La Jornada tuvo acceso al pliego definitivo de responsabilidades R030/2013, el cual detalla que en el ejercicio fiscal 2011 Palafox Núñez e Ibarra Mendívil recibieron del gobierno federal 347 millones 499 mil 240 pesos para 31 proyectos.

    La información señala que veinte meses después de que terminó la administración de Padrés Elías, hoy preso en el Reclusorio Sur de la Ciudad de México por corrupción, sus secretarios de Educación e Infraestructura han librado varias acusaciones, pero si son procesados con el nuevo sistema de justicia penal serían los primeros ex funcionarios de Sonora a quienes se exigiría resarcir daños patrimoniales, además de que también podrían ser encarcelados.

    El manoteo descarado en SIDUR fue permitido por el entonces titular José Inés Palafox, quien la mayor parte del tiempo dejó un encargado de despacho en la dependencia para internarse por largos meses en hospitales de Estados Unidos para tratarse un cáncer que lo puso al borde de la muerte. Por esa misma enfermedad, a José Inés Palafox lo relevó en la SIDUR Enrique Torres, quien también podría ser salpicado por las complicidades en el manoteo de recursos federales y estatales.

    En el caso de la SEC del anterior sexenio, no creo que el ex rector de la Unison Jorge Luis Ibarra Mendívil, haya participado en el festín de Baltazar llenándose los bolsillos de recursos públicos, pero su responsabilidad es por omisión, al permitir el saqueo de los recursos que estaban destinados a mejorar el sistema educativo sonorense, al dejar obras sin terminar en más de 3 mil planteles, daños en instalaciones y falta de mantenimiento de infraestructura de energía eléctrica. Y esa complicidad, merece castigo terrenal y divino.

    Ya la PGR y la Auditoría Superior destaparon la Caja de Pandora padresista, ahora solo falta que lleguen al fondo, encarcelando a todos los ex funcionarios corruptos (no solo a José Inés Palafox, Jorge Luis Ibarra y a Luis Felipe Romero López, ex titular del ISIE), previa la devolución de los millonarios recursos desfalcados. Al primero que deben de exigir la devolución de los desfalcos, es al ex narcogobernador Padrés.

    RECHAZA EL DIPUTADO PANISTA DAGNINO DESFALCOS EN EL C4

    Como era de esperarse, el diputado panista Javier Dagnino Escoboza, rechazó la versión de la PGR que lo vincula al narcotráfico, al negar que a su paso por la titularidad del C4 haya recibido recursos económicos para brindar protección policiaca a los narcos en Sonora.

    «En relación a la noticia difundida en lunes 29 de mayo por la agencia reforma, en la cual se refiere que según una averiguación previa, un presunto delincuente dijo que entregó 20 mil dólares a la semana para tener la protección de la policía estatal investigadora de la SSP; y de los mandos del C4, en la cual se menciona que yo encabezaba a los mandos del C4, afirmo que no tengo cocimiento alguno de los hechos y dichos señalados», dijo Dagnino.

    A quien también vincula en la red de narco gobierno la confesión de quien fuera el representante del Cártel de Sinaloa en Sonora, es al ex secretario de Gobierno Roberto Romero López, quien está detenido en Arizona bajo proceso de extradición, por lo que de vuelta en estas tierras áridas tiene mucho que responder a la PGR y a la Fiscalía Anticorrupción sonorense. Hasta ayer, el ex gobernador Padrés no había desmentido la información de la PGR que lo vincula al narco.

    SIGUE LA MANO DURA POLICIACA CONTRA LA DELINCUENCIA

    El hartazgo ciudadano por la ola de violencia ya caló hondo en las corporaciones policiacas de Sonora, las cuales están aplicando mano dura contra la delincuencia para tratar de controlar ese flagelo.

    Los agentes ministeriales de investigación criminal, mejor conocidos como policías judiciales, han dado muerte a balazos en Hermosillo a dos «macheteros» que los atacó con esa arma, y a un hombre que realizó disparos con arma de fuego.

    El Fiscal General del Estado o procurador Rodolfo Montes de Oca, ya dio «luz verde» a sus agentes policiacos al igual que el Secretario de Seguridad Adolfo García Morales, para que reaccionen y disparen en contra de personas que los amenacen con armas prohibidas.

    Al mínimo movimiento que desenfunden o amaguen a los elementos ministeriales los policías podrán reaccionar y disparar para actuar en legítima defensa.

    La ciudadanía sonorense harta de la delincuencia aprobó la mano dura policiaca, avalando el YA BASTA de la gobernadora Claudia Pavlovich contra la delincuencia para tratar de devolver la paz perdida en Sonora por el pasado mal gobierno que dejó crecer y solapó al crimen organizado, como lo señalan testigos en declaraciones a la PGR en las que vinculan al ex gobernador Padrés con el Cártel de Sinaloa.

    Ahora que se cuiden los macheteros y delincuentes, porque los policías de Sonora ya tienen licencia para matar en legítima defensa o a la menor provocación. Los sonorenses desean y hasta exigen que limpien las calles de las lacras sociales, que deambulan como si fueran «Walking dead», buscando víctimas inocentes que robar, asaltar o matar, confiados en la impunidad que gozan amparados en el aberrante nuevo sistema de justicia penal.

    Que no les tiemble la mano a los policías a la hora de jalar el gatillo, porque en Sonora ya hasta los perros cargan machetes, y hasta el ladrón más molacho masca tuercas. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)