Herencias malditas

    317
    0

    Herencias malditas

    Así haya quienes reprueben referencias del PAN-Gobierno de Guillermo Padrés como responsable de diversas asignaturas, hacer dichas alusiones resultan ineludibles frente a los efectos de sus corruptelas, omisiones e incompetencias, en la calidad de vida de la gente.

    Estamos en proceso de desentumir dedos y neuronas luego de un asueto familiar que nos permitió las siempre odiosas comparaciones, principalmente en lo relativo a las condiciones de la red federal de caminos de Sonora, con la de Sinaloa, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato, Nayarit y Jalisco, y podemos decir que estamos tronados.

    Esa es una de las herencias malditas de un padrecismo y un panismo carente de gestión y la SCT convertida en figura decorativa y en agencia de colocaciones de ineptos a partir del año 2000, sin respuestas efectivas a lo largo del gobierno de Eduardo Bours, ni a las insistentes gestiones de la entonces diputada local, Claudia Pavlovich, catástrofe acentuado durante los seis años del ladrón actualmente encerrado en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México.

    Claudia Pavlovich

    El resultado no podía ser más que el rezago y si bien a partir del 2012 se reactivaron las inversiones para rescatar esa maltrecha infraestructura, ahora los contrastes son dramáticos, destacando en todo caso la febril actividad de maquinaria a partir de Estación Don que hace un viacrucis el transitar por la famosa carretera 15, con la esperanza de que en efecto, se haga bueno el pronóstico del director del Centro SCT-Sonora, Javier Hernández Armenta, de concluir todas esas obras en noviembre del 2018.

    A lo largo de nuestro periplo gastamos en casetas de cobro alrededor de tres mil pesos y la verdad es que el gasto se justifica por el buen estado de las carreteras, tocándonos sólo en las casetas de Esperanza y Guaymas, toparnos con las rémoras, que en reducido número «liberan» el tránsito, a cambio de que los viajeros les tiren con monedas a un bote.

    Cuando se trata de herencias malditas del padrecismo, al ser muchas difícil escoger una como emblemática, porque ya ven lo ocurrido con el Delfinario Sonora, infraestructura de profundo sentido social abandonado a lo largo de cinco años y ahora ya de nuevo en operación luego de una inversión cercana a los 80 millones de pesos y ni modo que no se deba aludir al gobierno padrecista como responsable de cómo estaba.

    Javier Hernández Armenta

    De igual forma el desastre en que se encontraba la red de caminos estatal y que en año y medio la gobernadora Pavlovich logró el rescate de casi dos mil kilómetros, luego que los presupuestos anuales asignados para su conservación y mantenimiento se esfumaron durante el sexenio de la corrupción.

    Otro caso emblemático de las herencias malditas de la corrupción e incompetencia durante el sexenio del odio, fue Hermosillo Flash, en el marco de una grave afrenta e histórico agravio en contra de un medio de comunicación perpetrado por instrucciones de Padrés; ejecutado por el titular de la SIDUR, José Inés Palafox, con el beneplácito y participación directa de Javier Gándara y festinado por los fascistas de la comunicación panista, Jorge Morales y Javier Alcaraz.

    El costo de la herencia maldita en el caso del delfinario costó a los sonorenses casi 80 millones de pesos y por la del Flash, 30 millones de pesos patrimonio de los hermosillenses, al concluir un largo litigio en el que la familia propietaria siempre tuvo las de ganar y que en un acto de justicia, el alcalde Manuel Ignacio Acosta, cumplimentó un ordenamiento judicial inapelable, con la entrega de un bien propiedad de los hermosillenses y dinero en efectivo.

    Así concluyó un tenebroso caso con un daño patrimonial reducido a menos de la mitad gracias al cumplimiento sustituto aceptado por la parte agraviada, luego de un proceso judicial en cuya primera parte se impuso el férreo control del Ejecutivo sobre la judicatura, y en la segunda, Alejandro López Caballero se dedicara a patear el bote.

    Finalmente, este asunto se finiquitó con el acuerdo de entregar a la familia del ya fallecido Eduardo Gómez Torres, casi 60 hectáreas propiedad del ayuntamiento y el pago de seis millones de pesos en nueve mensualidades para un total de 30 millones de pesos en conjunto, mucho menos que los 77.2 millones de pesos que había tasado el juez que llevó esa causa.

    Manuel Ignacio Acosta

    Y sí, sería bueno que la comuna capitalina buscara y encontrara la fórmula jurídica para que la indemnización a la familia Gómez Limón fuera con cargo a los responsables de la demolición de ese medio de comunicación, que en el caso de Gándara, ni modo que no tenga alguna propiedad por ahí mal acomodada a la cual echar mano o al mismo Padrés, todo con el fin de que los hermosillenses no seamos los paganos de sus prepotencias y autoritarismos.

    Así las cosas, resulta imposible eludir referencias al anterior gobierno estatal frente a los efectos de sus corruptelas, incompetencias e intolerancias y quienes reniegan y cuestionan que ello ocurra, pues más bien lucen como adoloridos, aludidos y/o cómplices de lo que pasó o bien, delatan sus simpatías por ese nefasto pasado de Sonora.

    Pues a los grandes males, grandes remedios, porque luego de esas experiencias ya casi está listo el Sistema Estatal Anticorrupción al avanzar el proceso que culminará con el nombramiento del Comité Ciudadano, en el marco de la estructura en la que tanto trabajó en la etapa legislativa nuestro amigo el diputado David Palafox.

    A fin de cuentas, fueron 43 aspirantes, entre fiscalistas, auditores, politólogos, expertos en licitación y costos de obra pública, abogados penalistas, investigadores de delitos, especialistas en elaboración de presupuestos y en fiscalización del gasto gubernamental y destacados académicos, quienes cumplieron con los requisitos de la convocatoria y que de entre ellos y ellas saldrán quienes ocupen los cinco escaños de ese comité ciudadano, en función de lo que decida la comisión seleccionadora nombrada para ese fin por el pleno de la 61 Legislatura.

    Valga aclarar que hubo 48 aspirantes, pero cinco no cumplieron con lo establecido en la convocatoria, quedando 43 listos para comparecer a partir de este próximo viernes ante los comisionados seleccionadores, Karina Gastélum, Leticia Cuesta, Guillermo Noriega, Marco Antonio Andrade, entre otros, para ser evaluados por su prestigio profesional, probidad personal y su vida pública.

    Rodolfo Montes de Oca

    En el marco de esa pinza que se cierra en el rubro de la procuración de justicia en la entidad, el pasado viernes rindieron protesta el Fiscal Especializado en Materia de Delitos Electorales, Pedro Pablo Chirinos y el Fiscal Anticorrupción, el ratificado Odracir Espinoza, quienes levantaron la manita ente el Fiscal General de Justicia, Rodolfo Montes de Oca.

    Bajo la imponente imagen de Don Benito Juárez que tutela la actuación de Montes de Oca como profesional de la abogacía, los nuevos fiscales se comprometieron a cumplir su encargo de manera transparente, eficaz y con la convicción de servir a los sonorenses.

    De Odracir ya tenemos sobradas demostraciones de su férrea voluntad para cumplir con sus deberes, en tanto que de Chirinos, es de destacar su posicionamiento respecto a que trabajará en la prevención y concientización e incentivará la cultura de la denuncia, además de preservar los principios rectores en materia electoral, realizando su trabajo conforme a derecho, sin distingo de partidos políticos.

    Por lo demás, son varios los factores que inciden para que haya muy buenas expectativas entre los ciudadanos de Ciudad Obregón y pase a la historia la etapa de violencia entre bandas del crimen organizado que desde hace meses disputan esa plaza.

    Miguel E. Pompa Corella

    La ejecución en Guadalajara de un capo, la detención de un par de sicarios que asesinaron a joven mujer y a dos niñas, así como la integración de un fuerte cuerpo de tarea con representación de fuerzas estatales, municipales, federales y de la milicia, son datos que sin duda tendrán positivo efecto en esa sobresaltada comunidad.

    La misma gobernadora Pavlovich supervisó el operativo conjunto en proceso, en una reunión de estrategia a la que asistieron el Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella; el Secretario de Seguridad de Sonora, Adolfo García Morales; el ya mentado Fiscal del Estado, Rodolfo Montes de Oca; el delegado de la PGR, Darío Figueroa, y el Alcalde de Cajeme, Faustino Félix, así como representantes del Ejército, Policía Federal, Cisen, Policía Militar, Secretaría de Marina y la Gendarmería Nacional.