Optimismo ignorante

    68
    0

    Irrita sobremanera el optimismo desbordante del presidente Andrés Manuel López Obrador frente a las 52 mil defunciones a causa del Covid-19; miles de empresas cerradas; millones de empleos perdidos y una crisis histórica integral de la cual él cree que México saldrá en un dos por tres. 

    Creer que en menos de seis meses México saldrá de la crisis queda en el ámbito de una fantasía idiota de quien ignora que la debacle de la Gran Depresión de los años 30, mantuvo efectos durante varios años y sumió a millones en la pobreza, cuando además, la actual problemática es mucho más profunda. 

    No creemos que López Obrador mienta a conciencia a los mexicanos con sus cifras alegres, ya que más bien se trata de una conducta de quien vive una realidad aparte e ignora la realidad que vivimos los mexicanos que presenciamos a familiares, amigos y conocidos sufrir los efectos del Covid-19 y a algunos sucumbir víctimas de la pandemia. 

    Y junto con pegado, la incertidumbre de millones que sufren desde hace meses drástica reducción de ingresos, con ahorros agotados, repletas las tarjetas de crédito, sin empleo o semiparalizada la pequeña o mediana empresa, en un contexto de aguda crisis, cuyos efectos no se palian con el optimismo presidencial ni con mensajes esperanzadores. 

    Y eso que se aplanó la curva

    Nunca como en estos tiempos, las perspectivas de los mexicanos han lucido tan tenebrosas con los peores pronósticos cumplidos, muy por debajo de los optimistas cálculos del presidente y de sus subalternos en materia económica, de salud y de seguridad pública y frente a la debacle, ahí está el discurso de López Obrador que asegura que se equivocaron quienes creían que nos iba ir muy mal. 

    Miren, sumando las víctimas del Covid-19 y los homicidios dolosos, son más de 110 mil muertos desde el 1 de diciembre del 2018, y contando, mientras que en materia económica, y antes de la crisis sanitaria, ya el decremento superaba el -1 uno por ciento y actualmente la tendencia es que para fines de año andaremos en un desplome del hasta el -8 por ciento. 

    En función de los resultados, es evidente el fracaso de las estrategias para combatir el crimen organizado y la pandemia y aun así el presidente derrocha demencial optimismo y se mantiene montado en su macho porque una de sus fantasías es que en ambas disciplinas México es un ejemplo mundial y digno de ser imitado, y por supuesto, como nos va tan bien, se niega a modificarlas. 

    En el aspecto económico, la estrategia del gobierno federal pasará a la historia como el responsable de la ruina de millones de mexicanos, ya que contrario a elemental sentido común frente a la paralización de las actividades productivas; desastres que paralizan a la planta laboral y caída del empleo, es sistemático el rechazo de López Obrador de entrar al quite mediante programas financieros de blindaje para pequeñas y medianas empresas, que son las que generan el mayor número de empleos en el país. 

    Saldo fatal de la 4T

    López Obrador se ha concretado en dispersar miles de millones de pesos a través de sus programas asistenciales que sólo permiten una precaria subsistencia del consumo y que al igual que las remesas de dólares que envían paisanos de Estados Unidos a sus familias en México y que para acabarla de fregar las alardea como si fueran un logro de la 4T, a pesar de que esos envíos son la respuesta solidaria ante la ruina a la que han llevado al país. 

    Los gobiernos de todos los países han puesto en marcha diversos programas presupuestales en respaldo a la reactivación económica, el empleo y dar la pelea al Covid-19, a través de estímulos fiscales, suspensión de inversión en proyectos no prioritarios, mientras que en México, absolutamente nada, a pesar de que se prevé que al menos 500 mil empresas liquidarán operaciones por incosteables. 

    Frente a esta realidad, sabe en qué fundamente su optimismo López Obrador, quien además se da el lujo de mofarse, de irrespetar a miles de muertos por la pandemia al responder con tono de burla, que no usará cubre boca hasta que no haya corrupción, para después salir con la estupidez de anunciar un minuto de silencio diario en honor a las víctimas, así como otro de aplausos para trabajadores de la salud, como si con eso pudiera eludir responsabilidades. 

    En fin, desde abril pasado y ahora ante la peor contracción económica de la historia, resultan cada vez más chocantes expresiones como “Ya vamos saliendo, soy optimista; la caída económica no va a significar caída en la calidad de vida de los mexicanos; lo peor ya pasó y nos estábamos recuperando; ya estamos repuntando, la curva se aplanó y vamos de salida”, entre otras fantasías de un presidente empecinado en ver todo color de rosa, mientras lo mexicanos somos mantenidos en una gran burbuja negra denominada 4T e inflada por su corrupta incompetencia. 

    Si, a pesar del rechazo de López Obrador

    A propósito de dislates presidenciales, resulta inconcebible que no haya nada que convenza al presidente a utilizar el cubre bocas, prenda reconocida a nivel mundial como defensa básica para mitigar la expansión de la pandemia y cuyo rechazo por parte de López Obrador ya se convirtió en emblema de su infantilismo e irresponsabilidad. 

    Afortunadamente también en dicha materia se está quedando solo e incluso sus más cercanos colaboradores procuran usarlo siempre y cuando él no esté presente, destacando que en su reunión con los yaquis en Vicam, todos los integrantes de las autoridades tradicionales de la etnia lucieron sus cubre bocas y que bueno, porque en un descuido y se contagian por los irresponsables queda bien con su jefe. 

    Al respecto, excelente la campaña #YoUsoCubrebocas impulsada por jóvenes en Hermosillo y que fue lanzada este fin de semana con el respaldo de la gobernadora Claudia Pavlovich y la alcaldesa Célida López Cárdenas y que será promovida entre toda la población. 

    La propuesta es del joven Abraham Mora Sierra y se trata de fomentar la importancia del uso de esa prenda con el fin de mitigar la expansión de la pandemia, junto a otras medidas preventivas, como lo son el lavado frecuente de manos, uso de gel antibacterial, guardar la sana distancia y evitar aglomeraciones de personas, principalmente entre los jóvenes que ya registra un 20 por ciento del total de contagios confirmados y son fuente de contagio en sectores más vulnerables. 

    Lanzan campaña para impulsar el uso del cubre boca en Hermosillo

    Es que diversos estudios muestran que las personas de entre 10 y 29 años son más probables de contagiar el virus ya que en muchos casos son asintomáticos, y ya que los jóvenes representan el 33 por ciento del emprendimiento en México, son quienes más salen todos los días fuera de sus casas a trabajar, por lo que es sumamente importante protegerse para evitar llevar el virus a sus hogares, con los consecuentes riesgos para el resto de la familia. 

    Así las cosas, contrario a la actitud y rechazo estúpido de López Obrador, el uso del cubre bocas es intensamente promovido y resulta gratificante observar que tiende a generalizarse por iniciativas de esta naturaleza, y más que como bien lo dijo la gobernadora en el evento, es a través de un mensaje sin compromisos ni prejuicios, y tiene siempre un interés genuino por crear conciencia de cómo protegerse a sí mismos y a los demás. 

    Por otra parte, sin que trascendieran aquellas encarnizadas disputas tribales del reciente pasado, este sábado el Partido de la Revolución Democrática en Sonora tuvo elección y sin mayores conflictos ya tiene nueva Dirección Estatal Ejecutiva, así como de la Mesa Directiva del Consejo Estatal. 

    El nuevo dirigente estatal del PRD es Joel Francisco Ramírez Bobadilla, un joven al que en los tiempos prepandemia veíamos con frecuencia en el Congreso del Estado, como parte del cuerpo de colaboradores de legisladores de ese partido cuando tenían representación en la legislatura, y luego como adscrito a alguna área de la Cámara de Diputados, además de ser el representante propietario del PRD ante el Instituto Estatal Electoral de Sonora. 

    Nueva dirigencia del PRD en Sonora

    Iliana Guadalupe Rodríguez Ozuna va como su segunda de a bordo como Secretaria General y por lo que sabemos de ella, deberá ser una muy buena pieza en el engranaje perredista dada su capacidad de chamba desde que la tratamos cuando manejaba el área de comunicación social del PRD en el Congreso y luego por otras posiciones en la estructura perredista y sus activismos sociales siempre del lado de ese partido. 

    Como decíamos, el relevo fue sin aspavientos quizás porque los que los hacían emigraron a MORENA, pero lo firme es que en ese X Consejo Estatal también se eligieron Rene Noriega Gómez, Secretario de Asuntos Electorales; a Alma Higuera Esquer, Secretaria de Equidad de Género; José López Armenta, Secretario de Organización; Damaris Ponce Velásquez, Secretaria de Comunicación, y a Efraín Sandoval como Secretario de asuntos de Gobierno y Legislativos. 

    Llevado a cabo de manera virtual, en el consejo también fueron electos los integrantes de la Mesa Directiva del Consejo Estatal, quedando el relevado de la dirigencia, Miguel Ángel Armenta Ramírez, como Presidente; Romeo Monteverde Estrella, Vicepresidente, y Mirna Salido Soto, Secretaria. 

    Powered by WPeMatico