Liberan a detenidos con arsenal en Sonoyta

    377
    0

    Una muestra más del fiasco que representa el Nuevo Sistema de Justicia Penal fue la liberación de las personas que habían sido detenidas hace unos días por la Policía Federal en la carretera Caborca-Sonoyta con un tremendo arsenal que incluía hasta un tumba-aviones.

    El pasado sábado en la carretera Caborca- Sonoyta los federales decomisaron en un remolque más de 100 mil cartuchos y 18 armas de alto poder, entre ellas M16 con lanzagranadas, un fusil Barret Calibre 50, cuerno de chivo, 50 cargadores para Barret, etc. Dicen que el arsenal tenía como destino la ciudad de Torreón.

    El conductor, la unidad, las armas y cartuchos quedaron a disposición de Ministerio Público de la Federación, pero más tardaron los policías federales en hacer la fiesta por el histórico decomiso del arsenal que un Juez en liberar a la persona detenida al concederle el pago de una fianza.

    Increíble, pero cierto. El Nuevo Sistema de Justicia Penal que entró en vigor hace un año, establece que la portación de arma no es considerada un delito grave que amerite prisión preventiva oficiosa. Y por eso estamos como estamos.

    Por si lo anterior fuera poco, la nota informativa destaca que «el próximo 5 de julio la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia discutirá un proyecto de jurisprudencia que establece que los procesados por delitos graves bajo el anterior sistema penal, ahora pueden pedir al Juez su libertad bajo las nuevas reglas del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

    «El Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, advirtió que la eventual liberación masiva de imputados por portación y acopio de armas de fuego, traería como consecuencia un aumento en la violencia», señala la información.

    Pues no solo la liberación de los ya detenidos aumentaría la violencia, sino el otorgar libertad a quienes en estos momentos son detenidos por traficar o portar de armas bajo el amparo del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

    Si los jueces liberan a un traficante de armas de fuego, con mayor razón van a poner en libertad a un machetero o algún malandro con arma punzocortante.

    Por lo anterior, es destacable la propuesta presentada en la pasada XVII Sesión Ordinaria de la Conferencia Nacional de secretarios de Seguridad Pública celebrada en Morelia, Michoacán, donde se propuso impulsar una reforma al Código Nacional de Procedimientos Penales para que los portadores de armas no queden impunes.

    Los secretarios de seguridad de los estados proponen que se dicte prisión preventiva oficiosa a las personas detenidas con portación, acopio, transportación y tráfico de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

    El secretario de Seguridad Pública en Sonora, Adolfo García Morales, considera que se deben de impulsar los cambios legales que sean necesarios para velar por la seguridad y la calidad de vida de los mexicanos, por ello avala que se frene el aumento de casos de personas que portan armas de alto calibre y logran su libertad por no ameritar prisión preventiva.

    Por el absurdo Nuevo Sistema de Justicia Penal, en México se revivirán las escenas del viejo Oeste norteamericano, donde todos los ciudadanos traían fajada su arma al cinto con licencia para matar a la menor provocación. En Estados Unidos aun es legal la portación de armas, aunque no las exhiben como en el viejo Oeste.

    Bajo el amparo del Nuevo Sistema de Justicia Penal ahora los delincuentes mexicanos podrán portar armas con licencia para matar o asaltar, a sabiendas que serán liberados bajo fianza para continuar el proceso penal en libertad, y podrán volver a delinquir.

    Pero cuidado, el hartazgo ciudadano tiene un límite. Ya es insoportable tanta mediocridad e indolencia de las autoridades federales en todos los temas, pero el que ahora nos ocupa es el de seguridad, donde la delincuencia ya las ha rebasado, y en lugar de buscar detenerla la solapan, aprobando absurdas leyes como la del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

    CUENTOS DE HORROR EN CARPA

    A los de la Carpa del Horror les clausuraron el negocio por andar asustando con el petate del muerto en redes sociales por una supuesta prohibición oficial por realizar ritos y versos satánicos.

    Los promotores de la Carpa del Horror buscaron promoción gratuita haciéndose los mártires generando una polémica por una supuesta prohibición para instalarse por parte del Ayuntamiento de Hermosillo porque realizaban actos diabólicos o baños de sangre desplumando pollos, pero la realidad es que no contaban con los permisos oficiales de Protección Civil para realizar un evento masivo.

    Los carperos del terror habían ofrecido este martes un show exclusivo en sus instalaciones para periodistas y funcionarios municipales para que vieran que no había ritos satánicos, pero los asustados fueron los dueños del circo al llegar los Walking Dead del Maloro para clausurarle las instalaciones por carecer de los permisos oficiales.

    Y porque no garantizaban la seguridad de los hermosillenses, los carperos se tendrán que ir con sus gritos, sustos y trucos publicitarios a otra parte.

    Al secretario del Ayuntamiento Julio César Ulloa Girón, no le temblaron las corvas al enfrentarse a los promotores del averno clavándole la estaca a Drácula y al Hombre Lobo.

    El alcalde Maloro Acosta como buen cristiano, ordenó quemar con leña verde a la Carpa del Horror, para que no se pasen de vivos tratando de sorprender a la autoridad municipal, que ya tiene experiencia en agarrar diablitos por la cola. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)