No debe desoírse el llamado de Faustino.-

    155
    0

    No debe desoírse el llamado de Faustino.- Es preciso prevenir una tragedia, y hasta posibles actos aviesos en la construcción del gasoducto.- ¿Viene, la conjugación de juventud y madurez en las planillas del 2018?

    Bernardo Elenes Habas

    El llamado preventivo del alcalde de Cajeme, Faustino Félix Chávez, sobre el peligro al que se exponen quienes, sin medir consecuencias, cometen actos vandálicos en el proceso de instalación del gasoducto que, desde el área norte de la Entidad, atraviesa por la región desde El Sásabe, hacia Sinaloa.

    Advirtió, Faustino, que existe en el ducto una acumulación de gases liberados en la fase de pruebas, según se lo hizo saber la empresa instaladora. Y, por supuesto, el Alcalde demuestra su preocupación lanzando un llamamiento a quienes temerariamente pretenden el saqueo.

    La prueba realizada en el tramo Vícam-Ciudad Obregón, por la empresa Gasoducto de Agua Prieta a finales de marzo, fue en base al desfogue controlado de una mezcla de nitrógeno y metano en cantidades bajas, y es precisamente lo que pondría en riesgo la integridad física de quienes realizan actos vandálicos.

    En este sentido, creo que además de la advertencia emitida por el alcalde cajemense, corresponde al Gobierno del Estado propiciar algún tipo de vigilancia al respecto, porque realmente los tiempos son difíciles. ¿Quién puede asegurar, pues, que no existen mentes aviesas dispuestas a causar daños capaces de desestabilizar instituciones…?

    Hay, en Cajeme, como en todo Sonora, gente joven que hace carrera política y busca trascender esos caminos. Tienen bien probada vocación de servicio, y se han preparado no solamente en el tejido del conocimiento sino en las experiencias que proporciona la vida.

    Están a la vista de todos. No ocultan que buscan seguir en la actividad que les apasiona, porque, después de todo, obedecen al ideal socrático, específicamente de Aristóteles, preclaro filósofo de la antigüedad, con su definición de zoon politikón, es decir, ubicando al ciudadano como un animal político, que ciertamente lo es, cuando no niega su vocación por la actividad pública.

    Y en esa tesitura, resaltan en Cajeme las figuras de Denisse Navarro Leyva, Emeterio Ochoa Bazúa, Raúl Ayala González, Marcelo Calderoni, Armando Alcalá, entre otros personajes, quienes con legitimidad buscan seguir en el quehacer político, por supuesto con la aprobación de la ciudadanía a la que sirven.

    Tiene razón Emeterio, actual presidente de la Diputación Permanente, cuando afirma que la actual Legislatura sonorense mantiene una probada productividad, superando, con mucho a parlamentos anteriores, hasta en un 80 por ciento.

    Esto habla de que los tiempos han cambiado. Que los sonorenses se mantienen atentos y exigentes a sus representantes populares. Que los medios de comunicación con la maravilla de las redes sociales le ofrecen a la gente la información que buscan, llegando, incluso, hasta el detalle.

    Desde luego, los partidos no deben desdeñar la fortaleza de los jóvenes y los conocimientos de políticos maduros, porque de esa conjugación de capacidades, deberán surgir las planillas del 2018, capaces de convencer a los electores porque en la práctica, darían resultados de bien común que, después de todo, es lo que la gente quiere…

    Le saludo, lector.