FOUCHÉ

    297
    4

    “Oderint, dum metuant” ‘–Que me odien, con tal de que me teman’. Calígula.

    LO CLARO. Es menester lograr que la educación de quienes en un futuro cercano serán los profesionistas del desarrollo de las comunidades que habitamos, sea integral y con valores.

    Además de la teoría y las ciencias, la importancia de observar la sustentabilidad en todas sus condiciones, debiera ser regla de vida.

    Creemos, quienes tuvimos el privilegio de ocupar un aula estudiantil, que además de la preparación académica, la instrucción administrativa debería ser herramienta básica en la formación. De igual manera la sustentabilidad.

    Por eso encomiamos el esfuerzo que realizan las universidades, como la Autónoma de Tamaulipas UAT; que en el sur del estado llevan a efecto prácticas orientadas a la preservación de los espacios públicos, en coordinación con la secretaría de pesca y acuacultura del gobierno del Estado.

    En trabajo conjunto, autoridades y alumnos sembraron crías de especies tilapia en espacios naturales, promoviendo la cultura del cuidado del medio ambiente.

    Presente, el subsecretario del ramo, Lic. Raúl Manzur Manzur.

    Ejemplos que deben difundirse y se multipliquen.

    LO MUY OSCURO. José Fouché nació en Francia y es quizá el político más conocido de aquél país que tendría influencia entre monarquía y la sociedad en la revolución francesa. “Un hombre absolutamente inmoral, con todas las connotaciones que eso implica” le define la historia.

    Mejor conocido como ‘el genio tenebroso’.

    Antes de traer a colación las semejanzas del ‘héroe’ de hoy, permita usted amable lector robustecer el contenido de esta narrativa.

    Sin haber comenzado aún su mandato de seis años, damos el justo bono de credibilidad al nuevo gobierno que tendrá inicio en diciembre del presente 2018.

    A pesar de que comenzamos a ser testigos de ‘movimientos’ como la reconversión del Congreso al sumarse la fracción de los cinco diputados verdes, que con su “transferencia” a Morena le otorgan la potestad absoluta de la Cámara Baja, a cambio del tri-licencias Manuel Velasco.

    A pesar de la salida ‘¡soy inocente!’ de Elba Esther. A pesar de la reconsideración de la construcción del aeropuerto; del “Recibo un país estable y sin crisis económica”; de la reversa a la ayuda a ninis; del seguro incremento a las gasolinas y la permanencia del IEPS.

    A pesar de Bartlett en la CFE y Romero en PEMEX.

    No ha comenzado su desempeño y por tanto, el beneficio de la duda sigue en pie.

    Lo realmente peligroso, es lo que no se cuenta. Como Peña dice. Y dice bien.

    Se especula a sotto voce la integración de la verdadera fuerza empresarial que busca aglutinar AMLO para impulsar el desarrollo del país, desde la iniciativa privada.

    A la que desde los pequeños y medianos, les oferta mejoras en su parte contributiva y con los grandes hace esfuerzos de atracción con Romo, su futuro jefe de gabinete.

    Pero no basta Romo; la sombra del mayor caudillo al que supondríamos es creación y hechura salinista –también de origen francés, como Fouche- en la estampa de José Córdova Montoya, es también un magnífico interlocutor entre Zedillo, Ebrard, Romo y la fuerza político empresarial mexicana.

    El punto común de eslabonamiento es precisamente el Maquiavelo franco-mexicano, asesor en la Bolsa Mexicana de Valores de Luis Téllez.

    Si hubo algún criterio perverso que tuviera repercusiones en el sexenio de Salinas de Gortari, no lo piense un segundo: detrás estuvo la mano del Fouché mexicano.

    Ojalá quede en suposiciones y AMLO no permita que deambulen fantasmas en su mandato.

    COLOFÓN: Como mera especulación ‘al aire’… ¿entonces siempre sí ganaría la mafia del poder?

     

    alejandrodeanda@hotmail.com

    @deandaalejandro

     

     

    4 Comentarios