Finanzas sanas en Cajeme.-

    453
    0

    Finanzas sanas en Cajeme.- La empresa financiera internacional Standard and Poor´s, le aumenta su calificación crediticia de largo plazo.- El Municipio tiene vocación de crecer cuando llega a los 90 años de vida

    Bernardo Elenes Habas

    Pese a los obstáculos provocados por los tiempos económicos que vive el país, pero también por intentos de turbulencias políticas encaminada a desestabilizar su ruta de navegación, no se puede negar que el Ayuntamiento de Cajeme avanza, y avanza bien bajo la conducción del alcalde Faustino Félix Chávez y su equipo de trabajo.

    Por ejemplo, ahora se comprende –la ciudadanía ya registró estos hechos en su memoria histórica-, que la pretendida insurgencia que tuvo su brote en el área de Recolección de Basura, surgió como parte del oportunismo de quienes se mantienen al acecho de cualquier acción oficial para sacar raja política de los hechos, sin informarse, sin avizorar consecuencias contra quienes involucran perversamente, como se deduce ahora del caudillismo con fines electorales que propician Alfonso Durazo y Javier Lamarque, desde la estructura del partido Movimiento Regeneración Nacional.

    Esas estrategias extremas, le han hecho más daño que bien a Andrés Manuel López Obrador, quien en su momento –si es que no está enterado ya-, conocerá los renglones torcidos de su partido en Sonora. Así sucedió, por ejemplo, con el defensor de los derechos humanos, Alejandro Solalinde durante su reciente visita a Cajeme, y donde los líderes locales de Morena intentaron plantear la problemática de recolección de basura como un atentado contra los derechos de los trabajadores, pero éste, informado a fondo de las cosas, como corresponde a un guía social, les pidió que «rezaran mucho» para que los obreros recuperaran sus empleos. Y tal parece que los morenistas sí oraron, porque al final de cuentas los integrantes del servicio de limpia fueron reinstalados en sus plantas o bien, indemnizados. Aunque los líderes del partido de AMLO, no querían eso, sino crear un foco permanente de lucha en la comunidad, que desgastara políticamente al Ayuntamiento, y los beneficiara en elecciones futuras.

    Hoy, se demuestra que Cajeme traza con legitimidad su devenir trienal, de tal manera que logró el incremento de su calificación para adquirir créditos en bien de obras comunitarias, si así lo vislumbra el alcalde Faustino Félix Chávez; porque la empresa financiera internacional Standard and Poor´s ((S&P) reconoció las finanzas sanas del Municipio, aumentando con ello la calificación crediticia de largo plazo, pasando de una perspectiva estable a una positiva; y, considerando que Cajeme es parte de la aldea global con un sitio en el mapa internacional debido a sus vocaciones productivas y valores de desarrollo, pues esta calificación se vuelve alentadora, porque un pueblo no podría crecer con rapidez por sí solo, cuando se tienen alternativas y se es parte de la globalización.

    ¿Qué sigue?

    No lo sé.

    Pero es innegable que Cajeme posee solvencia para adquirir créditos a favor de su futuro, su modernización, su proyecto de incluirse en los niveles de comunidades de primer mundo…

    ¿Qué falta?

    La suma de esfuerzos. Que sus regidores, sus diputados locales, donde hoy preside el parlamento un joven que tiene visión de grandeza por Cajeme, Emeterio Ochoa Bazúa. Donde hay un alcalde empeñado a trascender como servidor público, llevando a su comunidad a los niveles ascendentes necesarios. Donde hay cajemenses como Rogelio Díaz Brown, Denisse Navarro Leyva, Armando Alcalá, Marcelo Calderoni, Raúl Ayala González, Miguel Ángel Murillo, Adrián Manjarrez, Ricardo Bours, María del Rosario Oroz, Eduardo Bours, entre muchos más, dispongan su inteligencia y voluntades, para que el Municipio no se reinvente cada tres o seis años, sino que mantenga rumbo digno y vocación de desarrollo irrenunciable, como corresponde a un pueblo que va a cumplir 90 años en noviembre próximo.

    Le saludo, lector.