¡Mejor no enfermarse!

    136
    0

    «La manera de hacer que el seguro de salud esté al alcance de todos, es bajar el costo de ese seguro y eso es lo que haremos» Donald Trump, al declarar sin efecto el ‘ObamaCare’.

    LO CLARO. Los sucesos evolutivos y globalizados del mundo, han determinado el rumbo de la especialización profesional de las universidades y de las tendencias en alianzas estratégicas.

    Nuestro siempre-vecino y primer socio comercial, decide dejar ese ‘matrimonio por conveniencia’ que nos permitía desarrollar a expertos en áreas específicas (petróleo, robótica, transporte, meca trónica) y que fueran aprovechados por las importantes firmas comerciales estadunidenses.

    Hoy hay otros mercados que analizan las enormes ventajas competitivas de hacer esas alianzas con México.

    Por eso celebramos el hecho que instituciones educativas como la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) y la Universidad de Nuevo León (UANL) lleven a efecto la preparación especializada en temas asiáticos.

    La Fundación Korea para América Latina, desarrolla la formación especializada en temas como economía, gobierno, negocios, cultura de Oriente; con la finalidad de estrechar vínculos con Aisa y procurar la innovación y emprendimiento con los hermanos de aquella región económica.

    El programa e-School Korea Foundation será una herramienta estratégica para ofrecernos la oportunidad de engarzar crecimiento y progreso.

    LO OSCURO. Si algo realmente preocupa a la población de cualquier nación, es el acceso a los servicios de salud.

    El gobierno del presidente Trump, considera el desarrollo potencial de su país como el primer factor a impulsar.

    En reciente enmienda propuesta en la cámara de representantes, los republicanos dieron ‘palo’ al sistema de protección de seguro médico que amparaba -bajo el nombre de Obamacare- a 46 millones de estadunidenses (aunque las cifras no oficiales hablan del 21% del total de la población norteamericana, equivalente a 63 millones) que no tendrían otra posibilidad de acceso a sistemas de salud pública, más que contratando un seguro médico con subsidio federal, que les otorgase asistencia a enfermedades.

    217 votos a favor de Trump, contra 212 que pretendían la continuidad el subsidio propuesto por Obama, en el sentido de seguir otorgando expansión de cobertura del llamado Medicaid a personas de escasos recursos o desempleados.

    Un programa de amplio sentido social, que gravaba el recurso público en vistas de otorgar ese beneficio a quienes se encuentran en situación de pobreza.

    2 mil 600 millones de dólares –durante el mandato Obama- costó la implementación del programa al presupuesto federal. Hoy ha visto su fin, con la estrategia del nuevo presidente de que pague cada quien, lo que es justo.

    ¿Es congruente? Por supuesto, desde el punto de vista de un empresario que considera que el gasto no recuperable a la larga se convierte en crisis financiera.

    En México, mediante el catálogo universal de servicios de salud (CAUSES) Vicente Fox creó el seguro popular durante su mandato. Un novedoso sistema de inversión pública que permitía acceder a la protección sanitaria a quienes no contaban con otra aseguranza pública o privada. En la posibilidad de llegar a la llamada cobertura universal de salud, que lograría que todos los mexicanos contasen con una asistencia médica.

    En términos reales, en 2016 significó al presupuesto federal la erogación de 75 mil 438 millones de pesos para dicho seguro. Y en 2016, la cantidad de 68,702.5 millones de pesos. Un decremento del 11.2%, con reducción de cobertura en 2.2 millones de personas.

    Entenderíamos en primera instancia, que muchos de esos dos millones han fallecido o que algunos ‘vivos’ duplicaron su cobertura (estarían en el IMSS y en el seguro popular, por mencionar ejemplos).

    Sin embargo, la tendencia presupuestaria se observa a la baja.

    A pesar de copiar en mucho el sistema gubernativo de los vecinos del norte, sería harto difícil considerar que contemos con los recursos individuales que tienen allá, como el seguro de desempleo.

    Ingenio y mucha sensibilidad social, serán necesarios para que los próximos años, permanezca el ‘Foxcare’. Por los que menos tienen.

    COLOFON.Seguro con la llegada de Duarte, Yarrington, Guillermo Padrés, Moreira y Roberto Borje, volverá a subir el padrón asistencial…

    alejandrodeanda@hotmail.com

    @deandaalejandro