Huatabampo: «El adolescente malcriado»

    178
    0

    Para muchas personas la adolescencia significa una etapa de crisis, de ausencia y de desarrollo; pero deberíamos relacionar estas interpretaciones con la importancia que se les ha dado a las fases del desarrollo del hombre a través de los tiempos. Así encontraríamos que en la modernidad se anhelaba llegar a ser adulto, mientras que el niño significaba una etapa de latencia en la que disfrutaba del carecer de responsabilidades, ¿les suena?. Y es que las responsabilidades del adulto son múltiples que a veces al adolescente le crea conflicto aceptar su proceso de crecimiento, si sus bases son solidas saldrá avante y superará las crisis, si sus bases son frágiles, padecerá estas crisis hasta convertirse en factores patológicos y de riesgo para su crecimiento, será pues como decimos aquí en Sonora: un «niño malcriado.»

    Huatabampo ha sido lo que conocemos en Sonora como un «niño malcriado» ¿por qué? por que de acuerdo a su crecimiento ha sido poco (mal) educado por sus representantes y el sector social, entre otros factores, que no lo ha dejado crecer como debiese. Es difícil enfrentar de forma completa la problemática del adolescente, aún cuando nos las limitemos a aquellas que inciden sobre su educación. Actualmente la educación en las escuelas es pobre, los valores son escasos y la participación de los padres de familia, no siempre es favorable debido a circunstancias actuales en donde éstas se encuentran viviendo su dinámica de diversas maneras. Otros factores han sido la cuestión cultural y la repetición de patrones de conducta en las familias tales como el alcoholismo (a muy temprana edad), tabaquismo (también a temprana edad), y actualmente el cáncer del que padece gravemente que es la drogadicción (aquí la edad póngala usted, querido lector). Estos padecimientos de los cuales padece Huatabampo actualmente cuentan con raíces por todos los sectores y rincones del municipio, a pesar de las medidas (por que no puedo decir que son «esfuerzos») de contención ante estos males, en la sociedad por cuestión socio cultural predominan los vicios a las buenas conductas o medidas de salud pública que contenga los malos hábitos. Los centros de esparcimiento como el «deportivo» y el parque infantil, son utilizados los fines de semana como «cantinas» lo cual es sumamente contradictorio para lo que fueron construidos y su esencia, se modifico hace ya algunos años, cualquier adolescente de la localidad, pensaría que esto es «normal» pero otras personas con sentido de responsabilidad, pensaría lo contrario. ¿Qué hacer ante estos males que aquejan el municipio? Primero, ponerles atención; Huatabampo lleva casi 20 años ya que se ha descuidado en muchos sentidos, sus presidentes municipales se han preocupado mas por su propio bienestar que por el bienestar común y colectivo, ¿ejemplos? Pfff, sobrados. Dentro de un marco social que promueve el individualismo y estimula la competencia el trabajo grupal es algo que muchas veces resulta subestimado y poco comprendido. Sin embargo tenemos que revalorizarlo como posibilidad de lograr una comunicación que integre a cada individuo como sujeto que participe activamente y para generar discusión en el que todos se animen a participar.

    Es común encontrar indiferencia al momento de la participación de cualquier índole, por que el ciudadano simplemente ya no cree ni confía en sus representantes populares, el huatabampense está hastiado de la verborrea que cada tres años les dicen en algún determinado discurso; «lo mismo», es común escuchar en diferentes áreas en la voz de sus habitantes. ¿Cómo estimular el crecimiento en el municipio? Sus jóvenes prefieren emigrar en busca de mejores oportunidades, los pocos que quedan prefieren trabajar en el campo debido a las pocas opciones que encuentran; la drogadicción y el alcoholismo, cada vez tiene mas clientela; sus gobernantes terminan sus periodos con un nivel económico muy superior a como llegaron y el ciudadano ya no busca la mejor opción, sino el menos peor y las consecuencias parecieran acabar con este que alguna vez fue un pintoresco lugar, así pues Huatabampo ha crecido y se ha formado en un «adolescente malcriado».

    Dr. César Álvarez Pacheco

    cesar_ap@hotmail.com

    @cesar_alvarezp

    Huatabampo, Sonora.