No pintan la izquierda y derecha en Sonora.-

    145
    0

    No pintan la izquierda y derecha en Sonora.- El PRI, contra sus historias negras pasadas y presentes, procede ya a medir candidatos para el 2018.- El grave error de la oposición es destruir sin proponer, actuando solamente en tiempo de trillas…

    Bernardo Elenes Habas

    Cajeme es un Municipio políticamente activo.

    Aquí, prácticamente se abrió el camino del triunfo electoral de Claudia Pavlovich, durante las elecciones del 2015. Y las planillas del PRI lograron carro completo, con Faustino Félix Chávez a la cabeza, repitiendo la hazaña de Rogelio Díaz Brown en el 2012.

    Hoy, todo indica que existen condiciones objetivas y subjetivas para que la moneda que está en el aire, vuelva a caer con las siglas del tricolor hacia arriba.

    Decía en textos anteriores, que solamente el PRI podría vencer al PRI en esta región de siembra y resolanas, porque los demás partidos –teóricamente de izquierda y derecha-, han equivocado sus estrategias de posicionamiento en la conciencia ciudadana, de tal maneras que sus líderes se colocan implacablemente como críticos de la administración municipal, estatal y federal, creyendo que a partir de la difusión de esas acciones con marchas, plantones, volantes, podrían ganar adeptos.

    Pero, realmente, menosprecian la idiosincrasia, en este caso, de los cajemenses. No consideran que con tan extremas actitudes están sembrando desconfianza en los electores, porque a la agresividad de sus denuncias no le suman proyectos confiables y dignos, de tal manera que –ahora se está viendo-, sus acometidas se les revierten por parte de la gente que no tiene partido, que lee, se informa, investiga, maneja la realidad política social, reconoce aciertos y errores, y no se deja conducir mansamente hacia un cauce de conveniencias, como quisieran los dirigentes partidarios.

    Es decir, esos hombres, mujeres, jóvenes, saben discernir, y en forma ecléctica, sin pasiones extremas, toman y aceptan de todas las cosas lo mejor.

    Ese, pues, ha sido el principal error de los partidos de oposición (independientemente de las sombras heredadas cuando han sido Gobierno, como en el caso de Guillermo Padrés con el PAN), al no hacer trascender entre los ciudadanos sus documentos básicos, declaración de principios, raíces señeras que los colocan al lado de bien común creando cuadros comprometidos. Construyendo donde se vuelva necesario, no sólo arrojando el ácido del odio en los espacios vulnerables, sino aportando ideas, proyectos, porque después de todo Cajeme es nuestra casa común y nadie quisiera verla en ruinas.

    Esas y otras premisas han marcado el fracaso de partidos que tradicionalmente fincan su accionar en exposiciones catastróficas, sin aportar propuestas cuando no son Gobierno. Asimismo, otro error estructural es comenzar a trabajar al cuarto para las doce de las elecciones, cuando las trillas electorales han comenzado, tocándoles solamente, por tan sencilla razón, la quema de la gavilla…

    Por eso se vuelve necesario tener proyectos. Manejar estrategias claves. Dedicarle tiempo y constancia a la siembra de ideales. Ser propositivos y aprender a construir antes que destruir, porque esto –el pueblo lo sabe bien-, cualquiera lo hace. Pero, fundamentalmente, estar convencidos de la ideología que se profesa y de los objetivos que se persiguen, no solamente bajo el estigma de las ambiciones personales.

    Inevitablemente debe reconocerse que, contra viento y marea, contra pasado y presente negativos, ahí está el PRI en Sonora y en Cajeme, con numerosos activos de donde escoger para los comicios venideros, de tal manera que actualmente procede a realizar mediciones para el senado, entre Rogelio Díaz Brown, Faustino Félix Chávez, Maloro Acosta, Eduardo Bours, Miguel Ernesto Pompa Corella, Ricardo Bours, Miguel Ángel Murillo, Adrián Manjarrez, María del Rosario Oroz.

    En el caso de la alcaldía de Cajeme destacan priístas de probada trayectoria como Denisse Navarro Leyva, Emeterio Ochoa Bazúa, Kiki Díaz Brown, Armando Alcalá, Raúl Ayala González, Abel Murrieta.

    Para que aparezcan en las boletas por la diputación federal sopesan el perfil humano y social del actual secretario de Imagen Urbana del Ayuntamiento, Marcelo Calderoni Obregón; los diputados locales Omar Guillén, Brenda Jaime y Faly Buelna.

    Y en lo referente a legisladores locales, colocan en la balanza de las preferencias partidarias y populares a José Guerra Fourcade, Regino Angulo Rodríguez, Rolando Cruz Morales, Mario Alberto Guerra, Alida María Parada, Ramón de Jesús Villegas, Cristóbal Blancas Virgen, Martha Luz Parada, Manuel Montaño, Andrés Rico Pérez, Lourdes Portela…

    Es decir, el PRI tiene de dónde escoger, y de acuerdo a los designios de los tiempos y las circunstancias, el tricolor sólo podría ser vencido y debilitado por las ambiciones de sus caudillos…

    Esto lo sabe bien y lo toma en cuenta, Gilberto Gutiérrez Sánchez.

    Le saludo, lector.