Hasta el PAN rechaza privatización en Guaymas

    206
    0

    La dirigencia estatal del PAN tuvo que intervenir para que el alcalde panista de Guaymas Lorenzo de Cima, metiera reversa en su locura de privatizar sin transparencia el servicio de alumbrado público, en estos momentos en que «el horno no está para bollos» por el caos en el Ayuntamiento, las denuncias de corrupción contra funcionarios municipales y la desconfianza ciudadana.

    El alcalde Lorenzo anunció su intención de concesionar el servicio de alumbrado público por los próximos diez años, comprometiendo los ingresos futuros por Derecho de Alumbrado Público y participaciones federales, para garantizar la inversión privada de 140 millones de pesos por la sustitución, instalación y mantenimiento de 11 mil 794 luminarias LED.

    Entró el sospechosismo de esa sorpresiva propuesta al anunciar el mismo alcalde Lorenzo que ya tenía a la empresa Efficiency Matters Corporation, S.A. de C.V con domicilio fiscal en Naucalpan, Estado de México, para que se hiciera cargo del servicio de alumbrado público teniendo como garantía y forma de pago un fideicomiso irrevocable.

    La noticia cayó como bomba a los guaymenses y a los regidores de la Comisión de Hacienda del Cabildo de Guaymas, quienes rechazaron la privatización por considerar muy costoso el servicio, y que sería una carga financiera que el Ayuntamiento no está en condiciones de soportar.

    El problema se agudizó porque el alcalde Lorenzo arrastra un conflicto con una empresa por la renta de luminarias en el trienio del alcalde panista César Lizárraga, generando un conflicto legal que dicen los que saben supera cientos de millones de pesos.

    Para acabarla de amolar, Guaymas está en la lista de municipios más endeudados del país y tiene comprometido un gran porcentaje de sus participaciones federales, según reveló el informe trimestral del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

    Tampoco el horno estaba para bollos en Guaymas para una privatización del servicio de alumbrado público, por la desconfianza de los guaymenses al gobierno municipal que realizó la operación sin transparencia y adjudicó la inversión a una empresa sin previa licitación.

    Fue una locura la propuesta privatizadora del alcalde Lorenzo en estos momentos en que su gobierno está por los suelos por el enfrentamiento con los regidores de todos colores y hasta azules, así como las denuncias de corrupción contra varios de sus funcionarios, entre los que destaca el secretario del Ayuntamiento, Alán Jaramillo; el director del Deporte, Oscar Rodríguez Arguelles; y el director administrativo de Seguridad Pública, Alberto de la Cruz, entre otros más.

    Y para que no se hunda más el barco, y no volver a pecar de incongruentes avalando una privatización del servicio que rechazaron en Hermosillo, el dirigente estatal del PAN David Galván, se reunió con el alcalde Lorenzo, tras de lo cual anunció que no privatizarían el alumbrado público para no comprometer las participaciones federales, ni endeudar más al municipio que ya trae el agua hasta el cuello en deudas y conflictos internos y externos.

    El alcalde Lorenzo declaró que para atender el rezago del 60 por ciento que presenta el alumbrado público en las colonias de Guaymas, no se comprometerán las participaciones federales, ni se generará ningún tipo de deuda para este municipio.

    Tras el reversazo el alcalde Lorenzo aclaró que no existe ningún acuerdo o contrato con ninguna empresa para entregarles en concesión el alumbrado público de Guaymas, como se ventiló en algunos medios de comunicación.

    Lo cierto es que el alcalde Lorenzo «Pinocho» ya tenía la propuesta y a la empresa, y solo faltaba aprobarla por mayoría en la sesión del 6 de julio, disfrazando la privatización con una alianza público-privada, lo cual es la misma gata nada más que revolcada.

    En Hermosillo, el alcalde Maloro Acosta, sacó adelante la concesión del servicio de Alumbrado Público a pesar de la oposición del PAN, pero a diferencia del alcalde Lorenzo de Guaymas, el proceso en la capital sonorense se hizo de manera transparente, en una licitación abierta y garantizando que no se endeudara al Municipio, ni se comprometieran las participaciones federales, ni los ingresos futuros, sino que la inversión de cambio de luminarias se pagara con los mismos recursos que ingresan por el Derecho de Alumbrado Público.

    EL BRONCO RODRIGUEZ SALPICA A CANO VELEZ

    La bronca del desgobernador regio «Bronco» Rodríguez con los periódicos El Norte, Reforma, Milenio, etc, puso en boca de todos al titular de Sociedad Hipotecaria Nacional, Jesús Alberto Cano Vélez, por aparecer el mandatario de la sultana en la portada de la revista ARegional, de la cual es socio el ex funcionario sonorense.

    La polémica creció al denunciar los diarios nacionales que el Bronco Rodríguez gastó 7.4 millones de pesos en promover su imagen apareciendo en la revista de consultoría de Cano Vélez, y en espectaculares por diversos lugares, tal como lo revela el columnista Raymundo Riva Palacio.

    Lo más increíble de todo, además del enfrentamiento con Reforma y El Norte, es que el Bronco Rodríguez asegura que la publicación de la portada en la influyente revista ARegional que dirige Cutberto Anduaga, es que no pagó ni un peso por esa publicación donde lo ponen más arriba que Dios por la reestructuración de la deuda pública estatal. Y sin pagar ni un quinto.

    Y dicen los malosos periodistas regios, que si el Bronco no pagó la publicación ¿entonces quién?, porque no creen que la revista sobreviva con la venta de boletos del sorteo anual que organiza la Fundación Cano Vélez, donde rifan casas, carros, cheques, billetes y pesos. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)